Aznar dice que el PP recibirá un "completo desastre" y aboga por una mayoría para sacar al país del "agujero

Aznar En Un Acto En Fuengirola (Málaga)
EUROPA PRESS
Actualizado 15/11/2011 0:14:41 CET

Acusa a los gobernantes del PSOE de "incompetentes, insolventes e incapaces"

FUENGIROLA (MÁLAGA), 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El expresidente del Gobierno, José María Aznar, ha afirmado que el Partido Popular (PP) recibirá tras las elecciones del próximo domingo, que ha confiado en ganar, "un completo desastre" y ha asegurado que los 'populares' deben lograr "una gran mayoría" para sacar a España "de este agujero en el que nos han metido".

Aznar ha señalado que se recibirá un país "políticamente débil y con profundas grietas en su estructura", con una crisis económica "como no conocíamos" y sin una expectativa de mejora para las jóvenes generaciones; además, ha continuado, de un país "internacionalmente irrelevante, que ha perdido su capacidad de ser escuchado".

España, a juicio del expresidente, "no puede jugársela a una mayoría escueta o pequeñita" y ha asegurado que "vienen tiempos de patriotismo, de arremangarse y tomar decisiones muy importantes". Para empezar, ha dicho durante un encuentro en Fuengirola (Málaga) con un millar de personas, los ciudadanos deben dar al PP "la mayoría que necesita España".

Ha asegurado que el país sí es capaz de superar esta situación. "Lo sé, y no necesito que nadie me lo cuente; sé lo que es heredar un 27 por ciento de paro y una deuda alta, sé muy bien cómo recibí la Seguridad Social y terminar con un país con millones de empleo, con estabilidad presupuestaria, con superávit en la Seguridad Social y con una deuda que tenía más crédito que la alemana", ha sostenido.

Para Aznar, la situación actual de España no es la que recibió su Gobierno en 1996. "Los datos pueden ser similares pero la situación es sustancialmente peor, más comprometida, el país está en una situación más debilitada y no tenemos tiempo que perder, tenemos que actuar con diligencia inmediata porque la situación nos lo exige y porque desde fuera no nos van a dejar tiempo", ha explicado.

Según el expresidente, "no hay tiempo para luna de miel, para grandes festejos" ya que el "problema" que van a recibir los 'populares' "es una cosa muy seria". En este sentido, sobre el papel internacional de España ha dicho que se deben defender los intereses "y no perder posiciones en Europa", algo que no se hace "siendo muy simpático y muy amable".

"ESFUERZOS MUY GRANDES"

José María Aznar, que ha sido interrumpido en varias ocasiones con aplausos, ha asegurado que gratis "no hay nada". "Las cosas necesitan su esfuerzo para funcionar, es muy necesario ser responsables de los actos, es muy necesario ser austeros, es muy necesario contener los gastos y volver a recuperar las cosas normales", ha dicho, al tiempo que ha ironizado diciendo que entre ellas está el ir a las gasolineras "a poner gasolina, por ejemplo".

España está en estos momentos en una situación "muy comprometida y muy difícil", ha opinado, y ha añadido que el futuro "va a exigir de esfuerzos muy grandes". "Tenemos que afrontarlos, nos guste o no, hay que asumir la realidad por desagradable que sea, explicarla, decir la verdad, empezar el mandato y tomar decisiones", ha sostenido.

La verdadera "revolución social", a juicio del expresidente 'popular', es el empleo, "lo que permite mejorar la sanidad, la educación, las pensiones y cuando te cargas cinco millones de empleos, en vez de crearlos, estás poniendo en peligro todo lo demás". En definitiva, España necesita "tomar la iniciativa", que ha recordado es lo que se hizo en 1996, "y no estar a merced de los acontecimientos"; para lo que se debe volver a la disciplina presupuestaria, a la reforma laboral "y a otras muchas reformas".

PSOE: "INCOMPETENTES, INSOLVENTES E INCAPACES"

El también presidente de honor del PP ha considerado que España ha tenido unos gobernantes socialistas "muy incompetentes, insolventes e incapaces", y ha manifestado que cuando él dejo el Ejecutivo dejó un país "políticamente fuerte, económicamente próspero e internacionalmente respetado". "Legamos esa España, el país más próspero de toda nuestra historia; no de la historia democrática sino de toda la historia de España", ha aseverado.

En este punto, ha criticado que los socialistas hayan "puesto en cuestión los pilares básicos de la transición democrática", lo que supone, ha dicho, "poner en cuestión la fortaleza y la salud de buena parte del sistema institucional". Así, ha señalado que de mirar al futuro y actuar desde la "tolerancia y la concordia" se ha pasado en estos años a la "división, el enfrentamiento, el sectarismo, a mirar hacia atrás".

Ha acusado también al PSOE de "debilitar" la nación española: "España es una nación, no es la expresión de 17 naciones, tenemos un estado constitucionalmente descentralizado, no 17 miniestados que se copian". Para Aznar, estos años "hemos pasado una raya muy complicada y compleja"; y es que, ha continuado, "una cosa es reconocer la pluralidad, que no tiene discusión, es discutir si se mantiene o no lo que es común, y son dos cosas completamente distintas".

"Sin tener la casa en orden es imposible ser influyente en el mundo, imposible que te escuchen", ha apuntado, añadiendo: "lo primero que te dicen es tú pon tu casa en orden primero, haz tus cosas, haz tu Estado eficaz y luego ven aquí a decir esto, lo otro y lo de más allá. Hace años nuestra casa y nuestras cuentas estaban en orden".

Aznar ha lamentado las "terribles" cifras de paro, "consecuencia de una falta de crecimiento, consecuencia a su vez de la falta de competitividad". Y es que, según el expresidente, en España se dejaron de cumplir "las reglas básicas que hacen que las economías funciones cuando compartimos una moneda única, el euro".

"Nos han arruinado el presente y han hipotecado el futuro de este país", ha criticado, al tiempo que ha recordado que España para financiarse debe pagar créditos "muy caros", lo que se debe, a su juicio, "a que mucha gente no se cree la situación, las cuentas y dudan de la capacidad del país para salir adelante".

Aznar ha insistido en que el PSOE "no puede quedar sin sanción democrática", que pasa, "por una gran mayoría del PP". En este punto ha rechazado que los socialistas lleven "más de 20 años con el discurso del miedo": "llevan diciendo las mismas manías y prejuicios desde hace 30 o 40 años".

"MÁS GANAS QUE NADIE DE QUE GANE RAJOY"

Aznar ha manifestado, "totalmente en serio", que en España "nadie tiene más ganas que yo de ver a Rajoy como presidente, a lo mejor incluso más que su mujer y por razones que no hace falta explicar". Así, ha defendido que el candidato del PP "tiene todas las capacidades para ser un excelente presidente, es consciente, tiene equipos sólidos y competentes" aunque, ha ironizado, "en eso no nos lo han puesto especialmente difícil".

Aznar, que ha asegurado que va donde le invitan "y dentro de donde me invitan donde yo elijo", ha señalado que es una "enorme responsabilidad y honor poder ayudar al PP a tener un gran éxito el próximo domingo". Ha estado acompañado por el secretario general del PP de Andalucía, Antonio Sanz; el presidente del PP de Málaga, Elías Bendodo, y su homóloga en Fuengirola y alcaldesa de esta localidad malagueña, Esperanza Oña, quienes han recordado cómo el expresidente dejó el país y la herencia que recibirá el PP si Rajoy gobierna a partir del próximo lunes.

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies