Cáritas atiende en Málaga a 30.800 familias durante 2012, un 20,80% más que en el año anterior

Presentación memoria Cáritas 2012
EUROPA PRESS
Actualizado 20/05/2013 17:26:40 CET

Aumenta también el número de socios y de aportaciones y donaciones

MÁLAGA, 20 May. (EUROPA PRESS) -

Cáritas Diocesana atendió en Málaga en 2012 a un total de 30.800 familias, lo que supone un aumento del 21,80 por ciento con respecto al año anterior. Las aportaciones solidarias también se han visto incrementadas en un 8,50 por ciento, llegando a los 3.329.070 euros, así como el número de socios y donantes, que ha subido un 9,88 por ciento, ascendiendo a 4.117 personas.

La institución atendió el pasado año una media de 261,58 familias en cada uno de sus centros, el 20,10 por ciento de ellas fue a Cáritas por primera vez y el 28,26 por ciento lleva acudiendo desde hace más de tres años.

Así lo han informado en la presentación de la memoria de 2012 que ha tenido lugar este lunes en Málaga. El acto ha sido presidido por el obispo de Málaga, Jesús Catalá, y ha contado con la participación del director de Cáritas Diocesana de Málaga, Francisco José Sánchez, y del vicario para la acción caritativa y social y delegado episcopal de Cáritas Diocesana de Málaga, Gabriel Leal.

La principal demanda realizada por los usuarios de Cáritas en 2012 ha sido ayudas para alimentación --71,45 por ciento--. Le siguen el empleo --39,43 por ciento--, la ropa --21,60 por ciento--, ayudas para pagar los suministros --23,41 por ciento-- y el pago de viviendas --15,18 por ciento--.

Sobre las respuestas otorgadas por Cáritas a los usuarios, cifra que asciende a más de 87.000, la más abundante durante 2012 ha sido la de escucha y asesoramiento --74,57 por ciento--, seguida de ayudas para la alimentación --71,59 por ciento--, suministros --17,49 por ciento--, empleo --14,77 por ciento-- y vivienda --9,80 por ciento--.

PERFILES ATENDIDOS

Según ha informado el obispo, los principales perfiles atendidos por Cáritas son principalmente "parejas jóvenes sin empleo, mujeres solas y sin recursos con hijos a su cargo, desempleados jóvenes o de más de 50 años, inmigrantes que han perdido su empleo y menores procedentes de familias con problemas socioeconómicos"

Además de prestar ayuda, Cáritas durante 2012 ha llevado a cabo proyectos de intervención social dirigidos a distintos colectivos como infancia y juventud, mujeres, familias, inmigrantes, personas mayores y personas sin hogar. En ellos han participado más de 17.300 personas.

"Esta crisis no es sólo económica, es una crisis moral, de valores, de confianza, que ha desestabilizado los valores de la sociedad; la crisis económica es sólo una consecuencia de todo esto, así lo ven grandes economistas y así lo vemos desde el punto de vista de la fe", ha manifestado el obispo.

Catalá ha establecido tres aspectos, que a su juicio, caracterizan la situación actual: en primer lugar, "la pobreza toca a más personas; en segundo, "se trata de una pobreza intensa, las personas que tenían pocos recursos ahora tienen aún menos, y, en tercero, "es una pobreza crónica".

También ha hecho referencia a la importancia de la ayuda familiar en época de crisis: "la familia es una institución válida y en muchas ocasiones los abuelos, los padres o los hermanos buscan los recursos para ayudarse entre ellos, si las familias están desestructuradas, separadas o divorciadas, difícilmente podrán acoger o sostener a los otros miembros".

"Cáritas invita a los cristianos a manifestar la fe con un compromiso más profundo e importante de manera estable, hay otras campañas que son esporádicas y muy puntuales; Cáritas es la expresión del amor cristiano y de la conciencia pero permanente", ha aseverado Catalá.

Por otro lado, el director de Cáritas de Málaga ha hecho referencia al personal que trabaja en la institución, sobre el que ha señalado que de las 1.382 personas con las que cuentan, 1.232 son voluntarias, lo que supone el 89,95 por ciento del total y 139 son contratadas. "El capital humano es lo que hace posible esta labor", ha subrayado.

"Uno de los datos más llamativos de este año es que, además de aumentar el número de socios y donantes, también se ha visto incrementado el número de herencias, legados y testamentos, es decir, personas que en su última voluntad quieren ayudar a los demás", ha manifestado Sánchez.

Sobre la financiación de Cáritas, el director ha señalado que "la mayor parte de nuestros recursos vienen de personas que confían en nosotros como cauce efectivo de caridad y solidaridad, aunque también recibimos subvenciones procedentes de convenios con las administraciones públicas, destinadas, fundamentalmente, a los centros sociosanitarios y a los talleres de formación".

CAMPAÑA DE CONCIENCIACIÓN

Por su parte, el delegado episcopal de Cáritas ha recordado la campaña de concienciación solidaria que la institución llevará a cabo en Málaga desde este viernes hasta el 2 de junio, denominada 'Cáritas en el corazón de Málaga'.

"Haremos una exposición de paneles en calle Larios mostrando el ser y el hacer de Cáritas; queremos sensibilizar a la sociedad de que hay otro modo de vida", ha señalado Leal.

En este sentido, ha expuesto que "lo que pretendemos desde Cáritas es cambiar un estilo de vida, es decir, no se trata de dar unos euros para que los que no tengan para comer, coman, sino que es mucho más que eso, porque es intolerable abusar de muchos bienes cuando hay una parte de la humanidad que carece de los recursos mínimos necesarios".

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial