La carabela portuguesa centra la campaña del Aula del Mar y Diputación de Málaga sobre medusas y estado de playas

Bendodo Aula del Mar
DIPUTACIÓN DE MÁLAGA
Publicado 31/05/2018 14:42:25CET

Insisten en que "no hay ninguna plaga", así como que el veneno de este animal no es mortal

MÁLAGA, 31 May. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Málaga y el Aula del Mar pondrán en funcionamiento a partir de este viernes la sexta edición de Infomedusa, una campaña informativa que da a conocer el estado ambiental de las playas de la provincia y la presencia de medusas que este año prestará especial atención a las carabelas portuguesas.

Así lo han dado a conocer este jueves el presidente de la Diputación, Elías Bendodo, y el presidente del Aula del Mar, Juan Antonio López, quienes han señalado que la campaña contará con carteles y folletos como material informativo, tanto en papel como en formato digital, además de la documentación que aparece en la web y la aplicación móvil.

Este año, ha explicado López, se ha producido una "anomalía" y es que las carabelas portuguesas, aunque entran desde el Atlántico puntualmente algunos años, esta entrada suele producirse a finales de invierno o principio de primavera y desaparecen entre marzo y abril, pero este año se ha prolongado su estancia habiéndose avistado la última el pasado domingo, según ha confirmado.

En total, en Málaga se han producido unos 40 avistamientos, ha indicado el presidente del Aula del Mar, subrayando que hasta ahora, no se ha producido ninguna picadura de gravedad.

En la misma línea, Bendodo ha asegurado que "no hay riesgo de que tengamos este verano ninguna plaga", incidiendo en que, a pesar de que existe la novedad de apariciones puntuales de carabelas portuguesas en los últimos tiempos "no hay porqué preocuparse, no hay ninguna plaga".

Bendodo ha puesto en valor que la aplicación "será útil por si aparece alguna, para estar informados sobre su presencia, pero no puede generarse más preocupación ni alarma". En este punto, López ha explicado que cuando suben las temperaturas "las carabelas portuguesas desaparecen por sí solas".

Juan Antonio López ha insistido en que el Mar de Alborán funciona de una manera diferente a la del resto del Mediterráneo, puesto que tiene sus propias corrientes, "con lo que, aunque en ocasiones, como el año pasado, hay una mayor presencia de medusas en zonas de España como la Comunidad Valenciana o las Baleares, en nuestro litoral su presencia es mucho menor".

Sobre la "anomalía" de que estas medusas aún estén en la costa malagueña, el presidente de Aula del Mar ha dicho que "todavía no se conoce a ciencia cierta cuál es la causa", señalando que, según su opinión, "tiene que ver con las corrientes del Atlántico y los fenómenos climáticos".

INFOMEDUSA

La herramienta "más popular e interesante" de la campaña Infomedusa, han asegurado, es la aplicación móvil que cuenta con unas 40.000 descargas. Este año, como novedad, la 'app' incluye nuevas vistas de las playas, información más detallada sobre cada una de ellas, un tablón de anuncio por municipio y un enlace a la web de la Senda Litoral.

Desde el año 2013 la Diputación promueve esta iniciativa mediante una subvención directa a Aula del Mar que permite el desarrollo de un programa para informar y sensibilizar a los usuarios del litoral de Málaga sobre la presencia de medusas en la costa de Málaga y otros aspectos de interés ambiental, como el estado de las playas o el varamiento de especies marinas amenazadas.

La aplicación ofrece información diaria de la situación de 132 playas de Málaga, recogiendo el estado general del día y temperatura, fuerza y dirección del viento, oleaje y temperatura del agua.

Además, incluye datos sobre la previsión de la probabilidad de medusas en la costa mediante un sistema de señalización por colores (baja, media y alta), así como información sobre las principales especies de medusas en el litoral de Málaga, con especial atención a la carabela portuguesa.

También hay comentarios personalizados para cada playa respecto a la presencia de medusas y otros aspectos de interés, una información recibida por una red de observadores litorales y por el personal de los municipios costeros. A todo ello se suma la participación ciudadana a través de los comentarios de los bañistas.

En este sentido, López ha asegurado que la red de observadores está conformado por 25 voluntarios, aunque este año se va a aumentar dicho número. Además, ha recalcado que este proyecto está enfocado como una iniciativa de Ciencia Ciudadana, abierto a la colaboración de todos los ciudadanos interesados en implicarse en facilitar datos desde la playa, que permitan un seguimiento más exhaustivo de la aparición de residuos, bancos de medusas y otros aspectos de interés para la conservación del litoral.

RECOMENDACIONES

La campaña informativa también contiene recomendaciones generales para la ciudadanía. Entre ellas, se apunta que no deben retirarse del agua las medusas porque con la manipulación liberan células urticantes, aunque en el caso de las carabelas portuguesas se incide en que sí es conveniente su retirada.

También se insiste en que no hay que dejar las medusas en la arena, porque sus restos siguen siendo urticantes por un tiempo, sino que deben usarse pala y guantes para retirarlas, y se aconseja que, si se encuentran durante el baño, hay que nadar pausadamente y salir del agua sin movimientos bruscos.

En el caso de la carabela portuguesa, han detallado, las recomendaciones específicas son retirarla del agua con mucho cuidado, tratando de no fragmentar al animal, y exponerla al sol; no dejarla en la arena, sino en algún cubo o recipiente, y tener cuidado con el líquido que se deposita en el fondo de los cubos por descomposición de las medusas, ya que contiene elementos urticantes.

Aunque en este punto, han apostillado que lo recomendable si las encontramos en la playa es evitar el baño, pues la extensión de sus tentáculos les permite provocar picaduras a cierta distancia. Pero han insistido en que su veneno no es mortal y que tan solo en casos excepcionales, como en el caso de personas afectadas por otras dolencias o con alergias específicas, la picadura puede tener gravedad.

Por otro lado, en caso de picadura de una medusa, han aconsejado quitar los restos de tentáculos o fragmentos utilizando agua salada y lavarse con agua de mar. Además, han señalado que con una tarjeta de plástico puede ser más fácil esa retirada.

También han explicado que se considera adecuado aplicar una solución de bicarbonato en la herida, así como hielo seco durante unos 15 minutos en lapsos tres y dos minutos, con descanso. Así, han incidido en que hay que evitar usar agua dulce, amoniaco, alcohol o vinagre para limpiar la zona afectada, así como frotar o utilizar vendajes a presión.

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial