El Colegio de Médicos de Málaga lamenta que las agresiones continúan al alza pese a las sentencias condenatorias

Cartel contra las agresiones a sanitarios
COLEGIO DE MÉDICOS DE MÁLAGA
Publicado 15/03/2018 15:36:32CET

Recuerdan las 27 registradas en la asesoría jurídica de la institución colegial el pasado año, "pero son muchas más"

MÁLAGA, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

La agresiones a médicos continúan a pesar de las condenas y de que desde hace varios años agredir a un facultativo se considera delito de atentado a autoridad pública. De los 27 casos de 2017, siete cuentan ya con sentencia y todas son condenatorias para el agresor.

"Unos datos terribles", según ha indicado el presidente del Colegio de Médicos de Málaga, el doctor Juan José Sánchez Luque, coincidiendo con el Día Nacional contra las Agresiones a Médicos que se celebra este jueves.

"Nos hemos acostumbrado tanto a ser vejados en las consultas que muchos compañeros no denuncian. Sólo lo hacen aquellos a los que han pegado y provocado lesiones o bien los que ya no pueden más", ha sostenido.

La asesoría jurídica del Colegio registró el pasado año 27 agresiones en la provincia, dos más que en 2016, sin embargo, es un dato que alude únicamente a los que han acudido a la institución colegial "pero son muchos más", según el vicepresidente primero, el doctor José Antonio Ortega.

En el pasado año, de los 27 casos, 15 fueron a mujeres y 12 a hombres. De las mujeres, el tramo de edad en el que se concentran la mayor parte está entre los 36 y los 45 años. En los hombres, es el de 56 a 65.

La mayoría de las agresiones se dan en el sector público aunque aparecen ya las primeras en el privado, con tres de 27. El ámbito mayoritario en el que se dan las situaciones violentas es en Atención Primaria (hombres) y hospitales (mujeres). Los agresores insultan a los médicos (ocho casos) mientras que agreden con lesiones a las médicas (seis casos).

Para el vicepresidente del Sindicato Médico de Málaga, el doctor Carlos Camacho, "esta progresiva lacra tiene ser combatida hasta erradicarla". Para ello, deben colaborar todas las instituciones, sanitarias y no sanitarias, locales, provinciales, autonómicas y estatales.

"Los diagnósticos --ha continuado-- están hechos. Son conocidos los centros y lugares, causas y motivos de las agresiones, incluso en ocasiones es conocido el perfil del agresor. Se han dado pasos para controlar y erradicar esta lacra pero siguen siendo insuficientes a tenor de los resultados obtenidos". En su opinión, las medidas preventivas aplicadas desde el Servicio Andaluz de Salud (SAS) "son claramente deficientes".

El lema de este Día, que se conmemora a nivel nacional bajo la coordinación de la Organización Médica Colegial, es 'Contra las agresiones a sanitarios, tolerancia cero'.

En 2016 la asesoría jurídica del Colegio de Médicos registró 25 agresiones, más del triple que las registradas en 2015, año en el que se contabilizaron siete. Fue el año con la cifra más baja. En 2014 se dieron 18 casos; 17 en 2013; 21 en 2012; 27 en 2011; 42 en 2010; 40 en 2009 y 41 en 2008.

Desde el Colegio de Médicos han recordado que la Subdelegación del Gobierno en Málaga presentó en noviembre del pasado año a los dos interlocutores policiales territoriales sanitarios de la provincia de Málaga, uno de Guardia Civil y otro del Cuerpo Nacional de Policía, tal y como establece la Instrucción 3/2017 de la Secretaría de Estado de Seguridad del Estado sobre medidas policiales a adoptar frente a agresiones a profesionales de la salud.

Precisamente, el Colegio de Médicos mantuvo recientemente una reunión con los interlocutores, piezas clave de la Policía Nacional y la Guardia Civil para luchar contra las agresiones a médicos. Al encuentro acudieron el secretario general del Colegio de Médicos, el doctor Carlos Carrasco, y las abogadas del Colegio Cristina Sarmiento y Gracia María González.

Carrasco ha incidido en que las agresiones "son una lacra en la que, además de las medidas preventivas, legales o judiciales, se hacen necesarias medidas policiales de investigación y estudio de campo".

El Colegio de Médicos y el Sindicato Médico de Málaga, que trabajan mano a mano para erradicar y denunciar la violencia en las consultas, presentaron en octubre del pasado año una campaña de concienciación ciudadana contra las agresiones a médicos. El mensaje era 'Respétame. Soy tu médico. No me agredas, no me insultes. Es delito'.

Además, la institución colegial puso en marcha hace una década un número de teléfono de atención urgente al que pueden llamar los colegiados agredidos durante el ejercicio de su profesión o situaciones extremas que requieren atención jurídica inmediata. Al otro lado de la línea telefónica les atiende uno de los abogados de la asesoría jurídica que le dará asesoramiento legal. Si fuera necesario, también recibe tratamiento psiquiátrico para superar el 'shock' post traumático que puede aparecer tras la agresión, ya sea física o verbal.

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial