Condenado a un año de prisión un religioso de un colegio de Málaga por tener pornografía infantil

Ciudad de la Justicia de Málaga
EUROPA PRESS - Archivo
Actualizado 15/03/2018 14:44:46 CET

MÁLAGA, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Penal número 1 de Málaga ha condenado a un año de prisión a un religioso que era administrador de un colegio de la capital malagueña por posesión de pornografía infantil. Además, se le impone la inhabilitación para cualquier profesión relacionada con menores y un año de libertad vigilada.

Según se señala en la sentencia, que no es firme y está pendiente de un recurso de apelación ante la Audiencia, los archivos se encontraron en el registro practicado en 2012 en una habitación reservada del centro, perteneciente a una orden religiosa, que el acusado tenía para su uso.

Así, se indica que le fueron intervenidos nueve lápices de memoria, tres tarjetas, dos discos duros internos y diez externos, 128 DVD "con vídeos sobre naturismo" y seis carpetas encriptadas, de las que el acusado no quiso dar la contraseña.

Los vídeos, según la resolución, a la que ha tenido acceso Europa Press, fueron adquiridos a una empresa "distribuidora de pornografía infantil" investigada por la Interpol de Otawa, en Canadá. En los ordenadores había archivos creados y encriptados por el acusado.

Asimismo, dice la sentencia, en un disco duro se recogían, "una vez recuperados ya que habían sido totalmente eliminados por el usuario, 1.727 dicheros de imágenes de contenido naturista"; mientras que en otro soporte se recuperó otro archivo de esa misma temática.

Además, en el análisis de una memoria USB se recuperan 1.984 ficheros de imágenes y vídeos "todos ellos con aparente temática naturista pero desarrolladas en entornos cerrados en las que se muestra a menores de edad desnudos, casi todos preadolescentes y con numerosas escenas focalizadas en la zona genital", según la resolución.

La magistrada señala que "con estas imágenes y bajo el amparo de una supuesta temática naturista, el acusado satisfacía su ánimo libidinoso", por lo que le condena por un delito de posesión de pornografía infantil.

Además de la pena de prisión y la libertad vigilada, se le impone la inhabilitación especial para empleo, cargo público o ejercicio de cualquier oficio o profesión que pueda tener relación con menores de edad y obligación de hacer un curso de educación sexual.

Para la jueza, la temática de las imágenes "no es propiamente naturista como tal, sino que amparado en esta temática se crea una excusa personal para acceder al visionado de imágenes de menores desnudos, y localizadas o centradas muchas de dichas imágenes en la zona genital de los menores", sin que exista contacto con la naturaleza.

Asimismo, se indica que son imágenes "obviamente creadas en el entorno de un centro cerrado y con evidente ánimo libidinoso, ánimo por otro lado que el propio acusado ha reconocido en el acto del plenario, a preguntas de esta juzgadora, en la que reconoce que las imágenes de los menores le provocaban excitación sexual", todo ello "moralmente inadecuada máxime para una persona con la posición académica y religiosa que ostenta el acusado".

Además, precisa que se realizan previamente "una presentación de los menores intervinientes vestidos", entendiendo por todo ello que el contenido "es propiamente de posesión de pornografía infantil, aunque no se trate de una actividad sexual explícita, y sí encubierta por la naturalidad del desnudo de los menores preadolescentes".

El acusado reconoció que compró a una operadora canadiense unos videos con una de sus tarjetas de crédito y que en las mismas se veían imágenes de niños desnudos "puesto que le gusta el naturismo, pese a que no lo practica", entendiendo que la temática de esos videos "son una situación normal en esos países", que estéticamente le parecen "situaciones agradables, asimilando las escenas con algunos de los cuadros de Sorolla".

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial