La exposición de Francisco Leiro se despide del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga con más de 35.000 visitas

Escultura Francisco Leiro
CAC MÁLAGA
Publicado 08/01/2018 13:14:13CET

MÁLAGA, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

La exposición de Francisco Leiro se ha despedido del Centro de Arte Contemporáneo (CAC) de Málaga con 36.824 visitas. Entre esculturas y dibujos, la muestra ofrecía más de 40 obras del artista gallego entre las que se encontraban alegorías a El Quijote, la estatua de un dios de más de tres metros, figuras antropomorfas o escenas relacionadas con la masacre de Alepo (Siria).

Francisco Leiro realiza esculturas como una alegoría de la vulnerabilidad y la fragilidad humana, ha explicado el CAC en un comunicado. La realidad pasa a ser una ficción más, una construcción de las personas, donde Leiro ejecuta un juego de ambivalencia entre el lenguaje literal y el figurativo.

El artista formó parte, en la década de los 70, del grupo surrealista Foga, acentuándose en esos momentos en su escultura la mezcla de elementos surrealistas y de una figuración más lánguida que mostraba la parte más sarcástica de la condición humana.

En esos años, celebraba su primera exposición individual en la Sociedad Cultural de Cambados en 1975, con solo 18 años. A comienzos de los 80 participó en la última exposición colectiva de Atlántica, que según el centro artístico, surgió no como un movimiento, sino como un grupo de personas que pretendían "discutir el país", y que protagonizaron un cambio de dirección en el arte español.

A finales de los 80, cuando se trasladó a Nueva York, su trabajo se dinamizó hacia, cada vez, un mayor interés en la abstracción de la figura y el cuerpo. En los 90 se produce una progresiva desaceleración de elementos oníricos, la imaginación se pone al servicio de resultados más formales que efectistas o narrativos y va abriendo el camino hacia los cambios producidos del 2000, donde se impone un ritmo más atento a la realidad.

Así, podían verse en la exposición varias obras de temática social, tratando las guerras, desastres o la violencia, entre otros. Para Leiro "el arte es un compromiso con la vivencia y el pensamiento autobiográfico", ha asegurado el CAC.

También se expusieron dos grupos escultóricos relacionados con la 'Divina Comedia', de Dante Alighieri. Por un lado, 'Supervisor y tres acarreadores'; y por otro, los tres 'Aluguer', que cargan con el peso de lo que parece ser la figura de una persona.

Formaban parte también de la exposición una serie de esculturas más surrealistas y antropomorfas. Entre ellas 'Madama', 'Cronos', 'Ponte', 'Moscón' y 'Mosquita'. Además, también relacionadas con el antropoformismo se expusieron 'Patas arriba verde' o 'Patas arriba negra', en las que medio cuerpo son una palmera, como los tambores de las columnas clásicas, y con los pies hacen el pino, siendo solo una parte de su cuerpo, su tronco, el tronco literal de una palmera, y como hojas, los pies agitados de las figuras.

La tradición gallega, ha informado el CAC, siempre ha estado muy ligada a la muerte, pues tienen su propio culto y la viven con naturalidad. Hay procesiones de ataúdes, donde se encierran personas para celebrar la vida, han asegurado.

Así, entre las obras de mayor tamaño se encontraba 'Lugh', una escultura de más de tres metros de largo que estaba tumbada dentro de un féretro transparente, mostrando toda su majestuosidad como el dios celta Lugh, han informado. También relacionado con los gremios, la muerte y los ataúdes, se encontraba 'Box' o los 'Lázaros'.

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial