La Guardia Civil desarticula un grupo delictivo dedicado a estafar a compañías de telefonía móvil

Efectos intervenidos en una operación en Málaga
EUROPA PRESS/GUARDIA CIVIL
Actualizado 27/12/2012 15:02:11 CET

MÁLAGA, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes a la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Málaga han desarticulado un grupo delictivo, todos ellos pertenecientes a una misma familia de nacionalidad rumana, que, supuestamente, estafaban a las compañías de telefonía móvil mediante la usurpación de la identidad de verdaderos clientes.

La investigación se inició el pasado mes de junio tras la denuncia interpuesta por una de las principales compañías de telefonía móvil del país. En la operación han sido detenidas cuatro personas, miembros de una familia, que residían en la localidad malagueña de Mollina, centro de operaciones de su principal actividad delictiva.

En concreto, la citada compañía detectó un posible fraude mediante la localización de una serie de clientes a lo largo de la provincia de Málaga, a los que figuraban impagos en sus facturas, existiendo siempre un nexo de unión entre ellos, bien por la alternancia de un número de teléfono o por la de un domicilio.

Tras la detención se pudo demostrar que, al parecer, el cabecilla del mismo se hacia pasar por un verdadero cliente, facilitando por teléfono datos claves que no levantaban sospechas, ni a la compañía telefónica, ni al servicio de mensajería que le llevaba los terminales a su domicilio, falsificando incluso la firma del autentico cliente.

Los delincuentes trabajaban como si se tratara de "una oficina ambulante", según ha informado la Guardia Civil a través de un comunicado, ya que, llevaban varios teléfonos móviles perfectamente numerados e identificados para cada transacción concreta para no confundir los pedidos solicitados a la operadora, haciéndose pasar por el cliente en cuestión.

Una vez recibidos los terminales de teléfono por paquetería en domicilios distintos de la provincia, hecho que realizaban de esta manera para no levantar sospechas y dificultar la posible investigación, los ponían a la venta a personas que desconocían su procedencia ilegal, llegando a vender más de 100 unidades de teléfonos móviles.

Por todo ello, la Guardia Civil realizó un registro domiciliario, autorizado por la autoridad judicial, en la vivienda de los delincuentes, donde se hallaron multitud de efectos relacionados con la investigación.

Entre los efectos encontraros figuran 'smartphones' de última generación, tarjetas SIM de distintas compañías de telefonía, documentación y agendas con clientes, elementos para la falsificación de documentos de identidad, e incluso listados de las personas suplantadas, para los que se les establecía un móvil de gestión perfectamente identificado con una letra o número, todo ello para evitar confusiones con los teleoperadores en el momento de transmitir datos claves de identificación de los clientes suplantados.

Así, se pudo demostrar que estos hechos se realizaban a lo largo de la provincia de Málaga, incluso afectando a la de Sevilla, llegando a defraudar más de 50.000 euros a una sola compañía de telefonía.

Además, ha quedado acreditada la participación de todos los detenidos en la organización, decretando el correspondiente juzgado de instrucción, el ingreso en prisión del cabecilla de la misma, al ser considerado por los investigadores como el ideólogo del procedimiento fraudulento.

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies