Expertos de la Universidad de Sevilla desarrollan cajas de cambio respetuosas con el medio ambiente

 

Expertos de la Universidad de Sevilla desarrollan cajas de cambio respetuosas con el medio ambiente

Actualizado 10/07/2006 20:21:11 CET

SEVILLA, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

Especialistas de la Universidad de Sevilla en el marco de un proyecto de excelencia, liderado por el profesor Francisco García Benítex, desarrollan cajas de cambio respetuosas con el medio ambiente llevando a cabo un Sistema Dinámico de Transmisión Continuamente Variable (CVT).

Este estudio, que cuenta con una financiación de 147.000 euros por parte de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa, tiene aplicación en el campo de la automoción, sin perder de vista el respeto al medio ambiente, indicó Andalucía Investiga en un comunicado.

Un CVT es una caja de cambios para vehículos que cuenta con ciertas particularidades que la hacen diferente de otras. Concretamente, es una caja de cambios (automática) cuyas relaciones no están "encajonadas", sino que varían de forma continua desde el punto muerto hasta la relación directa.

Además, el adjetivo dinámico se refiere a que no existe ningún sistema de control que haga modificar esta relación de transmisión en función de determinados parámetros del vehículo (velocidad, potencia necesaria, aceleración), sino que se automodifica según las necesidades que éste tenga en cada momento.

La principal diferencia de un CVT frente a uno convencional de relaciones fijas (ya sea con accionamiento manual o automático) es la de disponer de una caja de cambios de infinitas marchas. Además, "la ventaja de que el sistema sea dinámico es que 'la marcha' o 'los cambios de marcha' se adaptan en todo instante permitiendo que el motor funcione siempre en el punto óptimo", señaló Francisco García.

Este óptimo puede ser el estado de mayor rendimiento del motor, el de menor consuno específico o el de menor emisión de determinados gases y partículas, o bien una combinación de los anteriores.

Además, el respeto al medio ambiente es otra de las principales ventajas de este sistema, ya que al ajustar el funcionamiento del motor al punto de menor emisión, la contaminación que se produce es, como mínimo, del orden de un 15 por ciento inferior a la de un vehículo con transmisión convencional.

Las aplicaciones más importantes de este estudio se enfocan al ámbito de la automoción (vehículos turismos, comerciales e industriales), aunque cualquier máquina que utilice un sistema de cambio de marchas es un equipo apto para llevar este tipo de transmisión.

El grupo de ingenieros de la Hispalense tiene previsto finalizar el proyecto en 2009 con el desarrollo de "un producto novedoso y que derive en una aplicación práctica explotable comercialmente", cuyo resultado final será un concepto patentable y licenciable, concluyó el experto.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies