Exteriores confía en que las negociaciones del Foro de Diálogo concluyan antes de abril

Actualizado 27/01/2006 12:08:44 CET

MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Asuntos Exteriores confía en que las negociaciones del Foro tripartito de Diálogo --en el que participan España, Reino Unido y Gibraltar-- concluyan antes del mes de abril, según explicó anoche el director general de Política Exterior para Europa y Norteamérica, José Pons.

"A mí me gustaría que (el final de las negociaciones) sea antes de abril", dijo Pons tras asistir al acto central del Día de la Memoria del Holocausto y la Prevención de los Crímenes contra la Humanidad que se celebró en el antiguo Paraninfo de la Universidad Complutense.

El negociador español en el Foro de Diálogo se mostró confiado en que habrá "buenas noticias" en las próximas semanas. Pons se reúne hoy en Málaga con el ministro principal de Gibraltar, Peter Caruana, para intentar diseñar el calendario de reuniones tripartitas para los dos próximos meses.

Este encuentro precederá al de ambos con el negociador británico, Dominick Chilcott, en las próximas semanas en un lugar aún por determinar del Reino Unido y a la definitiva reunión ministerial entre Miguel Ángel Moratinos, Jack Straw y el propio Caruana, en la que se tendrían que firmar los acuerdos a los que lleguen las tres partes.

Tanto el Gobierno español como el gibraltareño desean que este último encuentro se realice antes de que Chilcott abandone en abril su actual cargo, ya que a partir de ese momento será embajador británico en Sri Lanka y las islas Maldivas.

El Ejecutivo del Peñón indicó la pasada semana que se han logrado progresos en la negociación con España y Reino Unido sobre la reclamación de los ex pensionistas españoles del Peñón. En este sentido, expresó su confianza en que "pronto" se logre un acuerdo, que estaría ligado a los otros en negociación como son el uso conjunto del aeropuerto, el fin de las reparaciones de submarinos nucleares británicos en Gibraltar, las telecomunicaciones y una mayor fluidez en el paso de la Verja.

La Asociación Linense de Pensionistas Españoles de Gibraltar (Alpeg) cifraba a finales de 2004 en 36 millones de euros el montante que deben las autoridades británicas y gibraltareñas al colectivo español, por lo que en la actualidad la cifra podría sumar alrededor de 40 millones de euros.

De esta forma se subsanaría el perjuicio que han sufrido este grupo de ex trabajadores españoles en sus pensiones no contributivas. En principio, recibirían un pago único a modo de compensación incluyendo, en aquellos casos, a los herederos de los pensionistas que ya han fallecido.

El Gobierno español podría adelantar una serie de pagos asumiendo un porcentaje pequeño de los mismos y Pons tiene previsto reunirse en febrero con representantes de Alpeg para informarles de los últimos avances.

NEGOCIACIÓN DEL AEROPUERTO

En lo que se refiere al uso conjunto del aeropuerto de Gibraltar, las tres partes prosiguen las negociaciones de dicho acuerdo con tres escollos aún por cerrar: la ubicación definitiva de la terminal, la presencia o no de Fuerzas de la Seguridad españolas en la misma y el problema de que Gibraltar no esté dentro del espacio Schengen.

En 1987, para hacer posible la liberalización de los vuelos intracomunitarios, España y Reino Unido llegaron a un acuerdo para el reparto del control de los pasajeros entre una terminal española y otra británica, estableciéndose un mecanismo de consultas bilaterales para la concesión de derechos de tráfico a terceros.

Los gibraltareños, que participaron en la negociación del acuerdo, se opusieron posteriormente a la aplicación del mismo. En aquella ocasión, el Ejecutivo gibraltareño --presidido por Joe Bossano-- justificó el rechazo por suponer un paso atrás en su soberanía.

Cuando se iba a establecer un vuelo desde Gibraltar hasta otro lugar, el Reino Unido consultada al Gobierno local. Sin embargo, el uso conjunto implicaba que esta consulta se estableciese únicamente entre Londres y Madrid. La metrópoli ha mantenido hasta ahora el control del aeropuerto ya que las autoridades gibraltareñas no tendrían capacidad para poder sufragar los costes de su mantenimiento.

Para solventar una situación que se estimaba sería transitoria en 1987, España y Reino Unido acordaron la incorporación de dos cláusulas en determinadas normas comunitarias sobre transporte aéreo.

Esas cláusulas salvaguardan desde entonces las respectivas posiciones jurídicas de las dos Partes acerca de la disputa sobre el istmo y suspenden la aplicación de las normas en cuestión a Gibraltar hasta que no se ponga en aplicación el acuerdo sobre el aeropuerto.

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies