Investigadores de la UCO realizan un estudio para predecir la demanda de agua en Córdoba

Actualizado 07/11/2008 18:47:58 CET

CÓRDOBA, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un equipo de la Universidad de Córdoba (UCO), coordinado por el profesor José María Caridad, junto Emacsa, empresa distribuidora de agua de Córdoba, están desarrollando un estudio con el objetivo de predecir la demanda de agua en las distintas categorías utilizadas por las compañías distribuidora, como son el consumo doméstico e industrial, consumo municipal y de las administraciones, con desgloses en bloques de tarifa y medidas en contador individual y colectivo.

En una nota, Andalucía Investiga indicó que estos científicos del Departamento de Estadística e Investigación operativa de la UCO realizaron esta tarea con el propósito de predecir el consumo de agua en zonas urbanas, concretamente en Córdoba. De esta manera quieren facilitar la planificación de la red de abastecimiento y depuración, la revisión de tarifas y la gestión operativa.

Para la realización del trabajo, titulado 'Sistema Integrado de Predicción', los investigadores desarrollaron nuevos métodos matemáticos de predicción del consumo, denominados modelos híbridos.

En estos modelos existe una combinación de predicciones realizadas por métodos habituales de series temporales --secuencia de puntos de datos medidos a intervalos de tiempos sucesivos-- y de redes neuronales artificiales --procesamiento automático inspirado en la mente humana--.

Así, una parte de la iniciativa se basa en medir el consumo a través de contador individual y colectivo, lo que se debe a que en muchas viviendas y bloques de pisos hay instalados contadores colectivos, por lo que el gasto se factura a la comunidad de vecinos y no a cada inquilino individualmente. De la misma manera, "se estudió el consumo familiar y se llegó a la conclusión de que no existían diferencias significativas entre un consumo y otro", aseguró Caridad.

También se realizaron unas predicciones mensuales, desde mediados de un año hasta final del año siguiente, con el propósito de facilitar la estimación de los ingresos que iban a tener las compañías de aguas según las distintas tarifas. Además, estas predicciones permitían simular lo que ocurriría con el consumo si se modificaban las tarifas o los bloques de tarifas respecto a los ingresos totales de la compañía de agua.

Por otra parte, se ensayaron programas comerciales de ordenador que proporcionan predicciones de forma automática, pero fueron desechadas porque la precisión de las predicciones era inferior a la obtenida por el resto de métodos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies