El PSOE de Lepe y Cartaya (Huelva) piden la recuperación del Real de la Almadraba de Nueva Umbría

 

El PSOE de Lepe y Cartaya (Huelva) piden la recuperación del Real de la Almadraba de Nueva Umbría

Publicado 02/07/2017 11:13:33CET

CARTAYA (HUELVA), 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

El PSOE de Lepe y Cartaya (Huelva) han registrado una moción en sus respectivos ayuntamientos para instar al Gobierno a la elaboración de un estudio de viabilidad para recuperar y poner en valor el Real de la Almadraba de Nueva Umbría. Así, abogan por recuperar este espacio y ofrecer un centro de interpretación del Atún Rojo a los visitantes donde se dé a conocer la actividad artesanal de la pesca y transformación del atún rojo y transmitirlo a futuras generaciones.

Según reza en la moción, a la que ha tenido acceso Europa Press, los socialistas piden que se inste también al Gobierno y la Junta de Andalucía a poner en marcha un plan de recuperación del Real de la Almadraba de Nueva Umbría, que contemple actuaciones concretas.

Asimismo, en tercer lugar, se solicita que se inste a las distintas administraciones competentes a elaborar de forma coordinada un Plan de Uso donde se contemple la gestión y mantenimiento del Real de la Almadraba de Nueva Umbría, donde se puede llegar a contemplar una colaboración pública-privada.

En la exposición de motivos, los socialistas recuerdan que el Real de la Almendraba de Nueva Umbría se enclava dentro de los límites del red de Espacios Paraje Natural Marisma del Río Piedras y Flecha de El Rompido, que está incluido dentro de la Red de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía desde el año 1989.

Así, el Real de la Almadraba, fue, hasta su cierre en el año 1963, el máximo referente del sistema productivo almadrabero en el litoral onubense, llegando a ser "la primera en número de capturas y la tercera a nivel andaluz".

En concreto, el Real lo constituye un conjunto de instalaciones construidas a finales de la década de 1920 por el Consorcio Nacional Almadrabero, destinado principalmente albergar a los trabajadores durante la temporada de captura de atún, así como al desempeño del conjunto de tareas y faenas propias del desarrollo de este arte de pesquería.

Con anterioridad a la constitución del Consorcio, no muy lejos del real de la almadraba de Nueva Umbría, se erigía varias construcciones que fueron conocidas como 'Real Viejo', lo que confirma la existencia de un establecimiento almadrabero en funcionamiento unos años antes de la constitución del Consorcio.

Además, la fundación del Real de la Almadraba de Nueva Umbría aparece recogida, por un lado, en el Reglamento de Estatutos del consorcio Nacional Almadrabero, aprobado por el RD2342 de 11 de diciembre de 1928, según el cual Nueva Umbría es considerada pesquero antiguo, es decir, había estado calada en este lugar en el periodo comprendido entre los años 1900 y 1928.

Por otro lado, aparece en una operación de adquisición de terrenos en la fecha de El Rompido por parte del Consorcio. Esto último hace pensar que la fundación del 'Real Nuevo' de la Almadraba de Nueva de Umbría tuvo lugar a lo largo del año 1929.

MÁS DATOS

Las instalaciones que componen el 'Real Nuevo' se organizaban entorno a tres áreas fundamentales: una de administración, otra de trabajo y almacenamiento y otra de habitaciones y servicios. La primera de ellas corresponde con la zona donde se llevaba a cabo la administración, donde se encuentra la Casa del Capitán y su familia. La Casa del Capitán se sitúa en el vértice noroeste del conjunto, a orillas de la ría del Piedras.

El área de trabajo y almacenamiento queda conformada por el conjunto de edificaciones netamente industriales, además de una serie de espacios no edificados destinados a la disposición de artes y pertrechos, así como a las diversas labores de mantenimiento y reparación de los mismos, y cuenta con: embarcadero, caseta de gasoil, calderas y chimeneas, y un edificio rectangular de fábrica de ladrillo y revoque de mortero de cal o cemento y nave de almacenamiento y escurridero.

Por último, el área que corresponde a la zona de habitaciones, que está integrada por once barracones construidos en diferentes fases, de ellos nueve se conservan en pie a día de hoy. Emplazados al sur de la nave de almacenamiento transversalmente a su eje longitudinal, se distribuyen los bloques de viviendas destinados a albergar a los Almadraberos y sus familias. Ciertos espacios quedaban reservados para albergar servicios tales como la barbería, la escuela o botiquín. Estos inmuebles se encontraban alineados a modo de acuartelamientos, al sur de la nave de almacenamiento.

Para los socialistas, un espacio "tan emblemático como este para la costa occidental de Huelva, es lamentable que se encuentre a merced de los vientos y de los vándalos que han destrozado parte de este patrimonio cultural de este enclave".

Se trata de un espacio que cuenta con una amplia historia, ya que la pesca de atún en el litoral andaluz, en general, y en la provincia de Huelva, en particular, constituyó uno de los periodos "más significativos y determinantes" en la evolución histórica de la pesca de la atún y el armamento de almadrabas.

De hecho, hubo momentos que cuando se determinó la concesión de privilegios para su explotación en torno al siglo XIII. Se trató de privilegios que en 1294 el Rey Sancho el Braco concedió a Alonso Pérez de Guzmán y a sus descendientes, Condes de Niebla y Duques de Medina Sidonia, como pago por los servicios prestados a la corona.

Desde este año hasta su abolición en 1817, por orden de Fernando VII, esta casa ducal gozó del monopolio exclusivo en lo relativo a la explotación y arrendamiento de las almadrabas de todo el litoral suroccidental. A partir de ahí, se crea un ente que aglutina a todas las pequeñas empresas que se dedicaban a mantenimiento y explotación de las almadrabas, dando así nacimiento al Consorcio Nacional Almadrabero.

La conservación y recuperación de este espacio tan singular, enclavado en un espacio "sin igual", 12.000 metros de longitud con una anchura 50 metros, de playa natural, comprende desde la playa de La Antilla de Lepe hasta la desembocadura de Río Piedras en Cartaya (Huelva) y coincide con la fachada litoral del Paraje Natural Marisma de Río Piedras y Fecha de El Rompido.

Esta playa emerge con el terremoto de Lisboa de 1755, que configuró la actual costa occidental de la provincia de Huelva. También comienza a formarse la Fecha de El Rompido que ha ido creciendo desde entonces gracias al aporte de materiales del río Piedras, al flujo mareas y a los vientos dominantes del suroeste. Según han proseguido, el crecimiento se estima en 40 metros anuales.

"Es fundamental para nuestro patrimonio cultural y etnológico y repercutiría favorablemente en nuestro turismo", han remarcado desde el PSOE, que consideran que se podría ofrecer un Centro de interpretación del Atún Rojo.

ACCIONES DE LA JUNTA

Por su parte, la Consejería de Cultura, a través del Decreto 484/2015, de 17 de noviembre, inscribe el Real de la Almadraba de Nueva Umbría en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, como Bien de Interés Cultural, con la tipología de Lugar de Interés Etnológico.

De este modo, recoge la moción la intención es recuperar el espacio y diseñar un recorrido para que los visitantes se sientan sumergidos en "el apasionante mundo que le rodea, trasladarse a primeros del siglo XX cuando el Real de la Almadraba estaba en plena actividad, crear un espacio donde el visitante interactuara con el espacio y pueda conocer lo que allí sucedía en los años de plenitud de la Real de la Almadraba".

También se puede contemplar un espacio para los visitantes puedan degustar los placeres del mar en un espacio "sin igual en toda la costa nacional". Por ello, desde el PSOE consideran que "este proyecto de recuperación busca aprovechar un recurso que tenemos como fuente de nuevas actividades económicas que serán generadoras de empleo a nivel local".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies