Edil de Seguridad califica de "fracaso" la manifestación de bomberos y dice que deben "replantearse el conflicto"

Publicado 23/04/2017 17:50:27CET

MÁLAGA, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

El concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Málaga, Mario Cortés, ha afirmado este domingo que la manifestación de los bomberos ha sido "un fracaso" y ha criticado "la politización tan bestial" que está teniendo el conflicto, por lo que, a su juicio, "los representes del comité de huelga deberían replanteárselo y sentarse ya con nosotros a trabajar de cara a enero de 2018 para ultimar ya los detalles" en relación con la reclasificación o el bajar las guardias, entre otros.

Cortés ha asegurado que "no ha participado ni el 50 por ciento de la plantilla", ya que, "los bomberos iban con cadenas, uno a cada lado, y si te pones a contar los que había no llegaba ni a 150", por lo que "ni la mitad de la plantilla ha secundado la propia manifestación organizada".

Además, ha continuado, también con "las familias, todo el apoyo de los colectivos de Podemos, que han venido círculos de todas las partes de la provincia, sindicatos, todos los colectivos de izquierdas, bomberos de Jaén, de Granada, de Sevilla... sumando todo eso ni siquiera han llegado a 2.000 personas, luego es evidente que ha sido un fracaso".

Por ello, ha incidido, en declaraciones a Europa Press, en que "dado el fracaso y la politización tan bestial que está sufriendo el conflicto de bomberos, donde ya realmente se ven más logotipos de partidos políticos que de los bomberos, creo que los representantes del comité de huelga deberían replantearse el conflicto, sentarse ya con nosotros a trabajar de cara a enero de 2018".

Al respecto, ha añadido que "con el número de bomberos actuales la única forma de bajar el número de guardias a los que ellos quieren sería irnos a jornadas de 12 horas" y "es lo que estamos trabajando".

"Ellos quieren bajar el número de guardias, quieren trabajar menos y, por tanto, habrá menos gente de servicio, y afectará a la seguridad de la ciudad", ha comentado, insistiendo que "la única forma posible de bajar el número de guardias sin meter más efectivos, porque una oposición de bomberos tarda mínimo desde que se convoca hasta que llegan dos años, es cambiar los turnos de 24 a 12".

"Es un ejemplo de que antes de lanzar a lo loco propuestas hay que sentarse técnicamente a verlo y eso es lo que le hemos ofrecido en la mesa técnica", ha afirmado el concejal de Seguridad.

De igual modo, Cortés ha afirmado, sobre las reivindicaciones de los bomberos, que "el que tiene capacidad de negociación es el convenio colectivo", aunque ha incidido en que "lo que sí queremos es que antes de llegar a enero de 2018 se trabajen las propuestas".

"Cuando nosotros decimos que esta huelga es ilegal es que atenta contra varios artículos del derecho a huelga y varios artículos sobre la representación sindical de la Ley de Bases de Régimen local", ha recordado, al tiempo que ha precisado que "no puedes pretender por la fuerza cambiar un convenio colectivo negociado por la mayoría sindical de un Ayuntamiento", lamentado que "como ellos no se sienten cómodos con el acuerdo que se firmó intentan deslegitimarlo".

"Pero ahora qué vamos a negociar si lo que hay es el deseo de qué hay que hacer, pero el cómo se hace no es cuestión de negociación es la cuestión técnica", ha criticado, lamentando, asimismo, que "la politización --del conflicto-- es evidente". "Ha pasado de ser una reivindicación de un colectivo laboral a una reivindicación política de un partido".

Por último, el concejal de Seguridad ha manifestado que "no sé si es desconocimiento o es manipulación real de los representantes del comité de huelga con respecto a los bomberos, pero me da la sensación que es manipulación porque cada vez quedan menos bomberos en las movilizaciones, porque la gente se está dando cuenta de lo que le están pidiendo no es posible, y que les están llevando a un callejón sin salida y lo único que hacen es la huida hacia adelante", ha concluido.

Miles de personas, 4.000 según la organización y 2.000 según la Subdelegación del Gobierno, se han manifestado este domingo por las calles de Málaga en apoyo a los bomberos, quienes han salido a la calle por segunda vez "en defensa del servicio público".

Entre sus reivindicaciones se encuentran la reclasificación de funcionarios a nivel C1, la regularización de la jornada laboral, y la actualización del reglamento interno, entre otras. Además, insisten en "la pérdida de confianza" con la Jefatura.

Los bomberos llevan más de 100 días de encierro, en huelga indefinida desde el pasado 14 de marzo, la primera en la historia del Cuerpo en la ciudad, y este domingo han vuelto a manifestarse.

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies