La erosión es el principal problema de sostenibilidad de la provincia, según un informe de la Diputación

Actualizado 26/01/2011 17:29:47 CET

El estudio también advierte de que unos 45 municipios malagueños no depuraban sus aguas en 2009

MÁLAGA, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Informe de Sostenibilidad Málaga 2009, presentado este miércoles en la Diputación, ha destacado que la erosión es el principal problema de este ámbito en la provincia malagueña, afectando al 45 por ciento de la superficie. Así, desde 1997 hasta 2007 se han perdido, como consecuencia sobre todo de "la edificación masiva en el litoral", más de 10.000 hectáreas de suelo agrícola y forestal, lo que supone una superficie de bosque similar a 881 campos de fútbol.

En palabras del vicepresidente segundo de la Diputación y responsable provincial de Medio Ambiente, Miguel Esteban Martín, que ha comparecido en rueda de prensa, junto al coordinador del informe, Saturnino Moreno, la costa malagueña "ahora" sufre "una resaca enorme" de la actividad turística y del sector de la construcción, por lo que "irremediablemente tenemos que caminar hacia un modelo sostenible".

Según este informe, la "elevada" utilización de agua, pesticidas o abonos químicos; la sobreexplotación y contaminación de los acuíferos; la importante pérdida de suelo en el olivar y en los viñedos malagueños; la extensión de incendios forestales; la despoblación del interior rural, y el aumento del pastoreo, son otros de los factores que han llevado a esta situación.

Entre 2003 y 2007, el suelo residencial se incrementó en un total de 5.079 hectáreas, identificándose en la Costa del Sol Occidental un 66,57 por ciento de las transformaciones a nivel provincial. La pérdida de suelo agrícola a favor de éste fue "significativa" en las comarcas de la Axarquía --29 por ciento--, Antequera --11,79 por ciento-- y Valle del Guadalhorce, mientras que la de suelo forestal alcanzó 5.120 hectáreas.

AGUAS

Por otro lado, este informe ha advertido de que unos 45 municipios malagueños no depuran su aguas, lo que afecta a 1,2 millones de habitantes del total de la población de la provincia, que en 2009 ascendía a 1.593.068 personas. En concreto, las 60 Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR) ofrecen una tasa de cobertura del 76,8 por ciento.

En este sentido, Martín ha indicado que sólo el 72 por ciento de las aguas superficiales de la provincia alcanzará el buen estado ecológico en 2015; mientras que, por el contrario, el 42 por ciento de los recursos renovables anuales de los acuíferos malagueños no cumplirán los objetivos de la Directiva Marco de Aguas en la misma fecha, ya que el 69,7 por ciento de estos recursos se califican como en situación "mala" de calidad química.

De esta forma, Málaga volvió a convertirse en 2008 en la provincia andaluza con mayor volumen de carga contaminante urbana al litoral, con 122,57 millones de metros cúbicos. No obstante, presenta el mayor nivel de uso de aguas recicladas del Distrito Hidrográfico Mediterráneo --15,4 hectómetros--, con 10 de sus principales depuradoras operativas a comienzos del pasado año.

ENERGÍA

Las emisiones de gases de efecto invernadero descendieron solamente un 1,8 por ciento de 2008 a 2009, pasando de 9,62 a 9,45 millones de toneladas de dióxido de carbono equivalente. A este respecto, el diputado provincial ha destacado que, según la huella ecológica de carbono, se necesitarían 9,63 provincias de Málaga para neutralizar los gases que produce.

En su mayoría, el dióxido de carbono proviene del tráfico rodado y del consumo de energía eléctrica, que constituyeron el 74,1 por ciento en 2009 --69 por ciento en 2003--, fuentes "claramente atribuibles" a los usos de la población.

A pesar de la instalación de la nueva central de ciclo combinado en la barriada malagueña de Campanillas, que ha provocado la disminución de la cuota de la potencia de energías renovables instalada en la provincia en cerca de cinco puntos, Málaga supera el indicador andaluz, con el 41 por ciento.

Además, el consumo de energía final en la provincia se ha reducido un 7,7 por ciento respecto a 2008, principalmente, a causa del descenso de la actividad económica. Sin embargo, esta tasa se sitúa en 1,3 puntos por debajo del objetivo planteado por la Unión Europea. En cuento a su producción, Málaga fue la cuadragésimo provincia de España en 2009, con un volumen de 491.964 megavatios a la hora.

RESIDUOS

En cuanto a la generación de Residuos Sólidos Urbanos (RSU), el estudio del Observatorio Provincial de Sostenibilidad de 2009 señala una reducción del 16,3 por ciento respecto al año anterior, lo que se traduce en 756.192 toneladas. Por habitante, la media provincial alcanza los 515 kilos.

Por su parte, la tasa de recogida selectiva "se mantiene", de modo que el peso de vidrio recogido en la provincia durante 2009 se situó en 10,2 kilogramos por habitante al año --10,5 en 2008--; la de papel-cartón, en 13 --14,1 en 2008--; mientras que la ratio de envases ligeros se elevó hasta los 10 kilogramos por habitante al año --8,7 en 2008--.

Esta última cifra supuso un "considerable" aumento del 24 por ciento a nivel global, que estuvo impulsado principalmente por la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental --37,1 por ciento-- y el Consorcio de Residuos Sólidos Urbanos --24,6 por ciento--.

EMPLEO Y CLIMA

El Informe de Sostenibilidad Málaga 2009 pone de manifiesto que el 51 por ciento de los asalariados malagueños percibió ese año un sueldo bruto mensual inferior a 912 euros, que desciende en torno a 100 euros de forma neta. Esto se asocia a un modelo de servicios basado en el salario bajo y en la cualificación baja-media de los puestos de trabajo.

Asimismo, refleja una tasa de empleo total en retroceso del 43,6 por ciento en 2009, mientras que el índice provincial de desempleo se situó siete puntos por encima respecto a 2008 --26,35 por ciento--. Por su parte, la tasa de empleo femenino alcanzó el 46 por ciento, lo que refleja "una menor afectación" de la crisis a este sector.

Por su parte, la temperatura media anual de 2009 fue de 18,83 grados centígrados, que se traduce en un aumento de 1,5 respecto a la del año anterior. Además, fue el tercer año más cálido de la década, tras 2006 y 2002 y, en cuanto a las precipitaciones, uno de los más húmedos de la historia reciente de la provincia, siendo diciembre el mes más húmedo desde 1996, con 311,14 milímetros.

BIODIVERSIDAD

Además, este informe alerta de que el 15,3 por ciento de las especies de flora vascular presentes en Málaga se encuentra en peligro de extinción, una de las cuales --Nolletia chrysocomoides-- ya se ha dado por extinto. En esa misma categoría se encuentra, además, el 18 por ciento de las especies de reptiles y anfibios de la provincia.

De 2002 a 2009 se han registrado 141 colisiones por tendidos eléctricos y 81 por aerogeneradores. La mayoría de los parques eólicos de la provincia, excepto los situados en Casares, se distribuyen en las comarcas de Antequera y Guadalteba, siendo el sector donde se concentran todos los humedales continentales de la provincia, declarados a su vez como reservas naturales, LIC y Zepas y Humedales Ramsar.

En cuanto al número de incendios y conatos, se han contabilizado un total de 96 entre 2008 y 2009, lo que supone un "repunte" respecto a los últimos años. Esto ha dado lugar a 979 hectáreas de superficie incendiada, en su mayoría, correspondiente a matorral --86 por ciento--. Por su parte, las denuncias por delitos ambientales se redujeron a la mitad.

De esta forma, las 120 páginas que conforman el informe pretenden convertirse en "un instrumento de guía hacia dónde debemos caminar para conseguir una provincia sostenible", al servicio tanto de los ciudadanos como de las instituciones. Asimismo, Martín han considerado "oportuno" que las formaciones políticas recojan las acciones planteadas de cara a las elecciones municipales.

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies