Investigados tres empleados de una explotación minera de Minas de Riotinto por robo de explosivos

Investigan a tres empleados de una mina de Riotinto por el ronbo de explosivos.
GUARDIA CIVIL
Actualizado 03/04/2018 12:50:57 CET

HUELVA, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil de Huelva está investigando a tres trabajadores de una explotación minera de la localidad de Minas de Riotinto --uno de ellos ha sido detenido-- por los presuntos delitos de sustracción, tenencia, depósito y tráfico de explosivos.

La operación denominada 'Antracita' se inició en enero con la detección de actividades irregulares por parte de personal de la citada explotación minera, ya que se tuvo conocimiento de la utilización de explosivos en la realización de unas obras particulares en una finca de la localidad de Santa Ana la Real, ha informado la Benemérita en una nota.

Este hecho motivó el comienzo de la investigación de la Guardia Civil, descubriéndose que se habían detraído explosivos de las actividades cotidianas de la mina.

Una vez constados los hechos y tras ser puestos en conocimiento de la Autoridad Judicial, registraron una finca propiedad del principal acusado y se incautaron de 1.864 gramos de sustancia explosiva --pentrita y TNT--, 23 detonadores y 530 metros de tubo de transmisión para voladuras.

Una vez intervenido y asegurado el material explosivo por personal especializado del Grupo de Desactivación de Explosivos de la Comandancia de Huelva fue puesto a disposición judicial, concretamente ante el Juzgado de Instrucción número 2 de Valverde del Camino, y se detuvo a este hombre.

Esta operación es fruto de las acciones de inteligencia enmarcadas dentro del Plan Integral para el Control de las Armas de Fuego (Picaf) de la Guardia Civil que, al ser el Cuerpo que a nivel nacional tiene encomendada en exclusiva la competencia sobre el control de las armas y explosivos, ejerce un control exhaustivo sobre las mismas, haciendo un seguimiento muy estrecho de este tipo de conductas ilegales.

Con la presente actuación se ha impedido que el explosivo incautado pudiera ser utilizado de forma irregular, así como su posible desvío al mercado negro, con las consecuencias imprevisibles y graves que ello puede traer consigo para la seguridad ciudadana.