El principal imputado por el asesinato de un enfermo mental niega la autoría y culpa a un testigo

Actualizado 20/10/2010 20:24:53 CET

Los otros dos acusados señalan al 'cabecilla' como el responsable de los hechos

HUELVA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El principal imputado por el asesinato de un enfermo mental en 2008 en Almonte (Huelva), J.J.P.D., alias 'El Violo', ha negado este miércoles en la primera sesión del juicio la autoría del crimen y ha culpado de las agresiones que sufría la víctima a una de las personas que declarado en la vista como testigo.

Durante la primera vista del juicio, el principal imputado, --para el que la Fiscalía pide 39 años y tres meses por los delitos de allanamiento de morada, asesinato, un delito contra la integridad moral, lesiones, detención ilegal y robo con violencia e intimidación; delitos de los que también imputa a los otros dos acusados--, ha negado que agrediera o maltratara al fallecido, así como que retirara dinero de su tarjeta de crédito para pagar sus consumos de droga e incluso ha afirmado que sus declaraciones ante la Guardia Civil se han realizado "bajo presiones" por parte de los agentes del Instituto Armado.

No obstante, ha reconocido que tenía la tarjeta del fallecido, la cual arrojó a la zona de El Chaparral, "después de intentar devolverla, pero como no había nadie la tiró al descampado", ha explicado el imputado.

"No sé quién le quitó la vida a M.G.D", ha aseverado el acusado que ha indicado que uno de los testigos, "agredió al fallecido y le pegó puñetazos", negando así cualquier implicación con su muerte.

En relación a ese día, en el que falleció M.G.D, ha narrado que uno de los testigos, M.H.V, discutió con el fallecido y ante la situación que le dio "miedo", se marchó, por lo que desconoce si después M.H.V --que ha declarado en calidad de testigo-- "lo subió a la azotea o no".

De este modo, a petición del Ministerio Fiscal, el imputado leyó una carta que envió a la también acusada y por aquel entonces su pareja, A.M.R.M, conocida como 'La Viola', en la que le pedía que procurara acusar al otro procesado de los hechos, M.A.T.R, conocido como 'El Conejito'.

Por su parte, la acusada ha confirmado que "vio el cadáver" del fallecido, después de que su ex pareja "le llamara para verlo" e incluso ha ratificado que J.J.P.D, conocido como 'El Violo', subió al fallecido a la azotea, mientras que ha negado cualquier tipo de maltrato al fallecido por su parte, aunque ha reconocido que en una ocasión lo encerró en su habitación.

Asimismo, ha narrado que el fallecido tenía un carácter "tranquilo" y no se oponía a nada "de lo que se le decía", mientras que ha confirmado que su ex pareja -- el cual ha sido expulsado de la sala por su comportamiento-- sí era agresivo y "cumple lo que amenaza". Niega la presencia en la casa del tercer acusado el día de los hechos, ya que éste sólo estuvo "del 25 al 28 de abril" viviendo en la casa del fallecido, donde sí residía la pareja.

Por su parte, M.A.T.R, alias 'El Conejito', ha negado que llevara a cabo cualquier trato vejatorio a la víctima, y ha indicado que acompañó un día a 'El Violo' al cajero automático, pero desconociendo si el dinero era de la víctima, debido a que el principal acusado le comentó que tenía dinero "por una indemnización que le habían dado tras recibir una paliza de unos rumanos".

Preguntado sobre por qué no denunció los hechos si conocía el trato que 'El Violo' daba a la víctima, éste ha respondido que lo había amenazado con "quemar su casa" y ha insistido en que era J.J.P.D, el que "mandaba" en la casa, donde acudían numerosos toxicómanos de la localidad a consumir droga.

CONSUMO DE DROGAS

En este aspecto del consumo y la adición a la droga han insistido las defensas, e incluso los procesados que han remarcado que durante esa época se encontraban "enganchados" y en el caso de 'El Conejito' ha asegurado que en la cárcel se encuentra en el módulo terapéutico y que sobre el 24 de mayo estaba detenido por el robo del ciclomotor de su mujer, por lo que "no fue con 'El Violo' al cajero" a cobrar presuntamente la pensión del ya fallecido M.G.D. Asimismo, ha reconocido que 'El Violo' "obligaba" a prostituirse a su entonces pareja para conseguir pagar el consumo de droga.

Las tres defensas piden la libre absolución de los detenidos mientras que la acusación particular pide "la pena máxima", mientras que la Fiscalía solicita más de 115 años de prisión entre los tres imputados, es decir, entre 37 y 39 para cada uno, por los delitos antes citados.

TESTIGOS

Como testigos, en la sesión de este miércoles, han declarado una vecina, el padre y la hermana del fallecido, los cuales han insistido en el carácter dócil de la víctima que "decía que los golpes que tenía eran de una caída por la escalera", y que los imputados estaban en la vivienda de M.G.D, propiedad de su progenitor, "como si fuera su casa".

Por su parte, el testigo M.H.V al que el principal imputado ha señalado como presunto agresor del fallecido, ha asegurado que 'El Violo' llamó al fallecido para enseñarle "una obra de arte" cuando éste tenía los ojos "ensangrentados" y ha remarcado que incluso fue a las autoridades a narrar lo que ocurría en la casa.

Para finalizar la sesión, la cual continuará este jueves, han prestado declaración el responsable de la entidad bancaria que vio cómo el fallecido acudía acompañado por dos personas en una actitud "no amistosa", así como las limpiadoras de la calle de la entidad bancaria y dos guardias civiles. Uno de ellos ha indicado que en las imágenes de la entidad bancaria se ve como 'El Violo' saca dinero del cajero con la tarjeta del fallecido.

En el escrito de acusación del Ministerio Fiscal se explica que la víctima falleció después de que fuera subido a la fuerza a un cuarto trastero, sito en la azotea, y una vez allí, le ataran los pies y las manos, lo amordazaran y acto seguido lo encerraran en la estancia con llave, causándole con ello la muerte por estrangulamiento y sofocación. El cadáver fue descubierto por el padre del fallecido el 28 de mayo de 2008 en el mismo lugar y en avanzado estado de descomposición.