Economistas prevén una desaceleración en el crecimiento del turismo en Málaga para 2018 tras un año de récord

Colegio de Economistas
EUROPA PRESS
Publicado 24/11/2017 14:34:52CET

MÁLAGA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Colegio de Economistas de Málaga prevé una desaceleración del crecimiento del turismo en la provincia para el próximo año, cuando se producirá un punto de inflexión tras un 2017 de "récord", pues han cifrado en 25 millones las pernoctaciones hoteleras alcanzadas durante el pasado mes de agosto "una cifra no conocida en toda la serie histórica", ha asegurado el decano de la institución colegial, Juan Carlos Robles.

Robles ha presentado este viernes el Barómetro Económico de la provincia junto al vicedecano, Antonio Pedraza, quien ha explicado que el punto de inflexión se enmarca en un contexto de "tres años de crecimiento de turismo bestial" en los que "hemos batido auténticos récords", pero "no nos favorece la divisa, al ser muy volátil el cambio de dólar a euro".

Esto, ha continuado Pedraza, significaría que "si el euro sigue fuerte, los turistas alemanes, británicos o franceses, con un poder adquisitivo alto del euro con respecto al dólar, van a elegir destinos fuera de la zona euro, que serán más baratos", ha señalado.

A esto se une, además, según ha especificado el vicedecano, que "también se están recuperando los países que estaban afectados por temas bélicos o geopolíticos".

DATOS POSITIVOS

Por otra parte, el Barómetro de este tercer trimestre del año ha sacado a relucir que el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) en Málaga es superior al andaluz y al español, pues se sitúa en un 3,3 por ciento.

Así, han explicado que "parece moderarse" el crecimiento, al pasar del 0,9 por ciento "que estaba aumentando trimestralmente" al 0,8 por ciento. En este sentido, prevén una bajada de "al menos cinco décimas más en este último trimestre".

Además, han destacado que la cifra de paro se sitúa en el 20,88 por ciento durante el tercer trimestre del presente año, es decir, casi cinco puntos menos que la media andaluza. "Estamos empezando a ver que podemos romper con la barrera psicológica del 20 por ciento", ha valorado Juan Carlos Robles tras explicar que "es una cifra de paro que no veíamos desde hace tiempo".

En este sentido, Robles ha incidido en que el número de afiliados en la Seguridad Social está aumentando de forma interanual en Málaga, pues hay 30.442 afiliados más en 2017, a fecha de 30 de septiembre, con respecto al mismo período del año anterior.

En cuanto al número de viviendas visadas durante este trimestre se sitúa en 4.815, lo que supone un incremento interanual del 65 por ciento. "La construcción está teniendo un altísimo repunte económico", ha asegurado Robles.

Además, en cuanto a datos moderadamente positivos han resaltado que la inflación subyacente sigue contenida, aunque la evolución del precio del petróleo y el ajuste que se viene produciendo en los precios del turismo están incrementando la misma hasta cifras que en Málaga se sitúan en el dos por ciento y en Andalucía en el 1,8 por ciento.

DATOS NEGATIVOS

Por otro lado, el Barómetro Económico también ha constatado que ha habido un incremento interanual del 13 por ciento en cuanto a la disolución de empresas. Esto se produce, ha explicado Robles, porque "hay empresas que deciden no acudir al procedimiento concursal, que en España es un completo desastre, ya que depende de una ley con 14 años de vigencia y que se ha modificado en 37 ocasiones".

"El sistema concursal, el colapso judicial, y la ausencia de juzgados, ya que en Málaga no se nos ha puesto un juzgado específico de mercantil con la falta que hace" ha hecho, según el decano del Colegio de Economistas, que también haya un dato a la baja en el número de concursos.

"Como dato negativo --ha continuado Robles-- ha disminuido el crecimiento empresarial en creación de empresas", ya que hay 519 sociedades menos que en el año anterior, es decir, se han creado un nueve por ciento menos de sociedades.

A pesar de ello, Juan Carlos Robles ha explicado que "seguimos estando a la cabeza de Andalucía, pues una de cada tres empresas que se crean en la comunidad andaluza son en Málaga, "pero ha aminorado el ritmo de crecimiento".

VIVIENDA

Otro punto que han destacado ha sido la reducción de la tendencia al incremento del precio de la vivienda en Málaga, que se sitúa en el 2,96 por ciento, aunque aún está por encima de la media andaluza.

"Creíamos que el precio acelerado que vimos en el primer barómetro del trimestre --cuando hubo un incremento del cinco por ciento-- podría
generar un efecto inflacionista en la compra, pero se ha moderado, así que no creemos que sea un problema", ha afirmado el decano.

"Lo que sí vemos --ha continuado-- es que se está creando un problema con la estructura salarial, que es baja. Los sueldos de los asalariados por cuenta ajena siguen estancados, y con la inflación contenida que tenemos esto va a afectar a los trabajadores, que van a perder poder adquisitivo".

Así, ha recordado que "hace falta poder adquisitivo porque si no, no hay consumo, y si no hay consumo desplomamos la economía, por tanto, los sueldos tienen que subir". La solución a ello "es el propio crecimiento, ya que el aumento de mano de obra ocupada va a generar escasez de desempleados y por tanto, se aumentarán los sueldos".

En cuanto al alquiler turístico, han reivindicado que "necesita una regulación y un control. Coincidimos con el Consejo General de Administradores de finca en que debe hacerse través de las comunidades de propietarios, que sean ellos los que decidan el uso de explotación hotelera o residencial".

Esto está generando la masificación del centro histórico, y por otro lado, el encarecimiento de los alquileres residenciales, han explicado. Algo que sucede "porque la expectativa del propietario de un inmueble es cobrar lo máximo posible y si ve que como explotación turística va a cobrar más lo va a hacer".

El vicedecano ha señalado que, por todo ello, se esta aumentando el precio de los alquileres y "se está creando un problema". Los estudiantes "están pagando un 30 por ciento más, en este último año y medio, de lo que han pagado otros años". Además, "no hay pisos en alquiler, algo que se manifiesta sobre todo en zonas como el centro, donde los alquileres que se encuentran son a precios disparatados".

Por otra parte, desde el Colegio de Economistas han despejado toda duda de si el aumento del sector de la construcción puede volver a provocar una burbuja inmobiliaria. "Las burbujas se crean por las subidas aceleradas de precios porque es lo que incentiva el consumo inmediato para revender", "pero si se crece poco a poco se entiende que es una inversión a largo plazo, y por tanto, no hay riesgo de burbuja inminente".

"Tenemos mucha demanda de vivienda por satisfacer", han explicado tras añadir que "según las cifras demográficas en España se necesitan 400.000 viviendas nuevas, y en Málaga no se ha edificado en ocho años". Por todo ello, "no estamos ante un problema de exceso", han asegurado.

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial