Acusado de matar al niño hallado en la balsa en Málaga dice que se cayó y él se bloqueó

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Acusado de matar al niño hallado en la balsa en Málaga dice que se cayó y él se bloqueó

El detenido por la muerte del niño alejandro hallado en una balsa
Europa Press/Archivo
Publicado 02/11/2016 15:33:31CET

MÁLAGA, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

La defensa del acusado de matar a un niño de tres años, hijo de su entonces pareja, que fue encontrado en una balsa en Los Montes de Málaga capital en febrero de 2015, mantiene el argumento de que el pequeño se cayó al agua y su cliente se bloqueó, sin que hubiera un plan preconcebido para acabar con su vida. Por esto, estima que se trata de un delito de homicidio imprudente en concurso con omisión del deber de socorro.

Así consta en el escrito del letrado defensor, al que ha tenido acceso Europa Press, en el que se indica que la pena a imponer al acusado debería ser de dos años y medio de prisión y el pago de una indemnización de 100.000 euros a cada progenitor.

Se señala que de la investigación no se desprende un propósito criminal, oponiéndose a las conclusiones provisionales de las acusaciones --Fiscalía y abogados que representan a los padres del pequeño--, que sí sostienen que hubo un plan preconcebido y que lo acusan de un delito de asesinato, solicitando una pena de 20 años de prisión.

Para el letrado, se debe aplicar la atenuante de alteración mental, al padecer un déficit de inteligencia en grado leve o ligero del 35 por ciento, inteligencia límite; así como la de miedo insuperable, al haber actuado por eso cuando huyó y no socorrió al menor. El letrado impugna la declaración ante la Guardia Civil, donde según un atestado dijo que no lo sacó del agua al estar enfadado con la madre.

En el documento de defensa, se relata que el día de los hechos, el acusado fue, "conforme venía haciendo de manera habitual", a recoger al menor al colegio y luego se fue a un mirador en Los Montes de Málaga, tras pasar por una gasolinera para comprar algo de comer. Una vez allí, decidieron descender por un lateral hasta un helipuerto, pasando por la balsa de agua.

En el camino, señala el escrito, el menor se quedó retrasado, caminando por el borde de la balsa saltando y agachándose, "momento en el que el acusado escuchó ruido en el agua, percatándose de que el menor se había caído a la balsa". "La reacción de él --quien no sabe nadar y además padece un déficit de inteligencia en grado leve-- fue la de bloquearse y correr hacia el mirador", se indica.

Ante la gravedad de lo sucedido --"situación de caos para el acusado"--, dice el letrado, "al ver al menor debajo del agua", llamó a su madre, pero no había cobertura; tras lo que cogió el coche y condujo. En ese trayecto, habló con su madre y otros familiares sobre la supuesta pérdida del menor en un centro comercial, apuntando que fue "ante el temor por que se conociera el fatal desenlace".

Cuando llegó al centro comercial, avisó al vigilante de seguridad de que se había perdido el niño y, posteriormente, dio varias versiones, incluso con "la presión policial" --"según su declaración, le amenazaron con una pistola"--. Al ser trasladado de nuevo al cuartel de la Guardia Civil, "manifestó de forma voluntaria y espontánea" el lugar exacto donde ocurrieron los hechos.

El letrado señala que la relación del acusado con su pareja, madre del niño, era "normal", aunque en ocasiones hubo una separación temporal; mientras que con el menor "era muy estrecha y buena, no habiendo sido nunca un estorbo para él, sino todo lo contrario, preocupándose por su estado de salud y bienestar a diario".

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies