El Gobierno reparte en la provincia de Huelva unos 668.500 kilos de alimentos entre 25.677 familias desfavorecidas

Reparto de ayuda alimentaria
SUBDELEGACIÓN DEL GOBIERNO EN HUELVA
Publicado 31/03/2018 13:09:39CET

HUELVA, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de España ha distribuido cerca de 668.500 kilos de alimentos entre 25.677 familias desfavorecidas de la provincia de Huelva, a través del Programa de Ayuda Alimentaria, un plan financiado con fondos europeos y de la propia Administración central y que impulsa el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Mapama), a través del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA).

Estas toneladas de alimentos forman parte de la tercera y última de las tres fases del Programa de Ayuda Alimentaria 2017, una iniciativa que desarrolla cada año el Gobierno central y que tiene como objetivo contribuir a promover la cohesión social, reforzar la inclusión social y llegar a alcanzar el objetivo de erradicar la pobreza, según ha informado la Subdelegación del Gobierno en un comunicado.

Estos 668.500 kilos de productos de primera necesidad suponen una inversión de casi 726.200 euros que están cofinanciados en un 85 por ciento por el Fondo de Ayuda Europea para las Personas más Desfavorecidas (FEAD), y en un 15 por ciento por el Gobierno a través de los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

La subdelegada del Gobierno de España en Huelva, Asunción Grávalos, ha resaltado la labor que lleva a cabo tanto el Banco de Alimentos como Cruz Roja para el "correcto desarrollo" de este programa, ya que, "a través de sus centros de almacenamiento y distribución, se reparten los alimentos que reciben del FEGA entre las 109 asociaciones de la provincia que, a su vez, los hacen llegar directamente a las personas que lo necesitan".

"La tarea que desempeñan los voluntarios del Banco de Alimentos, de Cruz Roja y de estos 109 colectivos sociales merece el reconocimiento y el aplauso de todos los onubenses", ha subrayado Grávalos, tras valorar el "extraordinario compromiso social" de todas estas organizaciones "que están siempre cerca de quienes necesitan de su ayuda para salir adelante".

Los alimentos se distribuyen de forma gratuita entre las personas más desfavorecidas, es decir, a los individuos, familias, hogares o grupos que se encuentran en situación de pobreza económica, así como las personas sin hogar y otras en situación de especial vulnerabilidad social. Esta circunstancia se determina mediante informes de los servicios sociales públicos o por trabajadores sociales o profesionales de las organizaciones participantes en el programa y que realicen funciones asimiladas.

En cuanto al tipo de alimentos, son de carácter básico, de larga duración y de fácil transporte y almacenamiento. En concreto, la cesta de alimentos la componen un total de 16 productos como arroz blanco, garbanzos cocidos, leche entera aceite de oliva, conservas de atún, pasta alimenticia, tomate frito en conserva, crema de verduras, galletas, judías verdes en conserva, fruta en conserva en almíbar ligero, caco soluble, tarritos infantiles de fruta y de pollo, cereales infantiles, leche de continuación en polvo y conserva de sardina en aceite vegetal.

1.760.000 KILOS EN LAS TRES FASES

En las tres fases del Programa de Ayuda Alimentaria 2017, el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha enviado a la provincia de Huelva más de 1.760.000 kilos de alimentos para las personas más desfavorecidas. Así, a los 668.500 kilos de esta tercera y última fase, hay que sumar los 471.600 kilos distribuidos el pasado mes de julio y los 624.500 kilos repartidos en octubre.

El Programa de Ayuda Alimentaria a las personas más desfavorecidas se inició a finales de los años ochenta como consecuencia de las olas de frío que azotaron Europa, afectando profundamente a la población más vulnerables y con menos recursos. Debido a ello, la Comisión Europea decidió hacer uso de los productos almacenados, consecuencia de las medidas de intervención de la Política Agraria Común, en los organismos de intervención de los Estados miembros, para transformarlos en alimentos destinados a las capas más desfavorecidas de la sociedad.

En España, el Ministerio de Agricultura, a través del FEGA, ha venido implementando los planes de ayuda alimentaria desde el año 1987 de forma ininterrumpida.