Serrano recuerda a Feragua que el Plan de la Corona Norte de Doñana "no está aprobado" y que la zona "se juega mucho"

La consejera de Medio Ambiente, María Jesús Serrano.
EUROPA PRESS
Publicado 24/04/2014 14:32:46CET

HINOJOS (HUELVA), 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Medio de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, María Jesús Serrano, ha recordado este jueves a la Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía, Feragua, que el Plan de Ordenación de Regadíos de la Corona Norte de Doñana "no está aún aprobado" por el Consejo de Gobierno, pero ha dejado claro que "nos jugamos mucho" debido a que la Unesco "está pendiente de que se apruebe puesto que tiene abierto un expediente para ver si mantiene o no a Doñana como Patrimonio de la Humanidad".

A preguntas de los periodistas en Hinojos (Huelva), donde ha visitado el complejo de turismo rural 'El Arrayán', ubicado en el Espacio Natural de Doñana, la consejera se ha referido a la valoración de Feragua, que considera que el Plan de la Corona Norte de Doñana "nace viciado" y se ha aprobado "contra la norma".

En este sentido, Serrano ha explicado que el plan "no está aún aprobado, ha pasado el trámite preceptivo del Consejo de Participación de Doñana, y ahora tiene que ir a la comisión de seguimiento del plan", y posteriormente se tendrán que recabar la verificación de los informes preceptivos y "el último trimestre del año" es cuando llegará al Consejo de Gobierno, "que será quién lo apruebe".

Cuestionada por la posibilidad de que Feragua impugne el plan, la consejera de Medio Ambiente ha señalado que esto se puede hacer, pero "hay que esperar a que esté aprobado".

"Vamos a seguir trabajando en este plan y cuando esté terminado podremos hablar con propiedad y decir dónde están las fortalezas y debilidades y si alguien decide recurrirlo o reclamar algo antes está en todo su derecho", según ha agregado la consejera.

Para María Jesús Serrano, "se trata de un plan complejo y complicado y es difícil contentar a todos los sectores implicados, como ecologistas, regantes, empresarios o ayuntamientos". Sin embargo, ha defendido que es "absolutamente necesario que se culmine ya su tramitación porque es un plan que lleva demasiado tiempo estudiándose y elaborándose".

Tras remarcar que se han tenido en cuenta las 4.000 alegaciones que se presentaron al documento, la consejera ha apuntado que "se ha respondido a todos" y en el Consejo de Participación de Doñana "se ha contado con la opinión de todos los agentes económicos y sociales".

Por ello, ha expresado que no entiende cómo desde Feragua aseguran que "no han tenido la oportunidad de ver ese plan porque las asociaciones agrarias están representadas" en el Consejo de Participación.

De este modo, se ha mostrado convencida de que lo que hay que resaltar es que era "necesario poner en valor los regadíos, ya que de esas 11.000 hectáreas aproximadamente que hay fuera de ordenación de regadíos se permiten regularizar más de 9.300". En su opinión, "esto es lo positivo que podemos sacar de este plan".

Así, la responsable autonómica de Medio Ambiente ha precisado que será después cuando se debatirá sobre la cuestión del déficit hídrico y de "si va a haber agua o no para esas hectáreas". En concreto, Serrano ha indicado que habrá que trabajar en un plan de acción para "aquellas hectáreas que quedan fuera del plan de la Corona Forestal" al objeto de saber "qué alternativas se les dan a las hectáreas que están fuera de ordenación".

El Plan de Ordenación de Regadíos de la Corona Norte de Doñana era "necesario porque nos jugamos mucho", según ha destacado Serrano, antes de insistir en que "la Unesco está pendiente de que se apruebe ese plan, tiene abierto un expediente para ver si mantiene o no a Doñana como Patrimonio de la Humanidad".

VELAR POR EL PATRIMONIO

A su juicio, "es un tema complicado pero ante todo, la Junta de Andalucía tiene que velar porque ese patrimonio natural tan importante que es Doñana se preserve y no se pierda ni un sólo reconocimiento por parte de organismos internacionales y la Unión Europea".

En consecuencia, ha hecho hincapié en la importancia de "conjugar todos los intereses", de forma que se haga compatible la actividad agrícola y económica con la conservación del medio natural. "Hay que conjugar todos esos intereses pero es mucho lo que nos jugamos con esa calificación de Patrimonio de la Humanidad de Doñana y también es mucho lo que nos jugamos con no conservar ese patrimonio para generaciones futuras", ha concluido.

Finalmente, preguntada por si se actuará contra el que no haya cumplido la normativa en esta materia en la zona, como con el tema de los pozos no regularizados o las concesiones de agua, ha aclarado que el plan "tiene que estar aprobado para poder actuar", de manera que quién tenga la competencia, bien Conferencia Hidrográfica del Guadalquivir o la Junta de Andalucía, "lo haga". "Pero vamos a esperar que el plan esté aprobado definitivamente", ha zanjado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies