La división solar de Alisios prevé invertir unos 100 millones en una fábrica de módulos fotovoltaicos

Actualizado 24/04/2008 18:06:14 CET

Promueve inversiones de 280 millones en el mercado solar y pretende reducir el peso de su división inmobiliaria en beneficio de otras

SEVILLA, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

La empresa Solar, sociedad dentro de Corporación Alisios dedicada al área de energías renovables y ahorro energético, tiene previsto invertir unos 100 millones de euros en una planta de fabricación de módulos fotovoltaicos de capa fina, que se ubicaría en la provincia de Sevilla y que podría estar en marcha en un año y medio desde el inicio de obras.

El presidente de Corporación Alisios y Solar, José Antonio Vázquez, destacó que Solar promoverá inversiones por valor de 280 millones de euros en proyectos de instalaciones solares fotovoltaicas en cubiertas de edificios, con una potencia por 46 megawatios y con la que esperan tener una cuota de mercado del 15 por ciento.

Detalló que la empresa cuenta ya con más de 120 millones de euros comprometidos, está en proceso de consolidar otros 80 millones en más de 70 proyectos en edificios, naves o aparcamientos y otros 100 millones en avanzado estado de negociación. De la inversión comprometida, el 70 por ciento se halla en Andalucía y el 30 por ciento a nivel nacional.

Esta nueva sociedad, cuyo capital esta formado en un 55 por ciento por Corporación Alisios, un 35 por ciento Solar Factory y un 10 por ciento con Crefincas, es una de las divisiones creadas a mediados del pasado año en la estrategia de diversificación emprendida por la empresa, en áreas como las energías renovables o la aeronáutica que, según aseguró Vázquez "no vamos a parar" y en la que estudian además entrar en el área de la biotecnología.

Vázquez precisó que a través de diversificación y de una buena gestión "hemos logrado reducir la deuda que tiene Corporación Alisios de 178 a 114 millones de euros", por lo que expresó su "voto de confianza" en que se puede salvar los efectos de la "crisis financiera", ya que, en su casos "tenemos activos suficientes para salvar la crisis financiera".

"Apostamos por la diversificación en en momento justo, no se puede pretender diversificar dentro de seis meses cuando la crisis habrá profundizado bastante más", agregó Vázquez, quien expresó su pretensión en ir disminuyendo los activos inmobiliarios. Agregó que el pasado año Corporación Alisios recibió un beneficio antes de impuestos de 12 millones de euros y este año espera crecer un 20 por ciento "si las condiciones lo permiten".

De esta forma, pretende a corto o medio plazo ir reduciendo el peso de su actividad inmobiliaria "dependieron del mercado", aumentando el peso de esas áreas de diversificación hasta llegar al 50 por ciento. Indicó que actualmente el área inmobiliaria tiene un peso del 60 por ciento en el conjunto de Corporación Alisios.

Indicó que no pretende salir al exterior con su actividad inmobiliaria, aunque sí en otras áreas como la solar, yendo a países como Marruecos o países del Este o el Arco Mediterráneo. Agregó que, como el resto de la empresas del sector, Solar está pendiente de saber cómo se configura el marco regulatorio para iniciar una mayor expansión en el mercado español.

Por su parte, el director de Solar Factory, Fernando de la Cuesta, explicó que el material de sus instalaciones solares fotovoltaicas actualmente lo fabrica la multinacional alemana del sector Schüco, empresa de la que, a través de un acuerdo, tomarán la tecnología para fabricar en la planta que ubiquen en Sevilla los nuevos módulos fotovoltaicos de capa fina, que en un principio producirán 30 megawatios y "que destacan por su mejor precio y mayor rendimiento, en comparación con el cristalino, que es el que se viene utilizando". Esta planta tendrá en torno a 15 empleados.

Por su parte, el director general corporativo de Alisios, Enrique Belloso, resaltó que su compañía ha hecho "una apuesta por la producción de energía eléctrica distribuida en cubiertas de edificios, a través de instalaciones solares fotovoltaicas".

Asimismo, destacó que "estas instalaciones de producción de electricidad por su cercanía a los puntos de consumo, su valor como acción concreta a favor de la lucha contra el cambio climático, así como por la posibilidad que da a los consumidores de participar en el negocio energético, es una opción razonable para afianzar un mercado en el que, en los próximos años, sufrirá una importante expansión".

Vázquez por último, destacó la solvencia y seriedad de este proyecto "que seguirá ahí dentro de 30 años, no se trata de dar 'el pelotazo fotovoltaico'".

Por su parte, el director de Crefincas, Jesús Creigh, destacó el interés y la receptividad de las comunidades de propietarios de fincas por este proyecto de energía solar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies