Indemnizan a la familia de una paciente fallecida por los daños sufridos tras caerse de una cama

Actualizado 28/04/2011 15:15:15 CET

MÁLAGA, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha emitido una resolución en la que estima parcialmente la reclamación interpuesta por los servicios jurídicos de la asociación de El Defensor del Paciente en representación de la familia de una enferma fallecida por los daños sufridos tras caerse de una cama en el Hospital Costa del Sol de Marbella (Málaga).

Según la resolución, a la que ha tenido acceso Europa Press, el SAS ha resuelto indemnizar con 12.000 euros --la familia pedía cerca de 87.200 euros-- a los hijos de una paciente, que en el momento de los hechos tenía 83 años y que respondía a las iniciales de J.M.L., por las complicaciones derivadas tras caerse de una cama poco después de su ingreso en la Empresa Pública Hospital Costa del Sol de Marbella el 29 de diciembre de 2005.

En concreto, la resolución reconoce probado que los hijos de la paciente acompañaron a su madre en el Servicio de Urgencias de este hospital hasta las 2.00 horas de la madrugada del 20 de noviembre del mismo año, momento en el que una doctora de dicho centro les informó que iban a trasladarla a una cama de observación, por lo que los familiares podían marcharse a su domicilio.

No obstante, cuando los familiares regresaron a las 7.00 horas del mismo día se encontraron ya a la madre vendada desde la pierna hasta la cadera, siendo informados en ese momento que había sufrido una caída desde la cama.

En este punto, disiente la familia, ya que entendía que la caída había sido desde una camilla, según ha puntualizado a Europa Press el letrado Francisco Damián Vázquez, abogado de El Defensor del Paciente y quien ha tramitado la defensa. Sea como fuere, el hospital sí reconoció que la paciente se cayó desde una cama a la que no se pusieron barandillas de seguridad.

Tras realizarle una radiografía a la afectada se observó una fractura de la cadera derecha, lo que motivó su ingreso en el Servicio de Traumatología, aunque su evolución fue negativa hasta que finalmente falleció el día 29 de diciembre de 2005 en el propio hospital.

A este respecto, el Consejo Consultivo de Andalucía reconoce que la caída le provocó un "sufrimiento añadido", indemnizando a los hijos de la paciente en la cantidad de 12.000 euros como daño moral. El abogado defensor denunció también durante este proceso la retirada de Sintrom (anticoagulante) y una serie de deficiencias en la asistencia medica prestada y cuidado de la paciente.

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial