PSOE-A cree que Rajoy "falta al respeto" a Andalucía al no contar con Griñán en decisiones de financiación autonómica

Mario Jiménez.
EUROPA PRESS
Actualizado 05/12/2011 20:51:55 CET

ARACENA (HUELVA), 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del grupo socialista en el Parlamento andaluz, Mario Jiménez, ha señalado este lunes como "una muestra de sectarismo" por parte del PP el hecho de haber celebrado una reunión entre el futuro presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, y los presidentes del comunidades autónomas gobernadas para el PP, en "la que se trataron cuestiones que tienen que ver con la financiación autonómica", y el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, no fuera invitado, algo que ha calificado como "una falta de respeto hacia Andalucía".

En declaraciones a los periodistas en Aracena (Huelva), donde ha mantenido un encuentro con secretarios generales y portavoces socialistas de los municipios de la sierra onubense, Jiménez ha considerado "justa" la reclamación de que las cuestiones de estado, que afecten al conjunto de España, se traten en los ámbitos institucional pertinentes y no en las reuniones de partido con "criterios sectarios y excluyentes".

En esta línea, el portavoz socialista ha criticado las palabras del secretario general del PP-A, Antonio Sanz, quien ha traslado este lunes al presidente de la Junta de Andalucía que si quiere participar en las reuniones que ha celebrado el presidente electo del Gobierno de la Nación, con los presidentes del PP autonómicos, antes tiene que "afiliarse" al partido, ya que, a su juicio, con estas declaraciones, Sanz muestra "el carácter soberbio e irrespetuoso del PP".

Sin embargo, ha proseguido, "lo que tiene que hacer Rajoy en primer lugar es recibir al presidente de la Junta de Andalucía", a lo que ha añadido que en esta reunión, Griñán le exigirá que, con la colaboración del Gobierno andaluz, "cumpla con los compromisos adquiridos en materia de empleo".

En cuanto a la reunión, ha insistido Jiménez, "se celebró en la sede del PP y los presidentes del PSOE no fueron invitados", algo que ha calificado como "una metedura de pata, que significa una agresión a los andaluces".