Asaja advierte de que el 90% de los incendios se producen por negligencia y pide que se extremen los cuidados

Actualizado 13/07/2012 17:43:39 CET

MÁLAGA, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) de Málaga ha advertido de que el 90 por ciento de los incendios forestales se produce por negligencias y ha recordado a propietarios forestales, a aficionados a la montaña y a los ciudadanos en general que extremen los cuidados ya que el invierno seco que ha padecido la provincia "hace que el riesgo de incendios sea mucho mayor".

Desde Asaja Málaga han incidido en hechos "tan cotidianos y fáciles de suprimir, como no arrojar colillas por la ventana de un vehículo o no abandonar residuos en un terreno forestal" y que ayudan a que el riesgo baje. Además, han recordado que no se puede circular con vehículos fuera de caminos hasta el 15 de octubre, tan solo está permitido para el acceso a explotaciones, emergencias, etc.

También se ha regulado el uso del fuego en zonas recreativas, casas, hoteles o camping rurales y se debe pedir autorización expresa y tener aprobado un Plan de Autoprotección, según han informado desde la asociación agraria, y han recordado, igualmente, que éste es "en periodo de peligro alto de incendios".

En este sentido, han incidido en que el uso del fuego en zonas forestales y de influencia forestal --terrenos situados a menos de 400 metros de una zona forestal mayor de cinco hectáreas--, están prohibidas hasta el 1 noviembre. Solo los terrenos 100 por cien agrícolas pueden realizar quemas, previa comunicación con 10 días de antelación a la Delegación de la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente o los agentes de Medio Ambiente de la zona.

Además, han recordado las normas o reglas básicas que se deben cumplir en este tipo de quemas, como realizar un cortafuego perimetral de 10 metros de ancho, vigilar la quema con personal suficiente --una persona cada 10 hectárea-- y equipado con palas y azadas; empezar después de amanecer y acabar antes de las 18.00 horas; y si el fuego se descontrola, pedir ayuda cuanto antes al Sistema de Emergencias 112.

No obstante, desde Asaja Málaga se han mostrado partidarios de prevenir los incendios durante todo el año y han indicado, a través de un comunicado, que en esa línea han trabajado los propietarios privados de las fincas que han realizado "una gestión sostenible y multifuncional de los montes, evitando su abandono, principalmente con sus propios medios".

Además, han explicado que el sector agropecuario se encarga de disminuir el combustible en el campo a través de los tratamientos silvícolas y en aquellas fincas que dispongan de un aprovechamiento corchero se ven obligados a hacer los llamados "suelos" o desbroces alrededor de los pies de los que se va a extraer el corcho, lo que beneficia la disminución de combustible y previene los incendios.

Otros aprovechamientos, han apuntado, como el ganadero cumplen con la misma función de disminución de la parte aérea del matorral y del pasto.

Han incidido en que toda explotación forestal tiene que tener aprobado y ejecutado un Plan de Prevención de Incendios Forestales y han asegurado que los propietarios que sufran un incendio, y no tengan dicho plan y no estén adheridos a una Agrupación de Defensa Forestal (ADF), deberán abonar la tasa de extinción de incendios, que para una superficie calcinada de una a 25 hectáreas ronda los 1.800 euros.

En este sentido, han informado de que Asaja Málaga, desde el año 2002, crea y gestiona un total de seis ADF en distintas comarcas de la provincia malagueña, como Axarquía, Serranía de Ronda o Guadalhorce; las cuales agrupan un total 65 municipios de los 72 que tienen ADF. El número total de socios es de unos 600 y la superficie total agrupada es supera las 55.000 hectáreas.

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial