Experto resalta, en los cursos de la UMA, la necesidad de ejecutar "un cambio radical" en las políticas de vivienda

Actualizado 20/07/2010 16:01:26 CET

VÉLEZ-MÁLAGA (MÁLAGA), 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

El catedrático de Urbanismo de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura (ETSA) del Vallés y director del proyecto de investigación 'Piezas mínimas y Atlas, eAM' de la Universidad de Málaga (UMA), Ricard Pié Ninot, resaltó hoy en Vélez-Málaga (Málaga) la necesidad de ejecutar "un cambio radical" en las políticas de vivienda en toda España. Asimismo, aseguró que el problema de la vivienda "no se reparte de forma homogénea en el territorio, sino que normalmente encontramos las bolsas más problemáticas en las ciudades más importantes".

En este sentido, anunció durante su intervención en el curso de verano 'Cuatro escenarios para la habitabilidad contemporánea: turismo, comunicación, sostenibilidad y patrimonio. Vivienda, modos de vida y territorio', organizado por la UMA, que en los próximos años "el 60 por ciento de la población no tendrá recursos suficientes en un mercado abierto de viviendas de precio libre en el conjunto de España".

Por este motivo, apuntó la idea de "cambiar absolutamente los criterios del libre mercado en el que se ha dejado la situación de la vivienda" e "intentar encontrar mecanismos que nos sirvan para ir solucionando cada uno de los problemas", a través "de una forma distinta a como se hacía hasta ahora".

De esta forma, consideró "fundamental" la actuación de la administración a la hora de suministrar viviendas a la población en general ya que, según explicó, los problemas son cada vez "más segmentados".

El catedrático Pié Ninot definió varios perfiles de individuos en torno a la vivienda que, por un lado, van desde una enorme población joven sin recursos económicos para acceder a la vivienda de alquiler o de compra; una población mayor que se encuentra en una situación de riesgo y de exclusión de la vivienda, porque la situación económica le puede llevar a la calle; hasta un conjunto de población que vive en viviendas históricas en condiciones bastantes precarias de calidad, arquitectónica y de consumo que rehabilitar.

Así, exigió llevar a cabo una actuación "más directa" en zonas con población en riesgo de marginación, sin viviendas, con viviendas sobreocupadas o que vive en guetos, entre otras circunstancias.

PLAN DE LA VIVIENDA DE CATALUÑA

En este sentido, Pié Ninot tomó como referencia la intervención desarrollada en torno al Plan de la Vivienda en Cataluña, que calificó como "un magnífico ejemplo de lo que, a buen seguro, debería de desarrollarse en la situación en que se encuentra la población en los últimos años después de la crisis".

Asimismo, aseguró que dicho plan responde a las previsiones económicas que, según él, "deberían irse repitiendo en todas y cada una de las comunidades autónomas". En este sentido, manifestó que la vivienda es competencia autonómica y no estatal, por lo que el Ministerio de la Vivienda sólo establece un reparto inicial ante las comunidades para que, después, cada una establezca las directrices concretas en cada caso.

En el caso de Andalucía, Pié Ninot señaló la existencia de una circunstancia "muy importante" en referencia al stock más importante de viviendas turísticas y de segunda residencia, que podría ser capaz de convertirse en "una tabla de salvación" como residencia para los andaluces y el turismo residencial, en el caso de que una parte de ese stock entre en crisis.

En este sentido, explicó que "no es otra cosa que convertirnos en primera residencia de antiguos turistas que, en condiciones de jubilación, entienden que es mucho mejor vivir en Andalucía que en su tierra".

Por otro lado, calificó la crisis como "el detonante" de la situación actual que, por su parte, aseguró "irreversible". Asimismo, manifestó que la crisis "ha sido una burbuja enorme que nos ha lastrado a todos y que ha creado un mercado ficticio" en referencia a la conversión de la vivienda de "un producto de uso o una necesidad" en "un producto financiero que ha seguido unas reglas de juego que no tiene nada que ver con la verdad".

De esta forma, consideró que "hemos de volvernos más europeos" para entender que la vivienda "es una necesidad de equipamiento para la población" capaz de producir "el beneficio necesario, pero no este beneficio especulativo que beneficia desgraciadamente el devenir de la actividad constructiva en los últimos años". Por último, aseguró, "esto no pasa en Europa".

"PAISAJE DEL TURISTA"

Por su parte, el doctor en Proyectos Arquitectónicos por la Universidad Autónoma de Madrid y experto en el panel de la Junta de Andalucía sobre Cambio Climático, Carlos Hernández Pezzi, anunció las claves para cambiar "el paisaje del turista" después de la crisis respecto a la situación futura.

En este sentido, apuntó la creación de "un turismo sostenible, que cree empleo verde, que produzca responsabilidad tanto en los usuarios como en la población afectada, que tenga mucho respeto por el patrimonio y la cultura local, y que no se base sólo en la masificación o en el desarrollo intensivo como hasta ahora el turismo de sol y playa", entre otros. "Hay una cantidad de gama que se pueden explorar sin necesidad de caer en el turismo masivo", aseguró.

Las causas de esta situación, según Hernández Pezzi, residen en la burbuja inmobiliaria "clásica", que estuvo "tapada" durante años y que permitió la construcción de casi 800.000 viviendas al año en España. Sin embargo, anunció que la realidad alcanzó las 600.000 viviendas en los últimos cinco años "disfrazada" bajo la idea de que llegaban más turistas y, por tanto, más riqueza que, por su parte, calificó como "una barbaridad".

De esta forma, explicó que el empleo generado en torno a esa burbuja se convirtió en "una crisis sin precedentes" derivada de una caída "impresionante" de 4,5 millones de parados. En este sentido, apuntó que, al menos, un millón pertenecen al sector de la construcción ligado al turismo.

En referencia a Málaga, aseguró que destinos como Marbella, Torremolinos o la Costa del Sol Occidental "tienen todavía muchas oportunidades de mejorar, de que sean triunfalistas y de que pueden ofrecer mucha calidad si mejorar su oferta", a pesar de "las consecuencias de la etapa Gil y de la corrupción inmobiliaria de algunos ayuntamientos". En este sentido, confió en las posibilidades de dicho curso para "contribuir" en esa mejora o como "nueva forma de sacar herramientas para el futuro".

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies