José Luis Puche propone en la muestra 'Como nieve que baila' del CAC Málaga un diálogo entre lo natural y artificial

José Luis Puche en 'Como nieve que baila' en el CAC
CAC
Publicado 17/05/2018 13:10:08CET

La exposición se compone de 29 obras, muchas de ellas creadas ex profeso para esta ocasión

MÁLAGA, 17 May. (EUROPA PRESS) -

El Centro de Arte Contemporáneo (CAC Málaga) acoge la muestra 'Como nieve que baila', una exposición compuesta por 29 pinturas inéditas del artista malagueño José Luis Puche con la que muestra saltos al vacío, escenas de animales, situaciones enigmáticas, juegos visuales o envases blíster de pastillas que se entremezclan con la realidad de los personajes y con lo que el artista descompone la perspectiva, estableciendo visiones diferentes y narraciones alternativas simultáneas.

'Como nieve que baila' muestra un diálogo entre lo natural y lo artificial. Puche, que se ha mostrado orgulloso de exponer en el Centro de Arte Contemporáneo, ha explicado que se trata de 29 obras que arrancan desde 2015 y donde se puede observar "cómo voy aplicando la técnica el carbón y cómo voy evolucionando".

Así lo ha explicado este jueves el artista en rueda de prensa, acompañado por el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; la concejala de Cultura, Gemma del Corral; y el director del CAC Málaga, Fernando Francés.

"La parte formal me preocupa mucho, porque los artistas somos, a fin de cuentas, investigadores de lo visual: los literatos escriben libros, los artistas pintamos cuadros", ha asegurado, al tiempo que ha precisado que se preocupa "mucho" por encontrar nuevas fórmulas de llegar al espectador. En este caso, ha explicado, con la aplicación del carbón.

Para Puche, "en un papel mío lo que ocurre en este caso no es un dibujo, es un acontecimiento". Es más, ha afirmado que la narrativa de ese acontecimiento "comienza una vez que el espectador empieza a mirar el cuadro. No hay narrativa previa pactada, sino que esa narrativa comienza a través del propio recuerdo".

En las pinturas, muchas de ellas creadas ex profeso para la muestra, Puche muestra unas inquietantes imágenes pop que se presentan como fotogramas de algo ya pasado o soñado que desestructuran la percepción del espectador, obligándolo a agudizar la vista y el intelecto.

Puche ha recordado que es de profesión historiador de arte: "Nadie me ha dado clase ni en dibujo, ni en pintura, simplemente he aprendido de la observación, lo que me ha ayudado a agudizar la mirada".

"Mi dibujo nace con la esperanza de ser una pintura, pero que al final se da cuenta de que no tiene más remedio que conformarse con que tenía que ser, un dibujo", ha afirmado, añadiendo que, no obstante, pueden ser interpretados sus pinturas como dibujos o como cuadros: "pasa por varias etapas en su proceso".

Para él, su trabajo no es algo netamente estético, sino que contiene una carga conceptual basada en el humanismo, motivado por sus estudios. Sus primeros trabajos fueron más enfocados a una cierta abstracción, pero tras su estancia en Roma comenzó a crear piezas realizadas básicamente con etiquetas y ensamblaje de objetos.

Pronto volvió a la figuración y vinieron los primeros premios, las exposiciones colectivas e individuales y su presencia en ferias de arte. En la exposición podrán observarse obras con la nueva técnica que actualmente Puche utiliza, donde pinta primero el dibujo con carbón graso al que luego da un baño de agua. Los trazos fluyen entonces hacia abajo, dejando un nuevo registro sobre el que seguir trabajando con carbón, lápiz de color y pastel. Y vuelve a repetir el proceso.

El resultado es una obra con un marcado carácter orgánico, donde el dibujo se hace a sí mismo y no todo está controlado desde el principio. Utiliza los colores según lo que le demanda el propio dibujo, a veces en solo blanco y negro, en otras ocasiones con otros matices.

En cuanto al título de la muestra, ha explicado que "todo parte" con Claude Debussy (St. Germain-en-Laye, 1862 - París, 1918) que compuso 'The snow is dancing' dentro de una suite en la que Puche encuentra cierta relación con su trabajo.

"Él decía que si cerrabas los ojos mientras escuchas la suite podías observar la nieve que caía y encuentro mucha relación de esa teoría con mi trabajo". "Cuando ves un dibujo mío cuando se está haciendo --ha continuado-- ves que el agua conforme va cayendo parece que va bailando".

Por otro lado, en cuanto a los formatos de su obra ha dicho tomárselos "muy en serio" tanto un dibujo de 20 centímetros como de seis metros: "lo importante dentro de ese trabajo es la idea, ya que donde más tiempo estoy en elaboración es en el proceso creativo de la obra no en el formato".

La exposición está compuesta por 'Cómo nieve que baila' (2018), 'Air 6' (2016) y 'Counting Coup' (2017), 'Westside in Santa Monica' (2018), 'Air 2' (2016), 'Air 7' (2016), 'Gonosiana' (2015), 'House of cards' (2015), y 'Duluth' (2015)

'Aspen Colorado' (2018), 'North River' (2016), 'Sue y la amiga V' (2016), 'Tatto' (2018), 'Cat, Black, Shoes' (2016), 'El jardín de Voltaire' (2018), 'Breaking ice' (2018), 'Full stars' (2017), 'Pavana para un vuelo '(2018), 'Köchel para Claude' (2018), 'Caravan I '(2015), 'El nombre de los pájaros' (2017), 'Sabali' (2016), 'Invincible' (2018), 'Encouraged to win' (2018) y 'De cualquier forma, de cualquier lugar' (2016), son otras de las obras, junto con 'Beagle1' (2017), 'Siroco' (2017), 'Afternoon of rays' (2017) y 'Reforms in the museum'.

Por último, el artista ha afirmado que "esta exposición es un trabajo completo donde cada cuadro está hecho de un modo personalizado, una exposición hecha golpe a golpe, gota a gota y obra a obra. La violencia en la labor procesual está presente, pero no visto desde el lado perverso humano, sino desde el modo orgánico al que la naturaleza crea sus territorios, desde la belleza, como a la manera en que un volcán con su erupción y lava crea una isla".

"Son dibujos, que nacen con el espíritu de ser pintura al someterse al agua, pero que finalmente no pueden renunciar a la esencia de para lo que fue creado, que es el dibujo", ha concluido.

El alcalde de Málaga, por su parte, ha valorado "la carrera sólida y ascendente" del artista: "los malagueños van a sentir el orgullo viendo las obras de Puche hasta agosto", ha incidido el regidor, al tiempo que ha destacado la proyección de la Málaga cultural.

El director del CAC, de igual modo, ha destacado la influencia del centro de arte en los artistas de proximidad y se ha referido a la obra de Puche "que no pasa desapercibida a la mirada de otros artistas". "Obra de José Luis Puche evoluciona de forma muy hacia lo intelectual", ha agregado, señalando que "no nos conmueve la técnica nos conmueven las ideas".

"Como si de un déjà vu se tratase, su obra se filtra en la mente del espectador con una extraña familiaridad con sutiles matices surrealistas. Imágenes de cine negro como una suerte de reliquias de un mundo perdido", ha relatado, precisando que "con una obra de sólida formación académica, Puche se aleja de esa noción de truculencia, oscuridad y cinismo que contamina cierto arte actual, gracias a esa peculiar visión 'optimista' que caracteriza sus obras", ha concluido.

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial