Medio Ambiente recupera este año 4,23 kilómetros de vías pecuarias para uso turístico, ambiental y ganadería

Actualizado 06/12/2009 12:21:28 CET

HUELVA, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Medio Ambiente ha recuperado en lo que va de año un total de 4,23 kilómetros de vías pecuarias en Huelva dentro del Plan que desarrolla la Junta desde 2001 para el deslinde y restauración de estos caminos tradicionales, algo que permitirá aprovecharlos tanto para su tradicional función ganadera como para usos turísticos y medioambientales, así como potenciar su papel de corredores ecológicos y de conexión entre distintos espacios naturales.

Según explicaron fuentes de la Delegación Provincial de Medio Ambiente a Europa Press, en total, la provincia onubense cuenta con 2.100 kilómetros de vías pecuarias de los más de 24.000 kilómetros que conforman la red andaluza de vías pecuarias después de la recuperación de 566,88 desde que se puso en marcha el Plan de Recuperación de las Vías Pecuarias que ha convertido a Andalucía en la comunidad líder en España en este apartado, con más 7.170 kilómetros de caminos ya deslindados y recuperados para el uso público.

Los senderos conforman una completa red de comunicación dentro del medio natural y son un elemento vertebrador del territorio desde el punto de vista ecológico, ya que funcionan como auténticos corredores para la fauna y la flora.

Estos equipamientos se convierten además en una vía de desplazamiento para el ocio y el disfrute de la naturaleza, propician la comunicación en el medio rural y contribuyen también a diversificar el paisaje.

En este sentido, estas fuentes insistieron que la recuperación de estas vías tradicionales es una apuesta por el turismo y por facilitar el acercamiento de la naturaleza a la ciudadanía, ya que su uso les permitirá disfrutar de su entorno natural y promover su recorrido a pie, en bicicleta o a caballo.

Las vías pecuarias existentes en Andalucía se denominan cañadas, cordeles o veredas atendiendo a sus dimensiones. Las primeras tienen una anchura máxima de 75 metros, mientras que los cordeles no sobrepasan los 37 metros, y las veredas los 20. Junto a estos caminos se sitúan los abrevaderos, descansaderos y majadas, asociados al tránsito ganadero.