Más de mil personas se concentran en toda Andalucía contra los "recortes" en urgencias y en apoyo a los profesionales

Concentraciones convocadas por CSIF por la situación de las urgencias
CSIF MÁLAGA
Publicado 06/02/2018 17:46:00CET

CSIF Andalucía pide activar la Mesa de Urgencias "para que se busquen soluciones eficaces y eficientes, dotando de los recursos necesarios"

SEVILLA, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

Casi 1.200 persona entre delegados y trabajadores se han concentrado este martes convocados por CSIF Andalucía en hospitales de las ocho provincias ante la "caótica" situación y los "recortes" en los servicios de urgencias del Servicio Andaluz de Salud (SAS), y en apoyo a los profesionales.

Así lo han indicado a Europa Press fuentes del sindicato CSIF, que ha reiterado que "ya ha denunciado en reiteradas ocasiones las múltiples deficiencias" de los servicios de urgencias, "a pesar de haber caído en saco roto para el SAS", según señala la presidenta del Sector de Sanidad, Eloísa Bernal, que exige que se reúna la Mesa de Urgencias "para que se busquen soluciones eficaces y eficientes, dotando de los recursos necesarios".

De este modo, CSIF Málaga se ha movilizado ante el Hospital Clínico Universitario 'Virgen de la Victoria', donde alrededor de un centenar de personas han mostrado su respaldo a los profesionales sanitarios y contra los recortes en los servicios de urgencias en los centros hospitalarios.

Además, ha alertado del "colapso prácticamente a diario" de las urgencias del Hospital Clínico, "con una afluencia de entre 500 y 700 pacientes diariamente". "No hay camas disponibles en planta, por lo que se habilitan camillas auxiliares en el área de observación de urgencias para dar respuesta al acumulo de pacientes, que vienen soportando estos días esperas medias de entre diez y doce horas por la falta de camas", lamenta.

CSIF denuncia igualmente que actualmente "hay 19 reducciones de jornada entre la plantilla de urgencias que están sin cubrir, a lo que se suma el reducido refuerzo por el plan de alta frecuentación, de dos enfermeros, dos celadores y dos auxiliares de enfermería en la unidad".
Además, la dirección del centro hospitalario "ha creado una consulta médica sin dotación de personal de enfermería, que no respeta la estructura del Plan Asistencial de Urgencias y Emergencias (PAUE) y que incrementa aún más la sobrecarga de los profesionales".

En Jaén, la protesta ha tenido lugar a las puertas de la Delegación Territorial de Salud, donde la responsable de CSIF Sanidad en la provincia, Eva Claro, ha manifestado que "las deficiencias no son nuevas. Se remontan a tiempos pretéritos. Plantillas bajo mínimos, falta de sustituciones, una planificación ineficaz, unos recursos insuficientes que se han ido reduciendo progresivamente mientras los gerentes y la administración han negado la realidad".

Por su parte, en CSIF Granada la protesta ha tenido lugar ante la delegación del Gobierno de la Junta y en la misma han exigido a la delegada del Gobierno andaluz en Granada, Sandra García, y a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, que no se recorte más la inversión en sanidad, que se contraten más efectivos para reforzar las plantillas que están "bajo mínimos" y se actúe con mayor planificación para evitar "el caos en épocas de alta frecuentación".

El responsable de Sanidad de CSIF Granada, Victorino Girela ha denunciado que "las deficiencias en el SAS se remontan a tiempos pretéritos con plantillas mermadas en urgencias, falta de sustituciones, una planificación ineficaz y unos recursos materiales insuficientes que se han ido reduciendo progresivamente mientras se pretende cubrir las necesidades que la ciudadanía demanda poniendo pulseras de colores a los pacientes o llamando más veces por megafonía".

"LAS URGENCIA SOBREVIVEN POR LOS MAGNÍFICOS PROFESIONALES"

Girela ha subrayado que "si las urgencias sobreviven es por los magníficos profesionales que tenemos, que se dejan la piel todos los días, pero que están viviendo esta situación como algo dramático" y lamenta que "la Administración no quiera reconocer este problema sosteniendo una inversión en sanidad en Andalucía de tan solo 1.106 euros por habitante, que nos aleja cada vez más de la media nacional, cercana a los 1.400 euros por habitante".

En Córdoba, la protesta ha tenido lugar junto al edificio de Consultas Externas del Hospital Universitario Reina Sofía. La responsable del Sector de Sanidad de CSIF Córdoba, María Maestre, indica que "las deficiencias no son nuevas, sino que se remontan a tiempos pretéritos: plantillas bajo mínimos, falta de sustituciones, una planificación ineficaz, unos recursos insuficientes que se han ido reduciendo progresivamente, etcétera". Para Maestre, "es preocupante que Andalucía siga liderando el menor gasto sanitario por habitante de toda España".

La dirigente sindical resalta la labor de los trabajadores, ya que "son ellos salvan en la mayoría de ocasiones la mala planificación de los responsables y los déficits del sistema. Nuestros profesionales no se merecen estar en los medios de comunicación por cuestiones como el colapso de las urgencias, las demoras, interminables horas antes del ingreso, la falta de camas o la sobresaturación". "Tenemos unos profesionales de primera, pero un servicio de Urgencias de tercera", destaca.

DENUNCIAN ESPERA DE MÁS DE CINCO HORAS EN URGENCIAS EN HUELVA

Por su parte, el Huelva la concentración de protesta ha tenido lugar en el acceso de consultas externas del hospital Juan Ramón Jiménez ante "la saturación y el deterioro" de las urgencias que, según esta central sindical, está empeorando "de forma preocupante". La última situación que ha puesto de relieve "el colapso" de las urgencias fue la pasada campaña de Navidad donde quedó patente, una vez más, "el peligro que supone para los pacientes por el tiempo que tienen que esperar para ser atendidos".

Según estimaciones de CSIF, "las esperas son de cinco horas si el caso no reviste gravedad, pudiéndose incrementar hasta nueve o diez en fines de semana, vacaciones o en momentos específicos de brotes de enfermedades como la gripe". Además, apunta que estas "demoras" también se extienden a las pruebas diagnósticas que tienen que realizarse en urgencias como análisis de sangre o radiografías. "Para pacientes más graves esas esperas son de entre 1 y 2 horas (a excepción de los casos críticos que son atendidos de forma inmediata)", añade.

Otro de los problemas que CSIF ha vuelto a denunciar en la concentración es el tiempo que transcurre desde que se decide el ingreso de un usuario hasta que puede ser subido a planta. "Si no hay camas, las habitaciones están ocupadas y no hay disponibilidad, los pacientes tienen que esperar horas hasta que pueden ser trasladados", ha subrayado César Cercadillo, responsable provincial del sector de Sanidad de CSIF.

Por último, desde el Sector de Sanidad de CSIF Almería, donde la protesta ha tenido lugar a las puertas del Torrecárdenas, destacan "el mal funcionamiento de las urgencias en la provincia a través de la escasez de recursos materiales y de espacios en las instalaciones".

También critican "la falta de personal de todas las categorías para hacer frente a un Plan de Alta Frecuentación que se repite año tras año" y denuncian "las insuficiencias de todo lo referido a la intimidad de los pacientes y sus familiares y, más allá, las altas prematuras que, en la mayoría de los casos, los jefes de servicio obligan a interponer a los médicos y profesionales, con el único fin de generar espacio".

Según han destacado desde CSIF, "gracias a los profesionales las cifras que indican que tenemos una Sanidad de segunda no son peores aún, gracias a los profesionales, que son los que salvan, en la mayoría de las ocasiones, la mala planificación de los responsables y los déficit del sistema".

"Los trabajadores no se merecen estar en las noticias por cuestiones como el colapso de las urgencias, las demoras, las interminables horas antes del ingreso, la falta de camas o la sobresaturación", puntualiza Antonio Moreno, responsable del Sector de Sanidad de CSIF Almería.