Experta en acoso advierte a los padres sobre su responsabilidad en los actos de sus hijos en Internet

 

Experta en acoso advierte a los padres sobre su responsabilidad en los actos de sus hijos en Internet

Esther Arén en los cursos de verano de la UNIA en La Rábida
EUROPA PRESS/UNIA
Publicado 10/07/2017 14:07:50CET

HUELVA, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

Esther Arén Vidal, especialista en acoso y ciberbullying del Cuerpo Nacional de Policía, ha destacado este lunes la responsabilidad de los progenitores en los actos de sus hijos en Internet en el marco de los cursos de verano de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) que se celebran esta semana en La Rábida (Huelva).

La experta ha incidido en la fragilidad de los menores en el ciberespacio: "Están muy expuestos en las redes sociales: hay peligros como pederastas o una huella digital que les perjudique para siempre". Asimismo ha hecho referencia a otros graves riesgos ligados al desconocimiento: "Los menores pueden cometer delitos sin saberlo o ser víctimas sin saber qué hacer para solucionarlo".

Asimismo ha defendido la necesidad de involucrar los padres en las actividades de sus hijos en Internet: "Las redes sociales no son peligrosas pero sí muy poderosas y los padres, que son los que ejercen la patria potestad, deben ser conscientes y no dejarlos sin control". No obstante, es una problemática que atañe a un amplio número de grupos, por lo que ha apostado por abordarlo "de manera multidisciplinar" con la participación de sociólogos, psicólogos, policías, etc.

Aunque posteriormente ha vuelto a incidir no ya en la obligación como padres sino también en su responsabilidad de cara a la justicia: "La edad penal es a partir de 14 años, con menos ese menor es inimputable y por tanto los padres responden penalmente de lo que hacen sus hijos. Algunos se sorprenden cuando reciben un escrito de la fiscalía de menores".

Esther Arén ha querido poner su propio caso como madre: "Mi hijo tiene 12 años y no le dejo tener una red social, es el único de su clase. Los padres han de ser conscientes de cuándo sus hijos son lo suficiente maduros para tener un móvil y no dejarse llevar por un límite de edad. Nadie mejor que ellos pueden saberlo".

No obstante, también ha advertido sobre el daño de las redes sociales no ya a menores, sino también a adultos: "Hoy día si no estás en una red social estás muerto profesionalmente. Tu actuación en las redes y todo aquello que publicas puede privarte de oportunidades laborales para toda tu vida porque pierdes el control sobre aquello que subes a Internet".

Finalmente, ha hecho especial incidencia en temas de formación: "Educar es la principal vía porque los padres no siempre van a estar ahí. Hay formas de ayudar y prevenir sin que parezca que sea un control férreo sobre los hijos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies