Caneda deja la puerta abierta a "estudiar" cualquier colaboración con el Ayuntamiento, "sólo" si lo invitan

El concejal de Turismo, Cultura y Deporte, Damián Caneda
EUROPA PRESS
Actualizado 27/06/2014 16:18:14 CET

No niega discrepancias con De la Torre, pero asegura que éstas "nunca" han sido "motivo de desencuentro", y rechaza que se vaya por eso

MÁLAGA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El todavía concejal de Cultura, Turismo, Deporte y Educación del Ayuntamiento de Málaga y primer teniente de alcalde, Damián Caneda, se ha mostrado abierto a "estudiar cualquier posibilidad, dentro de lo normal" para colaborar con el Consistorio, pero, ha matizado, que "sólo si me invitan acudiré".

Preguntado, al respecto, el edil 'popular' ha asegurado que no tiene ninguna preferencia especial por colaborar en una fundación o consorcio concreto. Así lo ha afirmado este viernes tras una rueda de prensa, un día después de anunciar su decisión de abandonar la política, a falta de 11 meses para las próximas elecciones municipales.

"Estoy abierto a estudiar cualquier posibilidad", ha insistido, agregando que "si me invitan a apoyar algo, sólo si me invitan, acudiré, si no, será el que venga el que tenga que hacer las cosas". De todos modos, Caneda ha señalado que "tampoco tiene que ser una cosa inmediata".

De este modo, ha mostrado su disposición a colaborar "en aquello en lo que encaje", "no de una manera profesional, porque tengo otros pensamientos, pero sí en contribuir con mi experiencia a que vayan mejor las cosas".

"Sigo amando a Málaga y la veo como una ciudad maravillosa y con unas expectativas magníficas, tenemos todos que sumar para hacerlo bien, pero se puede hacer desde la vida civil igual que desde la vida política", ha indicado.

El todavía concejal del PP --su dimisión se hará efectiva el 15 de julio-- no ha negado que haya tenido discrepancias con el alcalde, Francisco de la Torre, pero sí ha asegurado que éstas no han motivado su marcha del Ayuntamiento.

Es más, ha señalado que "si fuera por una discrepancia concreta no lo hubiera avisado hace más de un año, tanto al presidente del partido --Elías Bendodo-- como al alcalde". Se va, ha dicho, porque piensa que "uno ya ha tenido bastante experiencia en lo público y que quiero volver a mi vida".

Preguntado sobre si ha echado en falta el apoyo del alcalde en algunos momentos, el concejal ha señalado que "entiendo que hemos tenido todos el mismo apoyo", y que "no siento que especialmente tenga peor trato que otros", aunque ha precisado que "lógicamente he querido más para mis áreas". "Somos muchos y tenemos muchas iniciativas, yo, además, soy propenso a tener muchísimas", ha afirmado.

En este sentido, ha considerado que "cada uno tiene su área de responsabilidad, he hecho las que he podido y hay otras que me hubiera gustado hacer y que no he podido, pero eso es normal, todos no podemos hacerlo todo".

De cualquier forma, ha defendido que sus áreas "han multiplicado las actividades con la mitad de presupuesto". "Era muy complicado", ha apostillado, argumentando que "entiendo que es una época de escasez donde no se ha podido hacer todo".

"Soy partidario de las discrepancias, las provoco, me gusta que las haya, sin que eso signifique que va a haber desencuentro", ha sostenido, agregando que "ni eso sería una causa para que yo dijera que me voy", más aún cuando, según ha subrayado, "creo que es sano".

Además, Caneda ha asegurado que "en esas discrepancias nunca he encontrado un motivo de desencuentro con nadie". Lo que pasa, ha afirmado, "es que quizá es poco frecuente". "Si el alcalde piensa una cosa y yo otra obviamente se lo digo", al igual que hace, ha asegurado, "con el resto de los compañeros". "Si no para qué vamos a las reuniones", se ha preguntado.

ASIGNATURAS PENDIENTES

Deja su cargo, según ha manifestado, con "una mezcla de satisfacción y nostalgia", pero "como en toda nueva etapa también tienes la ilusión de que empiezas algo", lo que "compensa el adiós". Aún así, ha reconocido que se marcha con "un montón" de asignaturas pendientes.

En educación, por ejemplo, le hubiera gustado hacer una nueva escuela de idiomas "que complementara las carencias" de la oficial. Y en lo cultural "me hubiera encantado que la ciudad tuviera un funicular a Gibralfaro para poder hacer un teatro maravilloso al aire libre". Se trata de proyectos "lentos" que requieren "mucho tiempo", ha alegado.

"Da pena evidentemente, una sensación de nostalgia siempre queda cuando uno deja algo", ha comentado el edil, que ha recordado que "han sido tres años donde se han hecho muchas cosas, he trabajado con un equipo muy cercano" y que "la parte humana siempre deja ese recuerdo".

Por el otro lado, ha añadido, que se va "contento con los resultados" porque "en todas las áreas nos ha acompañado el éxito y hemos cumplido con el encargo que se nos hizo".

En cuanto a las aperturas de las sedes del Centro Pompidou o del Museo Estatal Ruso de San Petersburgo, ha afirmado que "son cuestiones que tienen su inercia y que las hacen un montón de gente", considerando que él "es una pieza, viene otro y se hace".

Además, ha señalado que son dos proyectos que se pondrán en marcha en la próxima legislatura y que "administrativamente está todo por hacer y están los técnicos funcionando". "Está todo planificado y los equipos van a llevarlo a cabo sin ningún problema", ha insistido.

Preguntado por si lamenta no haber sacado adelante La Academia del Málaga CF, el concejal ha comentado que "una cosa que he aprendido muy bien en estos tres años es que hay un montón de cosas que no dependen de uno". Así, ha afirmado que "sería maravillosa, pero ni siquiera depende de nosotros".

"MOMENTO IDEAL"

Ha vuelto a justificar que abandona justo ahora, sin haber acabado el mandato, porque éste es "un momento ideal", tanto "en lo personal como en lo colectivo", en el que hay "un verano de por medio" y sin que haya empezado la campaña electoral para las próximas municipales.

Además, según ha reiterado, "se han terminado los proyectos que estaban en cartera y está planificado el año que queda", y que "por motivos obvios de compromisos con un proyecto he intentado terminar las cosas que tenía y dejarlas programadas".

En palabras de Caneda, se trata de una época de cambios políticos, "un momento apasionante pero diferente, donde yo lo quiero vivir desde fuera".

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial