Prisión para los presuntos cerebros del robo de hachís en la Aduana, que se entregan voluntariamente

Actualizado 24/05/2013 12:27:03 CET

HUELVA, 24 May. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Instrucción número 5 de Huelva ha decretado prisión sin fianza para tres personas más por el robo de la tonelada de hachís en la sede de Aduana de Huelva la pasada Nochevieja --siendo dos de estas personas los presuntos cerebros del robo--, los cuales se entregaron voluntariamente, declarando este jueves ante el juez. Con estas entradas en prisión, la Policía da por concluida la operación 'Campanada', que se salda con 21 implicados de las provincias de Sevilla, Huelva y Cádiz, entre los que se encuentra el vigilante de seguridad de la sede, también en prisión.

Según han informado a Europa Press fuentes de la Subdelegación del Gobierno, estas tres personas se han entregado voluntariamente a la justicia pero como "consecuencia de la presión policial", ya que habían sido localizados en Marruecos y ya se estaban iniciando los trámites para la obtención de una orden internacional de búsqueda y captura.

Así, de estas 21 personas implicadas --18 detenidos por la Policía y tres que se han entregado voluntariamente-- siete se encuentran en prisión en la actualidad, aunque han sido 14 los que han pasado por la cárcel.

Cabe recordar que entre estos detenidos se encuentra el vigilante de seguridad de la sede de la Aduana de Huelva, el cual, según detalló en rueda de prensa el comisario jefe provincial de la Policía Nacional de Huelva, Antonio Placer Brun, fue "coaccionado y amenazado con fuerza física" en un descampado de Huelva por los cabecillas del robo, días antes de perpetrar el mismo e "incluso lo encerraron en el maletero de un todoterreno".

Tras el levantamiento del secreto de sumario, Placer señaló que "está demostrado que los cabecillas amenazaron al vigilante e incluso con hacer daño a su familia" para contar con su ayuda e información con el fin de llevar a cabo su plan.

En este sentido, precisó que "el momento clave" de la investigación se produjo tras la detención de este vigilante, el cual, tras más de 12 años en plantilla, desde un mes antes del robo logró hacerse con tres fardos de hachís, que arrojaron un peso de 100 kilos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies