Eduardo Jordá destaca el valor del "impulso misterioso" que anima a empezar a escribir para contar una historia

Eduardo Jordá en los cursos de verano de la UNIA
UNIA
Publicado 11/07/2018 16:12:03CET

LA RÁBIDA (HUELVA), 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

El escritor Eduardo Jordá ha destacado este miércoles durante su ponencia en el seminario 'Escritura de novela' dentro de los cursos de verano de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) en su sede de La Rábida (Huelva) el valor del "impulso misterioso" que anima a empezar a escribir para contar una historia.

Durante su ponencia, Jordá ha destacado que "cuando empezamos a escribir una historia, podemos partir de mil cosas que hemos soñado o imaginado y no sabemos de dónde viene el estímulo misterioso que nos lleva a contar esa historia, pero de pronto sentimos el impulso interior".

En su opinión, existe un patrón variable que puede apreciarse en obras como 'El señor de los anillos', 'El Padrino' o en el Evangelio, pero ha defendido que un elemento crucial a la hora de escribir una novela pasa por escoger a los protagonistas, un elemento crucial a la hora de escribir novela.

"En muchas historias hay un héroe y se sigue un esquema que dice que hay un personaje que vive en un mundo ordinario y de pronto, por una serie de avatares de la historia, recibe la orden de llevar a cabo una empresa ante la que se encuentra con una serie de obstáculos", ha explicado Jordá, que ha aludido a un esquema habitual de tres dificultades en la que "al principio el héroe se muestra reacio a llevar a cabo la empresa", pero con posterioridad se involucra por una serie de circunstancias se involucra para terminar "siendo una persona diferente y cambiada".

En cuanto a la realidad, el escritor ha afirmado que es "inenarrable", ya que no tiene principio ni fin. "No hay nudo y desenlace, no hay nadie que la estructure y que le ponga un final porque en la realidad todo sucede de una forma caótica, amorfa e indescriptible", ha asegurado antes de señalar que el escritor debe seleccionar un periodo concreto y hacer el esquema necesario para elaborar la novela.

Para concluir, ha destacado la necesidad de pensar a quien va a ir dirigida la historia, el narrador que se va a emplear, el toque que va a tener dependiendo del estilo y la experiencia del autor y después tomar el resto de las decisiones estratégicas, como los nombres o lo los obstáculos que van a superar.