Intervenidos 50 kilos de coquinas con toxinas DSP listas para comercializar

 

Intervenidos 50 kilos de coquinas con toxinas DSP listas para comercializar

Coquinas intervenidas con toxinas.
Foto: EUROPA PRESS/GUARDIA CIVIL
Actualizado 06/08/2014 11:37:50 CET

HUELVA, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

   La Guardia Civil ha imputado a seis personas como presuntas autoras de un delito contra la salud pública tras intervenirles 50 kilos de coquinas con toxinas DSP en un Centro de Expedición de Pescados y Mariscos de la localidad de Ayamonte, que iban a ser comercializadas.

   Según informa la Benemérita en un comunicado, agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) verificaron que mariscadores ilegales extraían la coquina en la playa de Isla Canela y la transportaban al almacén para su posterior distribución por mercados y establecimientos hosteleros de la provincia de Huelva.

   En el momento de la inspección se incautaron 50 kilos que arrojaron altos niveles de toxinas DSP tras ser analizados por el Laboratorio de Calidad de los Recursos Pesqueros de la Junta de Andalucía situado en Cartaya. Esta toxina, del tipo lipofílica, provoca al ingerir el marisco vómitos y diarreas, por lo cual es especialmente perjudicial para ciertos sectores de la población como niños y ancianos.

   La actuación llega en un momento en el cual todo el litoral onubense y portugués está cerrado al marisqueo de la coquina como consecuencia de la presencia de toxinas DSP.

   Las diligencias instruidas han sido remitidas al Juzgado de Instrucción de Guardia de Ayamonte y la Guardia Civil está cursando las denuncias administrativas pertinentes, dado que todo el marisco intervenido presentaba unos porcentajes muy elevados de talla inferior a la reglamentaria (25 mm).

   Estas acciones se mantendrán al objeto de salvaguardar la salud pública en el litoral onubense, y se unen a las actuaciones realizadas en el litoral, con más de 2.000 kilos de coquina intervenida y devuelta al mar durante 2014. Se recuerda que el marisqueo no autorizado está sancionado con multas de 301 a 3.000 euros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies