La Junta se reunirá con el sector de la chirla este jueves y asegura que "agilizará todo lo posible" las ayudas

El delegado de Pesca en Huelva, Pedro Pascual Hernández.
EUROPA PRESS
Publicado 23/01/2018 15:23:10CET

HUELVA, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

El delegado territorial de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta en Huelva, Pedro Pascual Hernández, ha dejado clara este martes la "sensibilidad" de la Junta con el sector de la chirla, de manera que "agilizará todo lo posible" los trámites para que reciban las ayudas correspondientes debido al cierre del caladero para esta pesquería en el Golfo de Cádiz. Además, ha señalado que este jueves está previsto un encuentro con el sector en la Consejería del ramo en Sevilla para abordar esta situación.

Así lo ha puesto de manifiesto en declaraciones a los periodistas el delegado, que ha comparecido junto a la alcaldesa de Punta Umbría, la socialista Aurora Águedo, y los representantes del sector ante la puerta de la Delegación de Pesca, antes de reunirse con ellos y analizar la coyuntura actual.

En este sentido, ha reiterado que la orden de cierre se ejecuta porque "la situación del caladero no es sostenible" tal y como indican los informes científicos, así como ha subrayado que el afán de la administración regional es "agilizar todo lo posible" las ayudas y ha incidido en que la Junta tiene muy presente la situación de los 96 barcos chirleros.

Asimismo, el responsable de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural en Huelva ha indicado que la Junta aboga por "el contacto" con el sector, de manera que se realizarán reuniones e incluso se informará en las lonjas para que tengan conocimiento de todos los pasos. Por ello, ha subrayado que el afán de su departamento es realizar una gestión "digna y sostenible" de la chirla.

En esta misma línea se ha manifestado en rueda de prensa el delegado de la Junta en Huelva, Francisco José Romero, que ha incidido en que el cierre era "necesario" debido a los datos de los informes científicos y ha trasladado al sector que "comparte su preocupación" pero que el cierre era "la única opción" para "poder preservar la especie y poder mantener los ratios de calidad que el mercado demanda".