Fiscalía pide tres años de cárcel y 12.000 euros a un joven por espiar en el baño a una menor de 17 años en Huelva

Publicado 09/04/2018 17:36:10CET

HUELVA, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Penal número 3 de Huelva, a partir de las 10,40 horas, juzgará el próximo jueves a un joven acusado de un delito continuado de descubrimiento y revelación de secretos por presuntamente espiar y grabar con un teléfono móvil a una menor de 17 años, a través de la rejilla que daba a su cuarto de baño con el ánimo de satisfacer su libido sexual. Por estos hechos, Fiscalía le pide tres años de prisión y más de 12.000 euros de multa.

Según reza en el escrito de acusación, al que ha tenido acceso Europa Press, los hechos ocurrieron entre el mes de octubre y diciembre de 2014, cumpliendo el acusado los 18 años a finales de ese mes de octubre mientras que la víctima, que en la actualidad es mayor de edad, seguía siendo menor en aquellas fechas.

El fiscal señala que todo ocurrió en el domicilio de ésta, en Huelva capital, a través de la rejilla que daba al cuarto de baño de la menor, por donde, con el ánimo de satisfacer su libido sexual, la visualizó en numerosas ocasiones mientras la misma se duchaba desnuda sin su consentimiento ni conocimiento.

Para ello utilizaba su teléfono móvil, que enfocaba por dicha rejilla hacia el interior de la ducha donde se encontraba la menor. El acusado, al ser descubierto el 17 de diciembre por la joven, le facilitó voluntariamente a la misma su ordenador y su teléfono con el objeto de que pudiera analizarlos y comprobar su contenido .

Solo consta que el acusado, además de visualizar a la menor desnuda, la grabara en tres ocasiones, grabaciones que conservaba en una tarjeta de memoria. Como consecuencia de los hechos, la menor ha sufrido un trastorno adaptativo agudo.

De cara al juicio oral concurre la circunstancia analógica de confesión y el fiscal solicita para él la pena de cárcel, la multa, así como la prohibición de aproximación a una distancia no inferior a 100 metros de la joven, de su domicilio, lugar donde estudie o trabaje y cualquier otro que frecuenten y prohibición de comunicación con la misma por tiempo de cinco años. Además, como responsabilidad civil, la Fiscalía le pide una indemnización de 1.100 euros por el daño moral ocasionado a la joven.

De igual manera, el fiscal ha procedido la inhibición a la Fiscalía de Menores por los hechos ocurridos entre el 6 y 9 de octubre, constitutivos de los delitos de utilización de menor con fines pornográficos y exhibicionistas y/o para la elaboración de pornografía infantil, toda vez que de una de las periciales se deduce que las grabaciones fueron realizadas en esos días de octubre de 2014 habiendo cumplido el acusado 18 años a finales de ese mes.