Los embalses de la provincia de Huelva, al 69,5% de su capacidad tras más de cuatro meses sin llover

El embalse del Jarrama, en la provincia de Huelva
EUROPA PRESS/JUNTA
Publicado 01/10/2017 11:13:34CET

HUELVA, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

La falta de lluvia en los últimos cuatro meses en la provincia de Huelva, prácticamente desde final de primavera, han hecho descender los niveles de volumen de agua acumulada en los embalses de las cuencas del Chanza-Tinto-Odiel-Piedras, al 69,5 por ciento con 792,19 hectómetros cúbicos.

Estos embalses, gestionadas por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, tienen una capacidad de 1.138,92 hectómetros cúbicos y la lluvia acumulada desde octubre de 2016 asciende a 797,44 hectómetros en el total de la cuenca.

Según los datos consultados por Europa Press y facilitados por la Delegación de Medio Ambiente en Huelva, el volumen actual es parecido a las cifras que se manejaban al final del pasado verano, que también fue muy seco, alcanzando los 768,65 hectómetros cúbicos.

No obstante, durante el invierno y en varias ocasiones, tras días de fuertes lluvias, cabe recordar que seis de estos ocho embalses --menos el del Andévalo y Chanza, que son los más grandes-- aliviaron agua porque han llegado al cien por cien de su capacidad.

De media, el que más lleno se encuentra, teniendo en cuenta su capacidad de 29 hectómetros cúbicos es el de Sotiel Olivargas, al 93,75 por ciento, seguido por el del Andévalo, que es el más grande de la provincia, con una capacidad de 634,40 hectómetros, teniendo embalsada 512,94. El del Corumbel Bajo --del que se deriva el abastecimiento de boca de la práctica totalidad del Condado de Huelva--, está 70,51 por ciento, y el del Jarrama, al 76,96, mientras que el segundo más grande, el del Chanza, está al 51,05 por ciento.

En la última semana, los hectómetros cúbicos en estos embalses han descendido, pasando de 799,15 a los 792,19, no obstante respecto al pasado año en estas mismas fechas, los embalses acumulaban hasta 768,65 hectómetros cúbicos, un tres por ciento menos que en la actualidad.