Policía Nacional detiene a dos personas con más de 1.400 kilogramos de hachís en Lepe

 

Policía Nacional detiene a dos personas con más de 1.400 kilogramos de hachís en Lepe

Actualizado 03/07/2010 18:45:05 CET

HUELVA, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Cuerpo Nacional de Policía ha detenido a dos personas, J.P.D, de 51 años de edad, y a P.F.M., de 54 años, que poseían 1.440 kilogramos de hachís, detención que tuvo lugar en el paraje conocido como Torre de El Catalán de la localidad onubense de Lepe.

Fuentes de la Subdelegación del Gobierno de Huelva informaron a Europa Press de que, después de varios meses de investigación, la policía organizó ayer un amplio dispositivo en la zona citada, donde los agentes intervinieron la droga procediendo a la detención de ambas personas.

Asimismo, según la Subdelegación, asegurada la zona y controlados los accesos con el oportuno mandamiento judicial, se realizó el registro de varias naves destinadas a cuadras y almacén de aperos localizándose en el interior de una de estas naves 48 fardos de hachís con un peso de casi 1.500 kilogramos.

De esta forma, J.P.D. fue detenido momentos antes del registro, concretamente cuando circulaba en una furgoneta marca Volkswagen en las proximidades del lugar, mientras que P.F.M. fue detenido en el interior del recinto. Así, los detenidos pasarán el próximo lunes a disposición judicial.

ERROR POLICIAL

Del mismo modo, la Subdelegación del Gobierno en Huelva manifestó que, cuando la Policía estaba esperando el momento adecuado para actuar con el amplio dispositivo montado, sospechó de una furgoneta de color rojo que "había circulado por las inmediaciones en varias ocasiones haciendo luces a otros vehículos que intentaban aproximarse al lugar". Por este comportamiento, los agentes pensaron que el conductor podría estar compinchado con los detenidos para "alertar de una posible presencia policial".

Así las cosas, decidieron identificar al conductor, al que le dieron el alto. Este, sin embargo, "lejos de detenerse y colaborar con la Policía, inició la huida marcha atrás" hasta que fue interceptado por otros vehículos policiales que le cerraron el paso y después de un forcejeo lo redujeron.

Sin embargo, una vez identificado y comprobado la Policía que su presencia allí era "puramente casual" le dejó marchar, no sin antes pedirle disculpas por lo ocurrido y poner a su disposición toda la colaboración para que realice las acciones legales que estime oportunas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies