Junta permite la captura de coquinas en la zona de Matalascañas tras comprobar la bajada de las toxinas

 

Junta permite la captura de coquinas en la zona de Matalascañas tras comprobar la bajada de las toxinas

Actualizado 08/08/2008 14:19:07 CET

HUELVA, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Delegación Provincial de Agricultura y Pesca de la Junta en Huelva levantó hoy la prohibición de capturar coquinas en la zona de producción que comprende desde la Torre del Loro hasta el final de la playa de Matalascañas, en el término municipal de Almonte (Huelva), tras detectar el Laboratorio de Control de Calidad de los Recursos Pesqueros de la Junta de Andalucía que se han normalizado los niveles de toxinas D.S.P. presentes en los bivalvos en este área.

Con la apertura dictada hoy, el litoral dispone ya de dos zonas aptas para la captura de coquinas, tras estar prohibido el marisqueo de esta especie en toda la costa de Huelva desde el 23 de julio por encontrarse afectada por bacterias E. Coli o toxinas D.S.P., perjudiciales para la salud humana, según explicó la Junta en un comunicado.

En estos momentos, sigue prohibida la captura de coquinas por niveles de toxinas superiores a los permitidos en la barra del Terrón, la desembocadura del Piedras, Punta Umbría, Mazagón y la zona marítima de Doñana. Para el resto de especies están abiertas al marisqueo las 12 zonas de producción de la costa onubense, excepto el río Carreras y la desembocadura del Piedras, afectadas también por D.S.P. y E. Coli.

Tanto las toxinas D.S.P. como las bacterias E. Coli pueden causar problemas gastrointestinales. Las primeras se generan en los bivalvos de forma natural cuando consumen un determinado tipo de microalga, mientras que las segundas se producen por la influencia de desechos urbanos.

El Laboratorio de Control de Calidad de los Recursos Pesqueros de la Junta realiza análisis de forma continua tanto de las aguas como de los moluscos para comprobar si contienen sustancias nocivas para el consumo humano, con la finalidad de velar por la salud pública. De la misma forma, las prohibiciones se levantan en cuanto se comprueba que los animales se encuentran en óptimas condiciones de salubridad.

El marisqueo está prohibido sin contar con la preceptiva licencia, con objeto de promover la conservación de los recursos marinos y salvaguardar los intereses de los pescadores. La normativa recoge sanciones cuya cuantía oscila entre los 301 y los 60.000 euros para las personas que capturen tanto coquinas como otros bivalvos sin autorización.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies