Detenido por comprar productos a nombres de otras personas que obtenía de las cartas de los buzones

Actualizado 11/06/2011 13:08:40 CET

MÁLAGA, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un hombre de 37 años ha sido detenido por comprar productos de telefonía móvil o informáticos a nombre de terceras personas cuyos datos personales y bancarios obtenía, supuestamente, de la correspondencia que sustraía del interior de los buzones de correos.

Agentes de la Policía Nacional de la Comisaría de Fuengirola (Málaga), en colaboración con la Policía Local del municipio, han detenido a este hombre, de nacionalidad española, como presunto autor de delitos de estafa y usurpación del estado civil.

Los efectos los vendía a través de Internet o a particulares con los que había pactado marca y modelo o en tiendas especializadas alegando que eran productos adquiridos de forma lícita, ya que tenía toda la documentación pertinente de la transacción incluida la factura, consiguiendo al momento el dinero en metálico, según ha informado la Policía en un comunicado.

Las indagaciones se iniciaron a raíz de un servicio realizado por agentes de la Policía Local Fuengirola que habían intervenido una caja que contenía tres teléfonos móviles, con sus accesorios y documentación, tras comprobar que el nombre de la persona que recogía el paquete que le entregaba un repartidor de una empresa de mensajería, y que era conocido por los agentes, no se correspondía con la filiación del destinatario.

Según las pesquisas el individuo, ahora detenido, se introducía aleatoriamente en portales de edificios de la localidad fuengiroleña para registrar los buzones de correos con la finalidad de sustraer y recabar información personal y bancaria de los vecinos del inmueble.

Una vez tenía la información en su poder falsificaba distintos documentos, que tenía presuntamente procedentes de otros hechos delictivos, alterando los datos originales mediante un programa informático básico, cambiando los datos originales por los obtenidos en los buzones.

Cuando tenía la documentación falsificada, bien mediante llamada de teléfono o a través de Internet, compraba terminales telefónicos o informáticos, para lo cual aportaba los datos personales y bancarios que obtenía de los buzones asaltados y que coincidían con los documentos falsos en su poder que eran los que finalmente presentaba al repartidor en el momento de recoger el pedido.

Según los investigadores en algunas ocasiones este individuo había realizado las compras directamente en los establecimientos abiertos al público pero con esta modalidad había sido detenido por la Policía, motivo por el que últimamente solicitaba la entrega de los productos a través de empresas de mensajería. Al detenido le constaba en el momento de su arresto varios antecedentes por hechos similares.

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial