Griñán pide a Gámez que no haga una campaña "sucia" por la Alcaldía y que convoque la ilusión de los malagueños

Griñán y Gámez en el acto de presentación de la candidatura a la Alcaldía de Mál
M.G
Actualizado 31/07/2010 0:53:32 CET

La candidata socialista, convencida de la victoria en las elecciones municipales, dice que el ayuntamiento necesita "aire fresco"

MÁLAGA, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Junta de Andalucía y secretario general del PSOE andaluz, José Antonio Griñán, solicitó hoy a la candidata socialista a la Alcaldía de Málaga, María Gámez, que no haga una campaña "sucia" en las elecciones municipales de 2011, sino que "convoque la ilusión de los malagueños".

Así, trasladó a Gámez, cuya candidatura fue presentada este viernes, que no tiene que ser "la adversativa de un proyecto acabado" sino la alternativa: "un proyecto nuevo que se tiene que hacer para que los demás vean el futuro que les aguarda en Málaga". Griñán apostó por "fortalecer la autoestima" de los malagueños y recordó que ésta es una tierra "emprendedora, de gente más de acción que de especulación".

Según Griñán, su partido está ante un compromiso "que no es fácil": "es un proyecto que necesita trabajo, lealtad y hoy es el primer día de un cambio". Además, insistió en que la campaña que haga el PSOE debe ser "para hablar con Málaga y los malagueños".

El liderazgo, según el secretario general de los socialistas andaluces, "es el que mueve a los pueblos", y agregó que el PSOE quiere "una alcaldesa líder, que saque del conformismo a los malagueños". "Aquí, desde hace años, vivimos un proyecto cansado --en referencia al del PP-- y éste no es tiempo para echar balones fuera sino para definir qué queremos hacer y compartirlo con los malagueños", aseveró.

"Ser malagueño no es estar contra algo sino sentirse a gusto y desde hace años aquí se incita el anti tal y el anti cual", lamentó Griñán, quien rememoró cómo veía Málaga a través de los ojos de su madre, malagueña, desde Madrid: "mi madre y mi abuelo me hablaban de su luz y de su mar, imaginaros lo que era para un niño de la posguerra eso".

Griñán recordó que esta ciudad, para él, "siempre fue una ilusión": "cuando la conocí me di cuenta de que Málaga acoge y te da un sentimiento de libertad que no vives en otros lugares". "Aquí gusta la libertad, en su escudo dice 'siempre denonada' y ese denuedo, esfuerzo y atrevimiento lo tiene María Gámez", apostilló, y confió en que ese "espíritu libre, arriesgado, innovador, esforzado y atrevido" llegue a la Alcaldía de la capital.

El presidente de los andaluces alabó a la candidata socialista, de quien dijo ha vivido cosas que han fortalecido su carácter y su forma de ser. Señaló, durante su alocución, que tanto él como la propia Gámez hacen 'footing': "cuando corres distancia aprendes que corres con las piernas, resistes con los pulmones y ganas con el corazón". "Eso es lo que te quiero decir, que para ganar hace falta corazón", le trasladó Griñán.

EL PP, "AGOTADO"

El líder de los socialistas andaluces admitió que la campaña electoral se realizará en momentos "muy difíciles", donde los ciudadanos sienten "cierta desafección" hacia la política. Sin embargo, consideró que el proyecto del PP en la capital está "agotado".

"Está buscando las culpas en otros, buscando responsabilidades ajenas y siendo muy poco de afrontar los problemas, además de ser un ayuntamiento endeudado que tiene poca voluntad de cambio y de seguir haciendo cosas", subrayó. Por ello, con el proyecto de los socialistas, dijo, se trata de "convocar la ilusión a los malagueños".

Griñán indicó a Gámez que "la voluntad tiene que ser de hierro". "Lo que haya de ser, será, pero existen muchas más probabilidades de que no salga bien cuando no se tiene corazón, es decir, sensibilidad; cuando no se tiene entendimiento, es decir inteligencia; y cuando no se tiene voluntad, y tú tienes todo eso y, además, un partido detrás espectacular", declaró.

Además, puso como ejemplo a la selección española de fútbol, un espejo en el que mirarse, dijo, e hizo una advertencia a su propio partido: "no busquéis simplemente razones de militancia que nos agraden sino la mejor persona en cada sitio, la que sepa cuando habla de lo que habla".

RESPONSABILIDAD Y ESTÍMULO

Por su parte, María Gámez, actual delegada del Gobierno de la Junta en Málaga, se mostró muy ilusionada con este nuevo "reto" y aseguró que supone "una gran responsabilidad que le sirve de estímulo, no de temor".

'Levántate, esta vez vamos a luchar, el futuro ha vuelto a la ciudad, no lo dejes escapar, es tu aliado'. Bajo este estribillo, de la canción 'Levántate' de Marta Sánchez, María Gámez inició su andadura como candidata socialista. "Llego con toda la ilusión", aseveró.

Gámez, al igual que hizo Griñán, recordó la profesión de farero de su padre, ya fallecido, donde el servicio público era "la esencia". "Cuidaba de gente anónima de forma anónima, sin esperar recompensa ni reconocimiento público, tanto de día como de noche, como lo hacemos los políticos", argumentó y añadió que su modesto entorno le forjó y recordó que "el único pasaporte para la libertad es la educación". "El único método infalible para ser tú misma era el esfuerzo y la superación", puntualizó.

"Hay que esforzarse por lo que uno cree", aseguró, y añadió que, además, "hay que saber aprovechar las oportunidades y apoyarse en los demás". Recordó que es la menor de 11 hermanos y que aprendió el valor de la solidaridad porque la practicaron con ella cuando un benefactor pagó sus estudios ante la falta de recursos de su familia.

"Aprendí a ser agradecida por mi suerte, pero también que había que luchar para que el futuro no dependiera de la suerte", dijo Gámez, quien se mostró "orgullosa" de ser socialista.

CIUDAD "CON EL FRENO ECHADO"

La candidata del PSOE destacó de Málaga su capital humano e intelectual, su carácter emprendedor, su "enorme potencial" y a los jóvenes "inconformistas que no quieren que nadie les pinte su futuro". "Málaga necesita escuchar voces nuevas, miradas nuevas, caminos nuevos y los socialistas vamos a escucharles, mirarles y caminar con ellos", aseguró.

La aspirante a la Alcaldía manifestó que las ciudades y las personas "se adormecen sin debate, sin discusión y sin críticas". Consideró que hoy la capital está "peor que hace 10 años": "la ciudad avanza, sí, pero avanza con el freno de mano echado, perdiendo grandes oportunidades, y si no avanza más es porque el conductor de la ciudad pisa más el pedal del freno que el del acelerador".

"Málaga necesita nuevos liderazgos, que sean compartidos y colectivos", precisó Gámez. Además, se mostró convencida de su victoria en los próximos comicios para contar, afirmó, con un ayuntamiento "moderno, de aire fresco, de sueldos transparentes y coherentes, de gestión ágil y de apuestas tecnológicas". Un ayuntamiento 2.0 en el que "tendremos que trabajar con ganas y con coraje".

La socialista, arropada por unas 300 personas, contó también con la presencia del secretario general de la Agrupación Socialista de Málaga capital, Bernardino León Gross, y del líder de los socialistas malagueños, Miguel Ángel Heredia, quienes alabaron a su candidata y señalaron que la ciudad necesita "un cambio" y un proyecto político "ganador, con cabeza, corazón, alma e ilusión".

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies