Industria destinará a Andalucía más de 9,7 millones en 2010 para el Plan Renove de electrodomésticos

Actualizado 29/12/2009 19:21:02 CET

MADRID, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio destinará a la Comunidad Autónoma andaluza un total de 9.723.477 euros en 2010 para el Plan Renove de Electrodomésticos, unos cien mil euros menos que los algo más de 9,8 millones de euros invertidos en el presente ejercicio.

En total, el departamento que dirige Miguel Sebastián destinará el próximo año 56,8 millones de euros al conjunto de las Comunidades Autónomas, mientras que en 2009 distribuyó un fondo total de 57,7 millones de euros. Las distribución se realiza en función del número de hogares y las regiones pueden incrementar o reducir estas cantidades.

Este plan ha logrado la sustitución de unos 2,6 millones equipos domésticos convencionales desde su puesta en marcha en 2006 en todo el país. Desde ese año hasta 2008, el Plan Renove ha estado dotado con 157 millones de euros, a los que hay que sumar los 57,7 millones de euros de 2009.

En total, en los últimos tres años el presupuesto asciende a 214,7 millones de euros, generando un ahorro en consumo de electricidad en los hogares que han sustituido sus viejos electrodomésticos por otros más eficientes de 217 millones de euros.

Los electrodomésticos --frigoríficos, congeladores y sus combinados, lavadoras, hornos eléctricos, lavavajillas y encimeras vitrocerámicas-- han sido reemplazados por sus equivalentes con etiquetado energético superior; es decir, A, A+ ó A++, y encimeras de inducción o gas, lo que se traduce en un ahorro de energía final de 1.900.000 megavatios-hora (MWh), el equivalente al consumo de unos 475.000 hogares medios.

Según el departamento que dirige Miguel Sebastián, en términos medioambientales, se evita la emisión a la atmósfera de 310.000 toneladas de dióxido de carbono (CO2) al año.

Según los cálculos de Industria, teniendo en cuenta que la vida útil de este tipo de electrodomésticos es de 10 años, la sustitución de los 2.600.000 equipos generará un ahorro total de más de 1.000 millones de euros y evitará la emisión a la atmósfera de 3 millones de toneladas de CO2.

Por otro lado, el Plan Renove incluye la obligatoriedad de que los equipos sustituidos sean reciclados, tal y como marca la legislación vigente desde 2005. El hecho de reutilizar los residuos de electrodomésticos en la fabricación de los mismos equipos es fundamental desde el punto de vista del ciclo de la eficiencia energética.

El Plan Renove de Electrodomésticos constituye una de las medidas contempladas en el Plan de Acción de la Estrategia de Ahorro y Eficiencia Energética de España, y para su aplicación el Ministerio, a través del IDAE, ha firmado convenios con las diferentes comunidades autónomas, mediante los cuales se les transfieren, con carácter anual, los fondos públicos necesarios para llevar a cabo la iniciativa en todos los territorios del Estado.