El Ayuntamiento de Málaga pide a la Junta y al Gobierno un nuevo puente sobre la N-340 para evitar inundaciones

 

El Ayuntamiento de Málaga pide a la Junta y al Gobierno un nuevo puente sobre la N-340 para evitar inundaciones

Actualizado 27/01/2011 17:37:23 CET

El Pleno acuerda que sea en la Fundación Ciedes donde se consensúe la mejor solución para la integración del río Guadalmedina

MÁLAGA, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Ayuntamiento de Málaga ha aprobado este jueves por unanimidad una moción, presentada por vía de urgencia por el equipo de gobierno del PP, instando a los ministerios de Fomento y de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino y a la Consejería de Medio Ambiente a que acometan la construcción pendiente de un nuevo puente sobre la carretera nacional 340, aguas arribas del actual, que sería eliminado, con el objetivo de evitar las inundaciones que ocasionan los temporales y, por tanto, los daños económicos al sector industrial, al turismo y a la ciudad en general.

Así lo ha defendido el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, quien ha advertido de que la Junta de Andalucía y el Gobierno central "no pueden olvidar que las obras del encauzamiento del Guadalhorce, que se terminaron hace años, están incompletas porque el puente sobre la N-340 tiene una capacidad de paso de caudales inferior a lo que cabe en el cauce", por lo que "si se repitieran avenidas como las de 1989, se desbordaría o, incluso, no resistiría".

Aunque, finalmente, ha retirado de su moción, ante las críticas de la oposición, la palabra "desidia" por parte de la Junta y de ambos ministerios, cambiándola por retraso, De la Torre ha dejado claro que "la realidad es que con desidia me quedaba corto porque, de hecho, podría hablar de desprecio".

El regidor malagueño ha incidido en que el proyecto ya está redactado, lamentando haber realizado estos años gestiones ante la Junta y el Gobierno "sin éxito"; de hecho ha recordado que en el pleno de marzo de 2007 se aprobó por unanimidad una moción en términos similares. "Es un tema de responsabilidad y una de las asignaturas pendientes más importantes en la ciudad y la provincia", ha manifestado.

Por su parte, la portavoz municipal del PSOE, Begoña Medina, ha indicado que "lo razonable habría sido que De la Torre se hubiera sentado con las administraciones y entonces le habrían explicado por qué no se ha hecho el puente", a lo que ha añadido que "cuando uno reclama y hace sus propias obligaciones, es más creíble".

GUADALMEDINA

También se ha acordado durante este pleno ordinario, de acuerdo con una moción de IU aprobada por unanimidad, dejar el debate político sobre la integración en la ciudad del río Guadalmedina y que sea la Fundación Ciedes, integrada por las administraciones públicas y los colectivos económicos y sociales de la ciudad, la que, contemplando "todas" las propuestas viables técnicamente, determine cuál es la mejor.

De igual modo, se solicitará que tanto el propio Consistorio como la Junta de Andalucía sigan impulsando un plan de choque para adecentar el río, contemplando inversiones para su limpieza y mejora paisajística, de modo que se acabe con "la suciedad, el deterioro y el mal aspecto general" que presenta.

Según la iniciativa defendida por el portavoz de IU, Pedro Moreno Brenes, se contemplará también la posibilidad de iniciar un procedimiento de consulta popular sobre la mejor actuación para integrar el Guadalmedina en la ciudad, aunque solamente si fuera necesario, ya que, como expuso el alcalde, "si desde el inicio hubiera un consenso, a lo mejor no sería necesario recurrir a un referéndum".

Entre las alternativas para la integración urbana del río, Moreno Brenes, que ha rechazado el embovedamiento del cauce, como defendía De la Torre, ha insistido en la propuesta de crear un parque fluvial en el interior del cauce, con vegetación de ribera, que permitiera su utilización como espacio verde recreativo y de uso ciudadano.

En opinión del edil de la coalición, embovedar el Guadalmedina "medioambientalmente sería insostenible, perdiendo, además, una oportunidad histórica de tener un gran espacio verde, y tampoco sería posible económicamente". Por ello, durante el debate plenario, ha acusado al alcalde de querer "simple y llanamente que desaparezca el río", del que ha dicho que "no es una cicatriz".

DE LA TORRE

El alcalde de Málaga, aunque ve con buenos ojos el embovedamiento, que, como ha apuntado, "no significa que no sea una solución verde, ya que permite la solución verde poniéndola arriba", ha resaltado la conveniencia de "evitar una defensa de posturas", mostrándose abierto a "todas las soluciones viables técnicamente, no utópicas".

Por ello, ha reiterado que "para sacar adelante la mejor solución, que tenga detrás el consenso de la mayor parte", este debate debe tener lugar en la Fundación Ciedes, que prevé reunirse el próximo 3 de febrero. "Hay que hacerlo de manera que se trabaje bien y todo el mundo se sienta cómodo", ha declarado, agregando que se trata de un tema que "debe ser de todos y que debe sacarse del debate político, ya que lo puede perjudicar".

Precisamente, aunque ha reconocido que este asunto "podría ser muy rentable políticamente para nosotros", el primer edil malagueño ha asegurado que no lo utilizará, con el objetivo de "conseguir que haya la máxima identificación con la solución final". "Es una oportunidad histórica", ha afirmado.

De la Torre ha hecho hincapié de nuevo en que el Guadalmedina "no es un río, es un cauce lleno de piedras y sucio la mayor parte del año, seco y feo". Más aún, ha señalado que "es una rambla mediterránea, pero no un río como el Sena, el Támesis o el Ebro", y es que "aunque geográficamente es un río, es menos río que el Guadalhorce".

Ante estas afirmaciones, el portavoz municipal de Izquierda Unida ha respondido que "la historia de Málaga y la estructura fluvial de la ciudad se desmontan". "El Guadalmedina es un río y no lleva agua constantemente porque hay una presa", ha apostillado.

Por su parte, el viceportavoz socialista Sergio Brenes ha defendido también durante su intervención en el pleno que, tras conocer las conclusiones del informe del Cedex, dependiente del Ministerio de Fomento, "ahora hay que consensuar entre todas las administraciones públicas y los agentes sociales el proyecto de futuro que se quiere para el Guadalmedina, siempre con el marco de fondo de la seguridad". Ha coincidido, por tanto, en que sea la Fundación Ciedes la que acoja ese debate, que debe afectar, a su juicio, no sólo a la parte urbana del río, sino también a la cuenca alta.

Para el concejal del PSOE, "hay que contemplar todas las opciones y huir del electoralismo, ya que en este asunto no hay soluciones ni rápidas ni cómodas, sino que hay que ser serios y rigurosos porque ante todo está la seguridad de los malagueños".

Brenes ha instado, por último, al equipo de gobierno del PP a solucionar los problemas de suciedad y de malos olores que presenta actualmente el río. Ante esto, el alcalde ha precisado que "hay un mantenimiento de la cuenca que no es competencia del Ayuntamiento, sino de la Junta de Andalucía; nosotros sólo actuamos en el tramo urbano".

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies