CCOO ve "muy grave" que el Gobierno "no aporte información" sobre el proceso de demolición del Manuel Lois

Actualizado 20/05/2008 15:49:42 CET

HUELVA, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Salud Laboral de CCOO en Huelva, Francisco Domínguez, consideró hoy "muy grave" que la Tesorería de la Seguridad Social "no aporte información" sobre el proceso de demolición del edificio que albergaba el antiguo hospital Manuel Lois de la capital onubense, considerando que esta información "es de vital importancia, porque afecta a la salud de los trabajadores y de la ciudadanía en general".

En un comunicado de prensa, Domínguez subrayó que "la falta de transparencia" por parte de la Tesorería de la Seguridad Social --propietaria del edificio--, "que no ha dado respuesta a un escrito del sindicato solicitando información sobre el proyecto de demolición y la existencia de amianto, suscita dudas respecto a la inocuidad de las acciones que se están realizando para la demolición del antiguo hospital".

En este sentido, el dirigente sindical aseveró que "hace más de un año" que solicitó a la tesorería que aportara los datos sobre el proyecto de demolición y desescombro, las medidas para detectar y descartar la existencia de amianto antes de iniciar la demolición, el plan concreto para intervenir en las zonas con amianto y las medidas para comprobar si en los escombros de la parte demolida existe este mineral "altamente cancerígeno".

Además, y según recordó Domínguez, CCOO demandó la inclusión de la empresa concesionaria de las obras en el Registro de Empresas con Riesgo de Amianto, subrayando en este punto que, "tras meses en los que la obra ha estado paralizada tras la detección de amianto en el edificio, el sindicato no ha recibido ninguna respuesta de la tesorería".

El sindicalista indicó que CCOO inició las averiguaciones respecto a las obras por las quejas de los trabajadores del Distrito Sanitario Huelva-Costa, que permanece en una parte del edificio que se mantendrá, junto con el Centro Provincial de Drogodependencia y el 061, que tiene subcontratada a la empresa MKPlan para la teleatención, y señaló que estos trabajadores "protestaban por el ruido, las vibraciones y el polvo que generaba la demolición".

Domínguez informó de que, a raíz de todo ello, CCOO inició una serie de averiguaciones "que le llevaron a sospechar de la existencia de amianto en el edificio", y aseguró que, "finalmente, los temores se confirmaron con la paralización de las obras por la detección de amianto".

Ante esta situación, exigió a la autoridad laboral que "tome cartas en el asunto y fuerce a la tesorería a dar una respuesta que garantice la salud y la integridad de los trabajadores que participan en la demolición, de los empleados de los servicios sanitarios próximos y de la ciudadanía que puede verse afectada por este material altamente peligroso".

Rafael Catalá

Rafael Catalá

Ministro de Justicia

28/11/2017

Patrocinado por

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies