Dos empresas crean un sistema que vigilará los yacimientos arqueológicos submarinos por satélite

Actualizado 19/03/2007 18:42:36 CET

MÁLAGA, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las empresas malagueñas Nerea Arqueología Submarina, que trabaja en la intervención arqueológica subacuática; y Decasat, dedicada a la computación y procesamiento de imágenes, están desarrollando un sistema informático que permitirá la vigilancia de los yacimientos arqueológicos submarinos a través de imágenes de satélite. La Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa aporta a este proyecto I+D el 46% del total, es decir 87.400 euros de los 190.000 euros en los que se ha estimado el coste.

El sistema Vyamsat (Vigilancia de Yacimientos Arqueológicos Subacuáticos Mediante Satélite) integra la información necesaria para controlar los yacimientos submarinos, de forma que captará imágenes de satélite que analizará con el fin de detectar cualquier presencia ilegal o legal de barcos en las inmediaciones de dichos yacimientos, según explicó uno de los representantes de Decasat, Roberto Muñoz.

Posteriormente, explicó, saltará una señal de alarma a las autoridades competentes y a las fuerzas de seguridad, con lo que se podrá prevenir y proteger el yacimiento de posibles expolios. Señaló que los barcos expoliadores suelen estar al menos 10 días en la zona que les interesa por lo que este sistema "es adecuado" para detectarlos ya que captura imágenes cada cierto tiempo y las compara.

Muñoz precisó que el sistema, que supone la monitorización espacial de los yacimientos, se había utilizado en urbanismo y en agricultura, pero su aplicación en el ámbito de la cultura es "innovadora". Además, apuntó a la posibilidad de no sólo vigilar los yacimientos de la costa andaluza o española, sino también el uso a nivel internacional del sistema, en el que colaboran también las universidades de Málaga y Valencia.

Por su parte, Javier Noriega, uno de los responsables de Nerea, empresa que se encargará de incorporar la información sobre los yacimientos, explicó que la finalidad de la colaboración entre ambas firmas es hacer "una herramienta eficaz" para vigilar "a los que roban, que utilizan muchos disfraces"; aunque señaló que luego la administración competente "determinará si la incorpora y de qué manera".

Las previsiones son tener en funcionamiento el sistema antes de final de año y realizar las primeras pruebas en verano, aunque se aplicará en primer lugar "donde exista demanda", según indicó Noriega, quien apuntó que los cazatesoros cuenta con "tecnología muy potente", mientras que "no hay suficiente vigilancia" en las zonas donde existe patrimonio submarino.

Por su parte, la delegada de Innovación, Ciencia y Empresa, María Gámez, destacó la importancia de la colaboración iniciada entre estas dos empresas, ambas con el premio Spinn Off, que proceden de sectores diferentes; además, resaltó el hecho de que se apliquen avances tecnológicos al ámbito cultural, lo que puede "determinar beneficios importantes a la economía malagueña".

Gámez destacó que la Junta de Andalucía apoyó en un año y medio 22 proyectos del sector cultural, que supusieron la creación de 70 nuevos empleos y generaron una inversión privada de 5,6 millones de euros. Además, la Junta concedió 1,1 millones de euros en incentivos tanto para la creación como para la modernización tecnológica de las iniciativas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies