El impacto económico de las empresas de Aiqbe supera en 2017 los 1.900 millones y mantiene 9.558 empleos

Presentan la memoria de la Aiqbe en Huelva y asiste Susana Díaz.
EUROPA PRESS/A.PÉREZ
Publicado 12/07/2018 13:26:23CET

Las empresas asociadas realizaron en 2017 inversiones por valor de 253,4 millones, un 33,6% más que el año anterior

HUELVA, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las empresas que forman parte de la Asociación de Industrias Químicas, Básicas y Energéticas de Huelva (Aiqbe) generaron en 2017 un impacto económico de 1.956 millones de euros en la provincia, como consecuencia, principalmente, de la adquisición de bienes y servicios a las empresas auxiliares onubenses y del gasto relacionado con las rentas salariales. Además, el dinamismo aportado por estas compañías a la economía provincial se ve también reflejado en las cifras de empleo, que alcanzaron las 9.558 personas, entre empleos directos, indirectos e inducidos.

Ha sido el presidente de la Aiqbe, José Antonio Agüera, en presencia de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y del alcalde de la ciudad, Gabriel Cruz, quien ha ofrecido estos datos este jueves durante la presentación de la memoria de la Asociación de Industrias Químicas, Básicas y Energéticas de Huelva (Aiqbe) del ejercicio 2017 en la Federación Onubense de Empresarios.

En total, la producción industrial de las empresas integrantes de AIQBE alcanzó el pasado año un valor de 8.431 millones de euros, lo que supone un incremento del 2,6 por ciento respecto al año anterior, y que generaron unos ingresos totales de explotación de 11.145 millones. Estas cifras arrojaron un ebitda de 1.429 millones de euros, más del doble que el obtenido en 2016.

Por sectores, la mayor parte de esta cifra correspondió a las actividades de refino de petróleo, regasificación de GNL y almacenamiento y transporte de combustibles, con el 59,7 por ciento del total, seguidas de la metalurgia del cobre, con el 20,6 por ciento, y los productos químicos básicos, con el 15,7 por ciento. Los fertilizantes y la generación eléctrica concentraron un dos por ciento de este valor cada uno. Esta producción se comercializó en gran medida fuera de Andalucía, en otros puntos del territorio nacional, un 42 por ciento del total, y el extranjero, un 30 por ciento.

Por otro lado el empleo se configura como uno de los principales indicadores de desarrollo económico. En este sentido, destacan los 2.175 empleos directos vinculados a las empresas de Aiqbe durante el año 2017, que se mantienen en términos similares a los del año anterior. Un empleo que, además, como viene siendo habitual en la industria onubense en los últimos años, se caracteriza por su estabilidad, con el 92 por ciento de los contratos de carácter indefinido, y su calidad, con un 58 por ciento de los trabajadores con estudios universitarios o de Formación Profesional de Grado Superior.

En total, han sido más de 120 millones de euros los invertidos por estas compañías en los salarios de sus empleados, además de la aportación a la Seguridad Social, cifrada en 30,5 millones de euros.

Por otra parte, las empresas que integran la asociación realizaron en 2017 inversiones por valor de 253,4 millones de euros, lo que supone un incremento del 33,6 por ciento respecto al ejercicio anterior y casi 64 millones de euros más. Con estas cifras, que muestran un crecimiento continuado desde 2014, las compañías asociadas a Aiqbe acumulan un total de 800 millones de euros invertidos en sus plantas en los últimos cinco años.

COMPORTAMIENTO MEDIOAMBIENTAL

El importante volumen de inversiones registradas en 2017, que inciden principalmente en la mejora del proceso productivo, protección ambiental y eficiencia energética en las plantas industriales de los socios de Aiqbe, ha tenido su impacto directo en la reducción de los valores asociados a vertidos y emisiones, de acuerdo con el compromiso de mejora continua de las empresas, que va más allá del cumplimiento de los límites legales establecidos. En el primer caso, estos han descendido desde los 7,47 a los 7,28 hectómetros cúbicos y, en relación con las emisiones de CO2 (Dióxido de carbono), estas se han reducido de las 3.452 kilotoneladas en 2016 a 3.234 en 2017.

Por otro lado, aunque ha aumentado la cantidad de residuos no peligrosos en el último año, estos han sido en un 97 por ciento reciclados o recuperados, por lo que la cantidad de residuos no reaprovechados es un siete por ciento menor que en 2016. La cantidad de residuos peligrosos generados se ha reducido, no obstante, en un seis por ciento en 2017. En este sentido, Agüera ha destacado que "el Polo Químico y el paraje natural Marismas del Odiel conviven con una salud excelente".

COMPROMISO SOCIAL

Tanto desde la asociación como desde las distintas compañías que la integran a nivel individual, se lleva a cabo anualmente en intenso programa en materia de Responsabilidad Social Corporativa, con actividades que repercuten en numerosos ámbitos de la vida de los onubenses: educación y formación, acciones sociales y de carácter asistencial, conservación del patrimonio, fomento del deporte y los hábitos saludables o culturales, como la colaboración con Ciudad de los Niños, el Festival de Cine y los premios Cepsa al valor social.

La educación y la formación son un elemento clave en el marco de las actividades desarrolladas por Aiqbe en este campo, destacando acciones como 'Un café con industria', en el que los jóvenes universitarios onubenses pueden tener un contacto más directo con el sector, conociendo de primera mano y en profundidad tanto su funcionamiento como la visión al respecto de sus profesionales.

Desde 2016, Aiqbe y sus asociados han apostado, además, por el impulso de la formación profesional dual. Así, la combinación de clases teóricas con formación en empresa, de mano de empleados con muchos años de experiencia, es una forma idónea de conseguir mejores profesionales para el futuro. La FP dual es una excelente herramienta para mejorar la empleabilidad de los jóvenes y, al mismo tiempo, para atender las necesidades reales del mercado laboral.

RELACIÓN CON LA UNIVERSIDAD

Igualmente importante es la estrecha relación de Aiqbe y sus empresas con la Universidad. Para avanzar, la industria depende en buena medida de la innovación y, para ello, la investigación es fundamental. Por eso, la colaboración público-privada entre universidades y empresas es una de las líneas maestras de la asociación.

Uno de los objetivos de la Cátedra Aiqbe, desarrollada junto a la Universidad de Huelva, es precisamente apoyar la investigación universitaria para que el conocimiento generado se transfiera al mundo de la empresa. Y a esta se suman, además, las distintas cátedras promovidas individualmente por asociados de la asociación tanto en la Universidad onubense como en la sede de La Rábida de la Universidad Internacional de Andalucía.

Aiqbe cuenta en la actualidad con 14 miembros, que juntas suman 15 plantas de producción en los términos municipales de Huelva y Palos de la Frontera y que conforman el núcleo más significativo de la actividad industrial andaluza y uno de los más importantes del país.