La Junta inicia una campaña enfocada a las consecuencias en los hijos de las víctimas de malos tratos

Actualizado 09/11/2011 20:22:56 CET

El año pasado, 104 menores fueron atendidos por estos motivos en Málaga

MÁLAGA, 9 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Andalucía ha iniciado este miércoles en el Instituto Santa Bárbara de Málaga capital la campaña de concienciación con motivo del día 25 de noviembre, Día contra la Violencia de Género, que lleva por lema 'Por favor, no hagas daño a mi madre' y que trata de reflejar los daños colaterales que en los menores producen las situaciones de malos tratos contra la mujer.

Durante todo el mes, el Gobierno andaluz difundirá esta realidad en centros educativos desde el convencimiento de que la educación contra la violencia sexista "es una herramienta fundamental para evitarla".

En el acto de este miércoles han participado la delegada del Gobierno andaluz en Málaga, Remedios Martel, la delegada para la Igualdad y el Bienestar Social, Ana Navarro, y la coordinadora provincial del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), Carmen Rosa Torres.

'Por favor, no hagas daño a mi madre' trata de reflejar el drama y secuelas psicológicas que la violencia contra sus madres deja en muchos menores. Las consecuencias incluyen problemas de socialización, de integración, síntomas de estrés, síntomas depresivos y alteraciones del desarrollo afectivo.

Así, el año pasado, 104 tuvieron que ser atendidos en Málaga por estos motivos. "Miles de niños conviven en nuestro país con estas situaciones. No lo podemos permitir. Lo mismo que tenemos la obligación de protegerlas a ellas tenemos la obligación de hacerlo con los más pequeños. Son el eslabón más débil de la cadena y en muchísimas ocasiones sus infiernos son iguales o peores que los de sus madres", ha señalado Martel.

"Cada vez que abordamos la tragedia de la violencia de género me invade una sensación de derrota, pero, en seguida, me repongo porque desde las administraciones tenemos que hacer todos los esfuerzos del mundo y alguno más por combatir esta lacra", ha reflexionado la delegada, que ha detallado que en la provincia se registraron el año pasado 5.890 denuncias por violencia de género; o, lo que es lo mismo, 16 denuncias por diarias.

La delegada del Gobierno andaluz ha considerado que "los datos son fríos y las estadísticas, mientras no se reduzcan al cero absoluto, serán malas", apuntando que "no podemos permitir ningún tipo de violencia en una sociedad que estamos construyendo con las bases de justicia, equidad, igualdad de derechos y oportunidades".

Así, Martel se ha dirigido a los jóvenes asistentes y les ha instado "a ser valientes y a no mirar hacia otro lado" cuando detecten algún caso de violencia machista. "Las mujeres tenemos que ser valientes. Tenemos que saber que es necesario denunciar para poner freno a estas situaciones dramáticas. Pero esa valentía a la que animo a las mujeres que pasan por este mal trago se la traslado también a familiares, amigos, vecinos...", ha manifestado.

Así, se ha referido a una estadística en la que se indica que de las denuncias por malos tratos, el 75 por ciento se presentaron mediante atestado policial y "sólo" un ocho por ciento procedieron de las propias víctimas o de sus familias. "Nadie puede mirar hacia otro lado parapetándose en huir de los problemas. Moralmente no lo podemos permitir", ha apostillado.

"En este asunto, desde la Junta de Andalucía aplicamos la misma máxima que en otros vitales como los accidentes de tráfico. Mientras haya una sola víctima estaremos muy lejos de nuestro objetivo. Como Gobierno andaluz, evidentemente estamos redoblando esfuerzos para luchar contra esta lacra social", ha apuntado.

Desde el IAM mujeres e hijos cuentan con una red institucional a su disposición para darles cobertura, antes incluso de presentar denuncia. Se trata del servicio de acogida, de las ayudas económicas, de la atención psicológica, la formación e inserción laboral, los programas de estancia de tiempo libre o la asistencia jurídica y legal.

La Junta de Andalucía considera, así mismo, imprescindible tanto el incremento de recursos como la formación especializada de agentes de Policía Nacional y Guardia Civil. En este sentido, Martel ha expresado su reconocimiento a la labor desarrollada por el Gobierno de España, ya que en los últimos años, los puntos de atención especializada de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en Málaga pasaron de seis a siete y el número de especialistas, de siete a 16.

"Nos encontramos ante un problema de Estado y no caben fisuras. Ni fisuras, ni estrategias partidistas. La unidad de acción es esencial para conseguir que algún día dejemos de organizar campañas y actos como éstos", ha concluido.

Málaga ofrecido por
Málaga Ciudad Genial
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies