Ecologistas piden al Gobierno que se oponga al actual trazado del puente que unirá El Granado con Portugal

Actualizado 11/05/2006 19:55:52 CET

HUELVA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

Ecologistas en Acción solicitó hoy al Gobierno español que deniegue la solicitud de concesión del espacio marítimo-terrestre y recomiende a la Diputación de Huelva una alternativa al puente que unirá El Granado con Mértola (Portugal), que utilice el coronamiento de la presa del Chanza y el actual trazado de la carretera.

La organización informó en un comunicado remitido a Europa Press de que ha presentado alegaciones al proyecto de la Diputación ante la Jefatura Provincial de Costas porque, aunque "siempre ha apoyado el enlace terrestre entre el Andévalo y el Cóncelho de Mértola, apuesta por que se aproveche la existencia del paso sobre el embalse del Chanza y la carretera que lo comunicaba con la localidad de El Granado".

En este sentido, Ecologistas en Acción reconoció "no entender por qué no se adoptó esta solución en su momento, cuando sólo requería labores de acondicionamiento de la carretera y del propio paso ya existente" y añadió que en la documentación sobre el proyecto actual publicada, "se demuestra que el rechazo a esta opción por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadiana nunca estuvo fundamentado".

Para la organización, "esta opción sigue pareciendo la más rápida, lógica y de menor impacto, por lo que la propuesta de la Diputación resulta inentendible, dado el impacto ambiental y el desmesurado costo público que exige".

Según explicó, "tanto el puente internacional proyectado, como los accesos previstos desde España, se encuentran situados en dos espacios que han sido propuestos por España como Lugares de Interés Comunitario (LIC) para su incorporación a la Red Natura 2000: Los denominados Andévalo Occidental y Río Guadiana y Ribera de Chanza".

Ecologistas en Acción añadió que ambos espacios "constituyen hábitats protegidos por la Directiva de Hábitats 92/43/CEE, resultando en ambos casos de importancia para determinadas especies de peces contenidos en la misma y, en el primero de ellos, específicamente para el lince ibérico y el águila imperial".

Por ello, consideró que "plantearse usar fondos europeos para proyectos que dañan hábitats para cuya defensa se emplean a su vez otros fondos europeos resulta absurdo" y destacó que el tramo de carretera proyectado deberá discurrir junto a la orilla del río Guadiana donde, debido a las características orográficas del terreno --una zona rocosa y de gran pendiente--, "será necesaria la ejecución de una gran cantidad de desmontes y terraplenes que ocasionarán un enorme movimiento de tierras y rocas que, sin duda, afectará al propio río, conllevará un importante destrozo de flora y fauna y generará un irremediable impacto paisajístico".

A su juicio, "en una provincia en la que se está dando una expansión urbanística desenfrenada y una irracional e insostenible ocupación del suelo por la industria del ladrillo, sólo explicable por la existencia de redes de delincuencia urbanística como la recientemente desmantelada en Marbella, existe un gran riesgo de especulación inmobiliaria en las orillas del Guadiana, cuyas muestras son evidentes en el municipio de Ayamonte con el macroproyecto de Puente Essury, entre otros".

Además, añadió que "ha habido recientes movimientos de esta índole (Guadiana Paradise) también en El Granado", por lo que insistió en que "no ayuda a despejar sospechas el nuevo trazado propuesto para esta carretera y la generosidad de algunos propietarios que ceden sus terrenos para su construcción".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies