Intercambios por Europa, objetivo de la asociación IIJ

 

Intercambios por Europa, objetivo de la asociación IIJ

Actividadesd e IIJ
EUROPA PRESS/IIJ
Actualizado 22/05/2016 13:19:11 CET

MÁLAGA, 22 May. (EUROPA PRESS) -

   El curso académico se encuentra ya en su recta final y los jóvenes empiezan a plantearse qué hacer en verano, que puede ser la ocasión idónea para salir al extranjero y vivir nuevas experiencias. La asociación malagueña Iniciativa Internacional Joven (IIJ) favorece los intercambios europeos entre jóvenes a través del programa Erasmus+ Juventud y del Servicio de Voluntariado Europeo, los dos sistemas con los que trabaja.

   Según ha explicado la directora de la asociación, Ana Belén Domínguez, jóvenes de Málaga se reúnen, entre seis y 21 días, con un grupo de otro país para realizar actividades sobre un tema que, previamente, han elegido y en el que tienen interés en saber cómo se trabaja en otro punto del planeta.

   IIJ promueve los intercambios durante todo el año, aunque principalmente lo hace en épocas vacacionales como Semana Santa y verano. El único requisito para participar es la edad, que debe situarse entre los 13 y los 30 años.

   En cuanto al coste económico, el joven que viaja a otro país tiene que aportar, según ha precisado a Europa Press Domínguez, "una cuota mínima de participación".

   "Normalmente --ha indicado-- la UE otorga una subvención a la asociación que acoge el intercambio y con esa cantidad ésta debe abonar el viaje, la comida y la estancia de los jóvenes".

   En la mayoría de los casos, tal y como ha expuesto, "hay una tasa fija para el vuelo y si éste supera esa cantidad, la diferencia la tendrá que abonar el joven".

   La asociación utiliza los intercambios como una herramienta de desarrollo de talentos y gustos; de ahí que uno de sus lemas sea 'Haz de tu pasión tu profesión'.

   "Hay muchos jóvenes que tienen miedo a salir fuera, pero los intercambios les dan la oportunidad de conocer a otras personas de la misma edad, nuevos idiomas y culturas, y eso les aporta mucha fuerza para hacer cosas nuevas", ha señalado Domínguez. "No hay joven que venga a la asociación con una idea --por más disparatada que pueda parecer a priori-- y no se haya ido conociendo la forma en que puede desarrollarla", ha asegurado.

   La directora lo ha contado de primera mano porque fue precisamente la experiencia de un intercambio en 2003 la que le hizo fundar esta asociación junto a otros jóvenes.

   "Cuando regresamos a Málaga de nuestros intercambios, la gente nos preguntaba cómo habíamos salido al extranjero y nos dimos cuenta de que los jóvenes necesitaban recibir información sobre los programas de becas; así nació IIJ", ha recordado.

DESARROLLO PERSONAL Y PROFESIONAL

   Concretamente, la finalidad de IIJ es el desarrollo personal y profesional de los jóvenes tanto en el ámbito local como internacional. Para ello, la organización se divide en cuatro áreas de intervención.

   En primer lugar, la de comunicación e información, en la que los miembros asesoran a los jóvenes en los programas, becas y ayudas organizados por distintas instituciones y, al mismo tiempo, les ayudan a seguir formándose en el aspecto personal y profesional. "Para nosotros es muy importante informar al joven para que, teniendo un abanico amplio de posibilidades, sea él quien decida quién quiere llegar a ser", ha matizado la directora del colectivo.

VOLUNTARIADO

   La labor de IIJ también se centra en voluntariado y participación. "Promovemos que los jóvenes participen en diferentes organizaciones malagueñas según sus gustos y preferencias". En este sentido, la asociación tiene convenios de colaboración, entre otros, con la Plataforma del Voluntariado, Madre Coraje, Prodiversa, Avoi y la Fundación Don Bosco.

   Estas colaboraciones se pueden hacer también internacionalmente a través del Servicio de Voluntariado Europeo, lo que les aporta "una experiencia de vida impresionante", en palabras de Domínguez, aunque la vuelta a la realidad sea dura.

   "Cuando los jóvenes regresan a Málaga participan en un proceso de readaptación porque después de vivir solos y ser independientes les cuesta adaptarse", ha subrayado. El único requisito para participar en un voluntariado europeo es la edad, que debe estar comprendida entre los 18 y los 30 años.

   No obstante, ha insistido en que los programas de movilidad educativa no son un fin en sí mismos para la asociación: "a nosotros no nos interesa sólo que el joven viaje, sino que esa persona que ha venido a IIJ nos cuente sus motivaciones y nosotros decidamos qué tipo de movilidad es la que más le interesa o si, previamente al intercambio, necesita formarse".

TALLERES

   Y aquí entra en juego la tercera área de intervención de este colectivo, la de educación y formación, en la que se imparten talleres como apoyo a los futuros intercambios. Entre ellos, cursos de inglés, de medios audiovisuales, de medio ambiente, de animación sociocultural, etcétera.

   "Hay muchos chicos que tienen problemas y piensan en los intercambios como mecanismo de huida, pero tienen que tener la cabeza en orden porque si no, se irán al extranjero y a los tres días se querrán venir, y eso significará que no les hemos ayudado", ha dicho Domínguez.

LABOR EN CENTROAMÉRICA

   El último bloque de funciones de la IIJ es el de cooperación internacional al desarrollo. "En 2005 fuimos a Latinoamérica y nos dimos cuenta de la situación que tienen aquellos jóvenes, con menos oportunidades por el mero hecho de haber nacido allí, y entonces iniciamos una serie de proyectos en Centroamérica", ha explicado Domínguez.

   Uno de esos proyectos consiste en la reinserción de jóvenes en Guatemala a través del arte urbano: "Intentamos que no formen parte del crimen organizado ni del narcotráfico, que crean en sí mismos y se den cuenta de que también tienen una oportunidad".

   Aunque parezca que en IIJ sólo tienen cabida los adolescentes y jóvenes, lo cierto es que la asociación también trabaja con los profesionales que se dedican a la juventud, como educadores y maestros.

   "Los retos y problemas a los que se enfrentan los jóvenes hoy en día han cambiado y tenemos que actualizarnos. Por eso, hemos impartido cursos de formación y talleres dedicados a estos profesionales", ha expresado.

   La persona interesada en participar en alguna de las actividades que organiza IIJ puede acudir a su sede, situada en calle Aristófanes, 4, en el barrio malagueño de El Cónsul, o ponerse en contacto con ellos a través de la web www.aiij.org o de las redes sociales Facebook (Iniciativa Internacional Joven), Twitter (@iij_españa) o Instagram (iniciativa_internacional_joven).

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies