Sanción a un guardia civil por acudir ebrio a un club de alterne en coche oficial

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Sanción a un guardia civil por acudir ebrio a un club de alterne en coche oficial

Actualizado 16/11/2016 18:09:02 CET

HUELVA, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Supremo (TS) ha sancionado a un sargento de la Guardia Civil, con destino en el equipo de la policía judicial de Moguer (Huelva), como autor de tres faltas graves después de que acudiera, tras el término de un día de servicio, a un club de alterne ubicado en Ayamonte en coche oficial y en estado de embriaguez.

El Alto Tribunal ha ratificado la sentencia de fecha 3 de febrero de 2016, dictada por el Tribunal Militar Central, y recurrida por el sargento, al que considera autor de tres falta graves consistentes en "la grave desconsideración con los superiores en el ejercicio de sus funciones", en "usar para fines propios medios de carácter oficial con grave perjuicio para la Administración" y "la embriaguez fuera de servicio cuando afecte a la imagen de la Guardia Civil", según reza en el fallo, al que ha tenido acceso Europa Press.

Por estos hechos, le impone las sanciones de pérdida de 28 días de haberes con suspensión de funciones y considera probado que el sargento el día 1 de diciembre de 2011, sobre las 23,45 horas, tras finalizar su servicio, se desplazó sin autorización para ello a Ayamonte en el vehículo oficial que tenía asignado, con la intención de entrar en un club de alterne, donde se identificó al personal de la entrada de dicho establecimiento como guardia civil, enseñando la placa identificativa.

No obstante, al requerirles éstos el pago de la entrada, el sargento empezó a discutir con los porteros, motivo este por el que el encargado del mismo procedió a llamar a un agente, de quien era colaborador, comunicándole lo que estaba ocurriendo en la puerta del establecimiento.

Tras ello, se personó en el lugar una patrulla de la Guardia Civil de Ayamonte, acompañados por el capitán, donde le requirieron que se identificara y se bajara del vehículo oficial, algo a lo que en principio éste se negó y posteriormente cumplió haciendo comentarios despectivos hacia el capitán, tales como que "tiene línea directa con el puticlub" o "que va de gañote".

Al bajar del vehículo observaron que el sancionado se encontraba bajo los efectos de haber ingerido alcohol, pues no se mantenía erguido y balbuceaba, por lo que lo trasladan al cuartel de Ayamonte para aclarar lo sucedido, sin que accediera a realizarle la prueba de alcoholemia.

El sargento en su recurso al Tribunal Supremo, que ha sido desestimado, alegó vulneración del derecho a la presunción de inocencia, indefensión y falta de proporcionalidad de la sanción, entre otros motivos.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies