Huelva.- Trabajadores del Ayuntamiento de Riotinto no descartan una huelga por el retraso "continuo" en las nóminas

Actualizado 02/02/2006 17:09:10 CET

RIOTINTO (HUELVA), 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La plantilla de funcionarios y trabajadores laborales del Ayuntamiento de Riotinto (Huelva) no descarta secundar una huelga y llevar a cabo medidas de presión ante la situación de "retraso continuo en el pago de sus nóminas" que padecen desde hace "mucho tiempo".

En declaraciones a Europa Press, el secretario general de la Federación de Servicios Públicos (FSP) del sindicato UGT de Huelva, Juan Gómez, explicó que la situación de este grupo es un "mal endémico" de estos trabajadores que sufren una "demora continua en el pago de las nóminas y otras retribuciones".

Por ello, anunció que los trabajadores "ya no pueden aguantar más y están dispuestos a ejercer cualquier medida de presión, como concentraciones, movilizaciones, asistir a los plenos e incluso secundar una huelga por los problemas que están sufriendo ante el retraso continuo en el pago de sus salarios".

Para Gómez, el de Riotinto es un "mal endémico de las administraciones locales que no cuentan con presupuestos ni recursos para asumir los mínimos servicios que deben prestar a los ciudadanos, por lo que son entes deficitarios".

En este sentido, consideró que las administraciones, desde la Diputación al Gobierno, pasando por la Junta, "deben poner sus empeños en reconocer la realidad de estos municipios porque sus alcaldes se ven incapacitados para cumplir su compromiso con sus propios trabajadores porque no tiene recursos para dar solución a problemas como los de estos trabajadores".

En el caso de Riotinto, el secretario general de la FSP de UGT resaltó que "no tiene suelo ni patrimonio por su PGOU, con lo que los problemas se hacen aún más grave y la escasez de recursos mayor".

Gómez anunció que el próximo lunes mantendrá, junto al secretario general de UGT en Huelva, Jorge Puente, una reunión con el alcalde de Riotinto, José Manuel Delgado (PSOE), para "tratar de dar una solución al problema que los trabajadores municipales arrastran desde hace mucho tiempo".