Aprean insta a establecer un 'mix' energético "estable" a largo plazo que incluya "todas" las energías

Actualizado 06/08/2010 12:44:16 CET

SEVILLA, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Asociación de Productores de Energías Renovables (Aprean), Mariano Barroso, ha subrayado la necesidad de que se ponga en marcha un plan energético que de "estabilidad" a los distintos sectores en los próximos años y que "no prescinda de ningún tipo de energía" ante la actual situación económica.

En una entrevista concedida a Europa Press, Barroso ha recalcado que el futuro de la energía en España y Andalucía pasa de forma "indiscutible" por las energías renovables, pero ha advertido que ante la actual coyuntura económica no se pueden hacer movimientos "bruscos", sino cambios paulatinos.

Así, ha instado a mantener todas las energías "el tiempo necesario", ya sean fósiles o nucleares, para ir apostando de forma "constante y continuada" por las energías renovables para "garantizar su futuro".

"Se necesita una política energética y de renovables acordada para los próximos diez años, con el objetivo de que pueda mantenerse intacta gobierne quien gobierne", ha aseverado Barroso, quien ha manifestado su "fe total en el futuro", alegando razones medioambientales y económicas, como el encarecimiento del petróleo.

Además, ha abogado por la diferenciación entre las energías renovables, ya que "no se pueden tratar a todas por igual, debido a sus distintas características y diversos grados de madurez. Así, ha destacado la avanzada madurez de sectores como el eólico y la necesidad de apoyar a otros como la biomasa, donde España y, concretamente, Andalucía cuentan con un "enorme potencial acumulado".

En este marco, se mostró favorable a la bajada de primas de las energías renovables, pero "de acuerdo al avance de la madurez de las tecnologías y no mediante recortes bruscos ni retroactivos, afectando a inversiones ya realizadas".

ESTRATEGIA ENERGÉTICA HASTA 2035

Los grupos parlamentarios nacionales se encuentran trabajando sobre un borrador con doce propuestas de conclusión para sus trabajos de la 'Subcomisión para el análisis de la estrategia energética de los próximos 25 años' que prevé que las energías renovables dupliquen para 2020 su producción y potencia instalada, mientras que la nuclear aumentará más de un cinco por ciento su papel en la producción, aunque reducirá su potencia instalada en un porcentaje similar.

El borrador contempla que el tamaño del sector energético, medido por el consumo de energía final será "prácticamente el mismo" en 2020 que en 2009, ya que el crecimiento económico será compensado por los avances en ahorro y eficiencia energética.

Así, recoge un modelo en el que la potencia instalada habrá aumentado en un 25 por ciento en 2020, hasta los 126.072 megavatios (MW), de los que la mitad, 64.441 MW, serán renovables (frente a los 39.499 MW actuales), correspondiendo 35.000 MW a energía eólica, 16.662 MW a hidroeléctrica, 6.735 MW a solar fotovoltaica y 3.807 a termosolar. Por contra, la de la nuclear se reducirá en un 5,8%, hasta los 7.256 MW.

Asimismo, plantea que la demanda final de electricidad alcance los 313.052 gigavatios hora (GWh), un 28,3 por ciento más que en 2009, mientras que la producción bruta crecerá un 32,6 por ciento, hasta los 393.260 GWh, que será cubierta en un 35,5 por ciento por renovables, "al ser en este sector (el eléctrico) donde existen más alternativas y un estado de madurez más elevado", según los grupos.

También, recoge un escenario base de incremento del precio del gas del 35 por ciento, hasta los 23 euros en 2020, y del 85 por ciento para el CO2, hasta los 25 euros por tonelada. Además, estima una reducción progresiva y limitada de los costes en casi todas las fuentes, salvo en la solar, que caerán hasta un 50 por ciento en 2020, si bien seguirán siendo superiores a los de la energía eólica.

Asimismo, la producción por carbón perderá peso, pasando de un 12,4 por ciento en 2009 hasta el ocho por ciento en 2020. mientras que la participación del fuel casi desparece, "quedando únicamente la producción de las centrales de fuel de los sistemas extrapeninsulares", según el Ejecutivo. Las interconexiones eléctricas se incrementarán progresivamente hasta alcanzar el umbral de referencia del diez por ciento de la potencia instalada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies